Zaragoza
Suscríbete por 1€

ESPECIAL REAPERTURA DEL MERCADO CENTRAL DE ZARAGOZA

Los espejos del renacer de un mercado histórico

Valencia, Tarragona, Vitoria, Madrid o Barcelona son algunos de los lugares cuyos mercados albergan similitudes con el diseño de la capital aragonesa. Unos conceptos con vocación de plaza abierta y acordes a la mentalidad mediterránea.

Desde hace algunos años, los mercados de las ciudades españolas se han visto revitalizados gracias a nuevas fórmulas gastronómicas que han ido ocupando sus puestos de manera progresiva hasta cosechar un éxito arrollador. Lo que hasta hace poco se había reservado a lugares muy concretos, ya ha dejado de ser una moda pasajera y se ha convertido en una corriente que ha venido para quedarse. 

Así, las grandes ciudades se están uniendo cada vez más a esta tendencia, reconvirtiendo sus viejos mercados de barrio en deslumbrantes espacios gastronómicos destinados a todo tipo de públicos y donde comprar es solo una de las numerosas experiencias que se pueden vivir.

En el caso del proyecto del Mercado Central zaragozano, las lonjas de lugares como Valencia, Tarragona o Vitoria han sido algunos de los espejos en los que se ha mirado para su renacer. Así, detallistas y arquitectos municipales han llevado a cabo visitas tanto a estas ciudades como a otras extranjeras para coger ideas de experiencias previas y semejantes a esta rehabilitación. Unos conceptos con vocación de plaza abierta, como era la idea del arquitecto del proyecto original de la capital aragonesa, Félix Navarro, y acorde a la mentalidad mediterránea. 

"Cada ciudad tiene su idiosincrasia. Este es un modelo que ya existe en otros municipios y que, por tanto, ya está testado, pero con un planteamiento distinto y más adecuado a las particularidades de Zaragoza. Hemos cogido ideas de todas esas zonas y visitado mercados nacionales e internacionales y también han venido aquí a ayudarnos representantes de espacios similares. Y yo creo que el resultado refleja que se ha hecho la mejor adaptación posible", explica la concejala de Economía, Innovación y Empleo del Ayuntamiento de Zaragoza, Carmen Herrarte, actual responsable política del proyecto.

San Miguel

Aunque diferentes por la magnitud de sus ciudades y la gran cantidad de personas que pueden albergar diariamente, las principales lonjas de las dos grandes ciudades del país también albergan similitudes con la de la capital aragonesa. Así, el Mercado de San Miguel de Madrid, inaugurado en 1916, considerado Bien de Interés Cultural y uno de los más famosos del mundo, permite a sus visitantes hacer un recorrido por la esencia y los sabores de cada uno de los rincones de España. Con dos amplias plantas y diversos bares y áreas de restauración, cuenta con un diseño de hierro y cristal que permite que la luz de su interior sea natural.

Tras su renacer, el Mercado de San Miguel se convirtió en un centro culinario que recibe cada año a diez millones de visitantes

No obstante, cabe recordar que la lonja reabrió en 2009 tras permanecer diez años cerrada debido al proceso de rehabilitación que experimentó y tras el que se convirtió en un gran centro cultural culinario en el que reinan la excelencia y la vanguardia y que recibe cada año a más de diez millones de visitantes. Los nuevos responsables renovaron así el concepto del mercado, apostando por un modelo con una oferta centrada en productos de gran calidad, alimentos de temporada, asesoramiento gastronómico, la posibilidad de probar aquello que va a formar parte de la cesta de la compra, así como comer de picoteo o tomándose tiempo, con la ventaja que permiten sus horarios flexibles. Una innovadora manera de disfrutar comprando cuyo triunfo ha sido incontestable.

La Boquería

Precisamente, una de las principales referencias que tuvieron en cuenta los rehabilitadores de este proyecto fue la del Mercado barcelonés de San José, conocido como La Boquería. La lonja más grande y visitada de Cataluña fue inaugurada en 1840 y constituye una de las atracciones turísticas más potentes de la ciudad, con una superficie de 2583 metros cuadrados, más de 300 puestos que ofrecen una gran variedad de productos locales y exóticos y una arquitectura caracterizada por un exquisito orden geométrico y un sistema de columnas que dotan al conjunto de una monumentalidad singular.

Este emblema de la ciudad condal, ubicado en Las Ramblas, es igualmente conocido por los platos que se preparan en sus bares y restaurantes con los productos del mercado. Se trata de una muestra ideal de la cultura local reflejada en el trato cercano y profesional de sus comerciantes, que asesoran al cliente en función de sus gustos y necesidades. Una experiencia extraordinaria, en suma, que se completa con los cursos, talleres y eventos relacionados con la cocina y la gastronomía que se realizan en el ‘Aula Boquería’ y que han hecho de este espacio un símbolo que posiciona a Barcelona en todo el mundo.

De esta forma, y como también lo refleja el nuevo Mercado Central de Zaragoza, cada vez se están consolidando más estas lonjas, que conforman una manera especial de entender la compra de alimentos, con la opción de saborear al mismo tiempo productos de calidad y de disfrutar de una sensación en la que la cultura local y la gastronomía intervienen para crear una vivencia única.

Otros mercados emblemáticos del país:

VALENCIA
  • El Mercado Central de Valencia es una obra de arte modernista que constituye uno de los principales atractivos turísticos de la capital del Turia. Desde 1928, año de su inauguración, sus 8.000 metros cuadrados han sido un auténtico referente en el ámbito de los mercados gastronómicos del país. Pasear por el exterior y admirar sus cúpulas, su estructura de hierro y sus vidrieras es una opción muy recomendable si se va a visitar la ciudad. Asimismo, su interior alberga multitud de puestos de verdura, fruta, pescado y carne y una zona central en la que se pueden visitar numerosos puestos de gastronomía ‘gourmet’.

SEVILLA
  • La Lonja del Barranco, en la capital andaluza, es un espacio situado a los pies del puente de Isabel II, con vistas al imponente río Guadalquivir. Un total de 1.200 metros cuadrados y más de 20 puestos en los que poder degustar pescaito frito, marisco, guisos, charcutería, quesos y hasta sushi y pizzas. Esta lonja sevillana se ha convertido, además, en todo un enclave cultural, con numerosas actuaciones musicales, exposiciones de arte e incluso cursos y talleres.

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA
  • El Mercado del Puerto de la ciudad canaria es un edificio creado como mercado de abastos pero transformado después en un espacio gastronómico con una amplia oferta de servicios y en el que se fusionan los mejores locales tradicionales con la restauración más creativa, ofreciendo al usuario una original experiencia culinaria. Asimismo, se trata de un diseño modernista donde además de congregarse lo mejor del mundo alimentario de la zona, se celebran conciertos y festivales.

- Ir al Especial de la reapertura del Mercado Central.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión