Despliega el menú
Zaragoza

sucesos

A prisión el joven que clavó un cúter a otro en el cuello por un ajuste de cuentas en Tauste

La Guardia Civil busca ahora a las personas que acompañaban al agresor y a quienes quemaron su coche.

La Guardia Civil hizo un minucioso registro de la caseta de campo donde se produjo la tentativa de homicidio en Tauste.
La Guardia Civil hizo un minucioso registro de la caseta de campo donde se produjo la tentativa de homicidio en Tauste.
Guardia Civil

El juez de guardia de Ejea de los Caballeros decretó este viernes el ingreso en prisión provisional de J. L. R. M., el vecino de Tauste que este jueves estuvo a punto de acabar con la vida de otro clavándole un cúter en el cuello por un posible ajuste de cuentas. Sin embargo, la Guardia Civil no ha dado por cerrado las pesquisas, ya que busca al resto de implicados en la tentativa de homicidio.

Los hechos se produjeron sobre las dos de la madrugada en una casa de campo ubicada a las afueras del municipio. Según las primeras investigaciones, el presunto autor material del apuñalamiento se trasladó allí con varias personas con intención, al parecer, de comprar droga. Sin embargo, una vez allí, parece que el ahora encarcelado, apodado El Cordobés, mantuvo una discusión por una presunta deuda con la víctima y acabó acuchillándola. Acto seguido, él y sus amigos se dieron a la fuga.

El coche del presunto agresor ardía ayer por la mañana en un camino de Tauste.
El coche del presunto agresor ardía el jueves por la mañana en un camino de Tauste.
Heraldo

El herido recibió una primera asistencia en el centro de salud de Tauste y después fue trasladado al hospital Clínico de Zaragoza, donde este viernes permanecía estable, dentro de la gravedad.

Tras producirse la agresión, la Guardia Civil abrió una investigación para localizar al supuesto autor, que arrastra numerosos antecedentes y tiene su domicilio en el barrio de Santa Engracia. De hecho, parece que fue allí donde fue detenido dos horas después de los hechos.

Hallan el arma y drogas

Según informó ayer la Comandancia de Zaragoza, durante el registro de la caseta donde se produjo el intento de homicidio los agentes hallaron el cúter con el que atacaron a la víctima y pequeñas cantidades de droga, así como material para su manipulación y venta al menudeo.

Durante la mañana de ayer, la Guardia Civil llevó a J. L. R. M., de 27 años, a su vivienda para practicar un registro. El hombre vivía allí con su mujer y sus dos hijos, uno de ellos, un bebé de pocos meses.Sin embargo, al parecer, su familia habría desaparecido de la vivienda en las últimas horas.

Los investigadores tratan de aclarar también quién incendió el coche del detenido poco después de su detención. Se ignora si fue algún tipo de venganza o un intento de destruir pruebas de algún delito.

Etiquetas
Comentarios