Despliega el menú
Zaragoza

aYUNTAMIENTO DE ZARAGOZA

PP y Cs estudian recurrir la sentencia sobre el despido del exgerente de Ecociudad para evitar pagar 160.00o euros

El Gobierno de coalición del Ayuntamiento de Zaragoza subraya que las conclusiones del fallo que declara nulo el despido de Miguel Ángel Portero en 2018 llevado a cabo por ZEC son "claras y contundentes".

Patricia Cavero (derecha) y Sara Fernández (izquierda), en la rueda de prensa sobre la sentencia de Ecociudad.
Patricia Cavero (derecha) y Sara Fernández (izquierda), en la rueda de prensa sobre la sentencia de Ecociudad.
Miguel Gracia/Ayuntamiento de Zaragoza

El Gobierno de coalición en el Ayuntamiento de Zaragoza, PP-Ciudadanos, estudiará la presentación de un recurso a la sentencia judicial, no firme, que condena al Ayuntamiento de Zaragoza a pagar 160.000 euros al exgerente de Ecociudad, Miguel Ángel Portero, al considerar que su despido en 2018 fue nulo.

La sentencia del juzgado de lo social número 5 de Zaragoza recoge que el Ayuntamiento tiene que pagar 143.700 euros de indemnización por despido improcedente, además de otros 5.000 como compensación por los daños morales. También tendrá que abonar 224,09 euros al día desde la fecha del despido hasta la de jubilación, lo que en total suma 160.000 euros.

El recurso se analiza por la asesoría jurídica para ver si se puede evitar el pago de la indemnización, ha avanzado la vicepresidenta de Ecociudad, Patricia Cavero, pero ha subrayado que las conclusiones de la sentencia "son claras y contundentes".

Cavero ha ofrecido una rueda de prensa junto a la vicealcaldesa, Sara Fernández, para trasladar la postura del gobierno de coalición PP-Cs a esta sentencia provocada por el despido que llevó a cabo el anterior equipo de gobierno de Zaragoza en Común (ZeC).

Sara Fernández ha dicho que "se evidencia que la gestión de ZeC en todo el tema de Ecociudad fue nefasta y los zaragozanos son los paganos de esta gestión".

La "obsesión" de ZEC por despedir a Cubero

Ha recordado que el anterior Gobierno de ZeC, al mes de tomar posesión el entonces consejero de Servicios Públicos y Personal Alberto Cubero, pidió información a la empresa que gestiona la depuradora de La Almozara, Drace, con una "visita sorpresa" porque "siempre estuvo en su punto de mira".

Además se abrió un expediente de información reservada "muy cuestionado" por la oposición que condujo a una comisión de investigación y tras el preceptivo informe de la asesoría jurídica se llevo a la Fiscalía. "La obsesión de ZeC por despedir a Portero culminó con un consejo de administración en el que todos votamos en contra y, luego, con la Ley de capitalidad utilizaron su versión para echar a la oposición de los consejos de administración de las sociedades municipales y tomar el control de forma artificial porque no tenían -ZeC- la mayoría".

Sara Fernández ha señalado que esa decisión en las sociedades municipales supuso que la oposición lo llevara a los tribunales y terminó con la sentencia del Tribunal Constituciones que falló en contra de un artículo de dicha Ley por anticonstitucional y "por derecho propio" la oposición volvió a los consejos de administración.

Para la vicealcaldesa todo este episodio revela la "obsesión de ZeC y ahora también de Podemos por controlar Ecociudad y al gerente y ahora todos los zaragozanos tienen que pagar la mala gestión del anterior equipo de gobierno".

"Esta forma de gobernar se ha acabado"

Patricia Cavero ha recordado que fue un despido "unilateral y un ejercicio absoluto de autoritarismo". Ha indicado que la sentencia recurre a 38 hechos probados que declaran la "nefasta" gestión de ZeC en Ecociudad y están "extensamente redactados en seis folios", ha añadido.

Ha criticado que el Gobierno de ZeC le pidiera a Potero que se jubilara y al negarse el exgerente "comenzaron a minorar sus derechos como trabajador para acosarle y desprestigiarle mediante artículos en la web municipal y tuits o ciertas expresiones en los consejos de administración".

Para Patricia Cavero "todas las actuaciones de ZeC ponen de manifiesto que "trataron de dañar la imagen del exgerente con una vulneración a su honor e imagen". Ha relatado que en este contexto de "desprestigio en cuanto el cambio legislativo lo permitió --Ley de capitalidad- adoptaron una decisión que menoscabó los derechos de Portero con rescisión de su contrato que es un despido nulo", ha resumido.

"Tengo claro que, como vicepresidenta de Ecociudad, esta forma de gobernar se ha acabado", ha zanjado. Patricia Cavero ha dicho que un contrato de alta dirección puede desistirse de mutuo acuerdo, pero "nunca quien dice que viene a trabajar para la gente, puede atacar a un trabajador municipal. Nosotros respetamos los derechos de todos los trabajadores y esta forma de actuar en Ecociudad se ha acabado". 

Etiquetas
Comentarios