Despliega el menú
Zaragoza

Acusan al dueño de un kebab de abusar de 3 niñas en los aseos de su bar en Zaragoza

La Fiscalía mantiene que se aprovechó de las menores cuando jugaban al escondite y pide seis años de prisión.

El acusado, este lunes en la Audiencia Provincial de Zaragoza.
El acusado, este lunes en la Audiencia Provincial de Zaragoza.
Heraldo

El dueño de un restaurante de Las Delicias se enfrenta a una condena de seis años de prisión como presunto autor de unos abusos sexuales a tres niñas de entre 6 y 7 años. Según la Fiscalía, el hombre les hizo tocamientos cuando, jugando al escondite, se metieron en los aseos del local.

Por su parte, la abogada María Pilar Alda mantiene que no hay ninguna prueba de que se produjeran los abusos sexuales y solicita la absolución para su representado.

El juicio tenía que haberse celebrado este lunes, pero unas cuestiones previas presentadas precisamente por la letrada llevaron al tribunal de la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Zaragoza a aplazar la vista.

Alda planteó que las grabaciones de las declaraciones que prestaron las menores ante el juez que instruyó la causa apenas se entendían, deficiencia que los magistrados pudieron apreciar al reproducirlas en la sala. Esta circunstancia llevó al presidente, Alfonso Ballestín, a suspender la vista hasta que los técnicos encuentren el modo de escucharlas con nitidez.

Pero la abogada comenzó su intervención alegando que en el procedimiento se había causado una indefensión a su cliente al no acordarse la comparecencia de un testigo de los hechos que, por circunstancias graves, había tenido que marcharse a la India, su país. Planteó además que se vulneraron los derechos del acusado, el cual es de origen indio y no sabe español, cuando el día que fue detenido le comunicaron sus derechos telefónicamente.

"Tampoco la intérprete conocía palabras como exhibicionismo", añadió la abogada para resaltar los problemas de asistencia que ha habido en este caso.

Además, la letrada hizo hincapié en que durante el interrogatorio de las menores en el juzgado de instrucción no le permitieron intervenir y hacer preguntas para someter a contradicción sus testimonios. "Es una prueba preconstituida en la que esta parte no pudo intervenir", manifestó.

A su juicio, todas estas cuestiones se han traducido en un proceso "sin garantías" para su cliente, por lo que solicitó que se retrotraiga toda la causa al inicio.

Los hechos que se deberían haber juzgado ocurrieron el pasado mes de julio en un kebab del barrio de Las Delicias. Al restaurante habían acudido varias familias para comer y, en un momento determinado, las niñas se pusieron a jugar al escondite en el local y, al parecer, entraron y salieron varias veces de los aseos.

En una de ellas, según mantiene la Fiscalía, el acusado, Abu A. H., entró en los servicios y, por encima de la ropa, hizo tocamientos a las pequeñas en sus partes íntimas. Además, una de ellas dijo que le había enseñado el pene.

Para el Ministerio Público, los hechos constituyen un delito de abusos sexuales a menores de edad y solicita para el acusado seis años de prisión. Abu A. H., que en todo momento ha negado estas acusaciones, según su abogada, está en prisión preventiva desde el 15 de julio, cuando fue detenido. 

Etiquetas
Comentarios