Despliega el menú
Zaragoza

zaragoza

Las entidades sociales escenifican su rechazo al presupuesto del gobierno de PP-Cs, que pide "tranquilidad"

Las asociaciones de la ciudad han presentado este martes más de un millar de alegaciones contra las cuentas de 2020, que han tenido en la desaparición de convenios y la división en dos de las ayudas de urgencia sus principales reivindicaciones. 

Las entidades sociales zaragozanas han presentado este miércoles más de mil alegaciones al presupuesto de 2020 elaborado por el Gobierno PP-Cs
Las entidades sociales zaragozanas han presentado este miércoles más de mil alegaciones al presupuesto de 2020 elaborado por el Gobierno PP-Cs
Oliver Duch

Las discrepancias que mantiene el tejido social de la ciudad con el gobierno de PP-Cs se han hecho evidentes la mañana de este martes, materializadas en más de un millar de alegaciones contra las cuentas de 2020. Las diferentes entidades del tercer sector y del movimiento vecinal han presentado en el Ayuntamiento de Zaragoza sus alegaciones contra el primer proyecto de presupuestos de la coalición, que han coincidido en tildar de "poco claro y transparente". Las principales quejas se centraron en la desaparición de determinados convenios, la falta de fondos para hacer frente a la emergencia climática y la división de las ayudas de urgencia en dos partidas distintas.

Las asociaciones criticaron que de esta manera las ayudas pasarán a estar gestionadas como subvenciones, con la consiguiente dilatación de los plazos y reducción del número de beneficiados. Algo que el gobierno negó tajantemente. Según explicó la concejal de Hacienda, María Navarro, las ayudas de urgencia se han dividido en dos partidas diferentes –la primera destinada a la alimentación y la segunda, la de urgencia social, a cubrir otro tipo de gastos– para "cumplir con la legalidad".

La edil aseguró que este es el método que sigue el Gobierno de Aragón en sus presupuestos y que así lo exigen la Cámara de Cuentas y los técnicos municipales. Las suma de las dos nuevas partidas alcanza el mismo importe que en la conjunta de los presupuestos de 2018, los últimos que salieron adelante: 9.380.000 euros. De estos, 4,2 millones van destinados a gastos de alimentación y 5,18 a las ayudas de urgencia social.

En este sentido, el Espacio de Promoción y Defensa de los Derechos Sociales presentó un total de 814 alegaciones individuales para pedir que estas dos ayudas vuelvan a tramitarse de manera conjunta. Tras hacer entrega de las mismas en el Consistorio, Ángel Sanz Cintora, representante de la asociación, mostró su preocupación por que las ayudas para pagar los gastos derivados de aspectos como la vivienda o la educación no lleguen a todas las personas que lo necesitan. "Si salen los presupuestos tal como están presentados va a suponer una lesión tremenda para los ciudadanos más precarios y más débiles de la ciudad", sentenció.

Navarro, sin embargo, pidió "tranquilidad" a las entidades e incidió en que "las ayudas de urgencia no son subvenciones". "Atenderemos a todo aquel zaragozano que tenga esa necesidad y con la tramitación exactamente igual que hasta ahora", afirmó. Asimismo, recordó que el presupuesto del área de Acción Social ha aumentado en las cuentas de 2020 un 8%.

Las entidades sociales zaragozanas, en el Ayuntamiento de la capital aragonesa
Las entidades sociales zaragozanas, en el Ayuntamiento de la capital aragonesa
Oliver Duch

También la Federación de Asociaciones de Barrios de Zaragoza (FABZ) y la Red de Economía Alternativa y Solidaria (REAS) de Aragón, entre otras, presentaron alegaciones. El secretario de la FABZ, Juan Carlos Crespo, destacó el "oscurantismo" del proyecto de PP-Cs. Según indicó, muchos de los convenios concertados "durante décadas" han dejado de tener "nombres y apellidos" y pasan a estar denominados de una manera genérica. "No es una forma clara y transparente de presentar a la ciudadanía el presupuesto municipal", remarcó.

Según resumió Crespo, desde la FABZ defienden unos presupuestos "con participación ciudadana en la gestión de lo público, sostenibles ante la emergencia climática y redistributivos que favorezcan a los que menos tienen".

Asimismo, la técnico de REAS María Pilar Monzón criticó la desaparición de determinadas partidas "que ya estaban funcionando". Sin ir más lejos, hizo referencia al convenio de 160.000 euros entre el Ayuntamiento y la asociación que representa, que, defendió, en los últimos cuatro años ha servido para apoyar a mil emprendedores y 400 proyectos y crear 250 puestos de trabajo. "Ha desaparecido y explicaciones no hemos recibido ninguna", señaló. Como ejemplo citó además el convenio de 200.000 euros con Amediar, también sin presupuestar tras nueve años de trabajo "con buenos resultados" en el Casco Histórico de Zaragoza.

Monzón denunció que las partidas destinadas a empresas de inserción forman parte en estos presupuestos de una "genérica y de menos valor", lo que hace peligrar los empleos de un centenar de personas. La falta de apoyo a la movilidad ciclista también fue una de las críticas de las asociaciones.

Con todo, Monzón anunció la convocatoria de una concentración de las entidades sociales y vecinales para el próximo lunes día 13 a las puertas del Ayuntamiento, con la que pretenden hacer "un poco más de ruido" y exigir al gobierno PP-Cs que tenga en cuenta sus alegaciones. Al acto de esta mañana han acudido representantes de los tres partidos políticos de izquierda, PSOE, ZEC y Podemos-Equo, para mostrar su apoyo a las organizaciones zaragozanas. 

Etiquetas
Comentarios