Despliega el menú
Zaragoza

zaragoza

Los barrios de la margen izquierda aportan 10 nuevas calles a la operación asfalto

Los vecinos del Arrabal, La Jota y barrio Jesús proponen que los arreglos lleguen también a Mariano Baselga, Felisa Galé y Cosuenda, entre otras.

Calle de Travesía del Vado.
Calle de Travesía del Vado.
Heraldo

Hace tan solo un par de semanas, el Ayuntamiento de Zaragoza anunció su intención de poner en marcha una gran operación asfalto que permitirá mejorar más de medio centenar de calles de la ciudad, y que contará con un presupuesto de dos millones de euros.

La propuesta elaborada por los técnicos de Infraestructuras del consistorio contempla actuaciones en todos los barrios de la ciudad, e incluye calles como el paseo de María Agustín, la calle Santander, Fray Luis Urbano, Obispo Peralta, la avenida de Santa Isabel o la avenida de la Ilustración, entre otras.

No obstante, no se trata de una lista cerrada, ya que puede haber nuevas incorporaciones. La propuesta fue enviada a las diferentes juntas de distrito de la ciudad para que los colectivos vecinales realizaran sus propias aportaciones y los técnicos elaboren el listado definitivo. En el caso de la margen izquierda, han sido las propias asociaciones de vecinos las que han trasladado a las juntas sus impresiones acerca de la propuesta, y le han añadido una decena de calles más.

Tanto la asociación de vecinos del Arrabal como la de La Jota y la del barrio Jesús lanzaron a través de sus redes sociales una consulta dirigida a residentes de la zona para valorar sus aportaciones. A través de fotografías y comentarios, los vecinos dieron sus puntos de vista y argumentaron qué calles son las que, a su juicio, necesitan de una actuación urgente.

En el caso del barrio Jesús, las calles propuestas para su mejora son la avenida de Cataluña, desde la plaza Mozart hasta el paseo de la Ribera; la avenida Puente del Pilar, desde el puente de Hierro hasta la plaza Mozart; el Camino del Vado, la Travesía del Vado y la calle de Cosuenda. “Los vecinos han coincidido con el criterio de la asociación, ya que algunas de las sugerencias que nos dieron ya las teníamos apuntadas”, señala el presidente de la entidad, Raúl Gascón, que considera positivo que sus peticiones y las de los residentes del barrio estén en sintonía.

“Las calles mencionadas son vías por las que, o bien circulan muchas líneas de autobús, o están situadas en zonas de expansión por las que han entrado camiones pesados para montar grúas y empezar a construir edificios”, comenta Gascón. Es el caso de la calle Cosuenda, donde “urge un reasfaltado”.

Los vecinos de La Jota también han hecho lo propio, y han creído conveniente instar al consistorio a que la operación llegue hasta vías como José Oto, Felisa Galé y Mariano Malandía. “El principal problema son los baches y los socavones. Además, la pintura de los pasos de cebra es muy rígida, y enseguida se resquebrajan”, señala Juan Antonio Andrés, presidente de la Asociación de Vecinos de La Jota.

Andrés también advierte del deterioro de las vías del polígono de Coagullada, y asegura que muchas aceras del barrio son “impracticables”, aunque sabe que estas actuaciones tendrán que esperar, ya que la operación solo contempla la renovación del firme. “Llevamos un tiempo señalando el mal estado de las calles del polígono, y tenemos otro problema grave con las aceras, como en la calle Miguel Asso, que cuando llueve es intransitable”, comenta.

En el Arrabal, las calles propuestas por los técnicos fueron Sixto Celorrio y Valle de Zuriza, aunque la asociación que preside Rafael Tejedor también intentará que las obras lleguen hasta la calle Mariano Baselga. “Se ha parcheado varias veces, pero hay agujeros y las tapas de las alcantarillas están levantadas”, señala Tejedor.

Los vecinos también comentaron que las calles Mosén Domingo Agudo y Zalmedina con Ricardo del Arco necesitaban arreglos, aunque finalmente no fueron propuestas. “Descartamos Zalmedina porque necesita algo más que un asfaltado. Aquí las raíces de los árboles levantan las aceras y necesita una obra más potente”, apuntan desde la Asociación de Vecinos Tío Jorge-Arrabal.

En cuestiones de movilidad y accesibilidad, Tejedor también recuerda que siguen a la espera de recuperar una parada del 35 en la calle San Juan de la Peña. La parada fue suprimida debido al parking de una cadena de comida rápida que abrió sus puertas hace poco, aunque fuentes municipales aseguraron que se unificaría con la parada que hay en la calle Peña Oroel. “Llevamos un mes con la parada suprimida y sin una solución definitiva”, lamenta Tejedor.

Etiquetas
Comentarios