Despliega el menú
Huesca

Huesca

Condenado a siete años y seis meses por apuñalar a un hombre en Sariñena en 2018

Los magistrados consideran acreditado el delito de homicidio en grado de tentativa. Además, deberá indemnizar a la víctima, que padece secuelas, con 81.231,60 euros.

Audiencia Provincial de Huesca - Juicio por tentativa de homicidio / 15-01-20 / Foto Rafael Gobantes [[[FOTOGRAFOS]]] [[[HA ARCHIVO]]]
Cristian V.V: durante el juicio celebrado el pasado 15 de enero en la Audiencia Provincial de Huesca.
Rafael Gobantes

Cristian V. V., de 23 años y juzgado hace diez días por apuñalar a un hombre y amenazar a la mujer de este en Sariñena en 2018, ha sido condenado a siete años y seis meses de cárcel. La Audiencia Provincial de Huesca lo ha considerado responsable de un delito de homicidio en grado de tentativa (7 años) y de otro de amenazas no condicionales (6 meses). Además, deberá indemnizar a la víctima con 81.231,60 euros, más los intereses legales.

Los hechos ocurrieron el 1 de septiembre de 2018, en la madrugada del primer día de fiestas de la localidad monegrina. Según el relato del agredido, que sufre secuelas psicológicas y fisiológicas  por el ataque, todo empezó como una broma por el sombrero que llevaba el más joven. No se conocían entre ellos, eran entre las 6.00 y las 6.30 y estaban en el exterior del pabellón de las peñas.

La víctima recibió un navajazo en el abdomen del cual no se percató hasta que sus amigos le avisaron de que tenía sangre. Fue trasladado por la Guardia Civil (que estaba en las cercanías) al centro de salud de Sariñena y de allí, en una uvi móvil, al hospital San Jorge de Huesca. Durante el juicio, el acusado aseguró que no recordaba nada de lo ocurrido porque había bebido y tomado drogas.

La acusación particular y la Fiscalía solicitaba para Cristian V. V. nueve años de cárcel por tentativa de homicidio. Por las amenazas a la mujer del agredido pedían otros dos años de prisión. La defensa reclamó de forma subsidiaria a la absolución del acusado una condena de dos años por un delito de lesiones, con atenuante de drogadicción.

Los magistrados consideran acreditado el delito de homicidio en grado de tentativa, pero rebajan la pena a 7 años porque el detenido, en prisión desde el día de los hechos, no se opuso a la acción policial ni se negó a entregar la navaja. En cuanto al delito de amenazas, el tribunal ha optado por el mínimo legal.

María Flores Latorre, abogada de la víctima, ha mostrado su satisfacción por los términos de la sentencia dictada puesto que «se confirma nuestra tesis de que en el acusado había animo de matar y no simplemente de lesionar». Asimismo, ha comentado  que espera que se interponga el recurso de apelación por la defensa.

Etiquetas
Comentarios