Despliega el menú
Zaragoza

Ayuntamiento de Zaragoza

PP-Cs negocia ya los presupuestos con Vox, que avisa de "dificultades" para pactar

El gobierno y su socio se reunieron este lunes para acercar posturas sobre igualdad y cooperación. Julio Calvo ve problemas para encajar las directrices de su dirección nacional con las cuentas de Azcón.

La concejal de Hacienda, María Navarro, junto a los ediles de Vox, Julio Calvo y Carmen Rouco.
La concejal de Hacienda, María Navarro, junto a los ediles de Vox, Julio Calvo y Carmen Rouco.
Toni Galán

Después de contactos informales la pasada semana y a la espera de que este martes expire el plazo de enmiendas, el gobierno municipal PP-Cs se reunió este lunes con Vox para acercar posturas de cara a la aprobación del primer presupuesto del alcalde Jorge Azcón. Las políticas de igualdad, la cuantía de los convenios nominales y, sobre todo, las ayudas a la cooperación son los principales problemas que ve la formación de extrema derecha para dar el sí a las cuentas, a las que se añade uno más: las "dificultades" para encajar las órdenes que ha dado la dirección nacional de Vox para aprobar los presupuestos en los distintos ayuntamientos españoles con las cuentas presentadas por PP-Cs en Zaragoza.

El encuentro entre la concejal de Hacienda, María Navarro, y el portavoz de Vox, Julio Calvo, duró alrededor de una hora y no se sustanció en un acercamiento de posturas. El plazo no es muy amplio, dado que la comisión de Hacienda en la que se aprobará el presupuesto se celebrará el 23 de enero y el pleno, el 30. "Estamos esperando a lo que diga la intermunicipal del partido. Hay unas directrices y estos presupuestos las rompen, como con las políticas de cooperación y de igualdad", dijo Calvo, que lamentó que las cuentas sean "continuistas".

Drástico recorte en cooperación

El edil explicó que su grupo presentará un número limitado de enmiendas, unas 20, que estaba cerrando este lunes. El principal problema es que Vox puede tener claro de dónde recortar, pero no a dónde destinar los fondos, dado que el dinero solo se puede mover en partidas de la misma Área. Es lo que le pasa con las ayudas de cooperación, su principal caballo de batalla. Calvo reduciría entre 1,5 y 2 millones una partida de 3,5. "No tienen sentido esas ayudas mientras tengamos chabolas en Zaragoza", dijo Calvo. Pero no pudo aclarar cuál sería el destino ni cómo se recompondría el presupuesto.

Pero en cualquier caso Vox tensó la negociación a la espera de cómo evolucionen las conversaciones. Está por ver la capacidad del partido de Santiago Abascal para llegar a la ruptura presupuestaria, sumar sus votos a los de PSOE, ZEC y Podemos-Equo y dejar en la estacada a PP y Cs. Y más en un contexto en el que acaba de rubricarse un pacto a nivel nacional entre las fuerzas de izquierdas y los partidos separatistas.

María Navarro fue cauta. Dijo no conocer aún las enmiendas de Vox y se mostró dispuesta a hablar. "Este gobierno quiere que haya presupuesto. Estamos dispuestos a negociar", dijo. Pero no quiso dar pistas sobre los márgenes para llegar a un acuerdo. Se limitó a insistir en que el presupuesto, de 801 millones de euros, va a servir para "limpiar" la herencia recibida y dotar de forma suficiente los servicios públicos. "No hay otra alternativa", dijo.

Etiquetas
Comentarios