Despliega el menú
Zaragoza

zaragoza

El centro cívico Distrito Sur estará listo en enero y se equipará con 150.000 euros

Los vecinos de Rosales del Canal demandan acometer «cuanto antes» los trabajos del piso superior del edificio

El futuro centro cívico de los barrios del sur, en la calle de Richard Wagner en Rosales del Canal.
El futuro centro cívico de los barrios del sur, en la calle de Richard Wagner en Rosales del Canal.
Toni Galán

Las obras del centro cívico Distrito Sur, ubicado en el barrio de Rosales del Canal, están a punto de concluir. Según las previsiones del Ayuntamiento de Zaragoza, será en el próximo mes de enero cuando finalicen los trabajos que se están acometiendo en la planta baja y el sótano del edificio. Después tocará equipar las instalaciones, por lo que todavía no hay una fecha prevista de apertura. El gobierno PP-Cs destinará para ello 150.000 euros del presupuesto del año que viene.

La primera fase de los trabajos fue adjudicada por el anterior gobierno de ZEC a la empresa Proforma Ejecución de Obras y Restauraciones por un importe de 1,2 millones de euros y estaba previsto que se terminase a lo largo de 2019. Se ha actuado en la planta baja y en el sótano del edificio, que cuentan con una superficie de 1.548 y 284 metros cuadrados respectivamente. La planta baja tendrá una biblioteca –con entrada independiente desde el andador de Maurice Ravel–, una zona infantil con ludoteca, salas de estudio, espacios para talleres y un centro de tiempo libre. En el sótano se instalarán los vestuarios del personal y un almacén.

El sur, en crecimiento

Este centro cívico responde a una demanda de los propios ciudadanos de unos barrios que están ahora en continuo crecimiento: el Distrito Sur ganó en un solo año 1.186 vecinos, hasta tener actualmente 37.394 habitantes. Además, según el estudio ‘Zaragoza Cifras’, realizado por el Ayuntamiento de la capital aragonesa con datos a 1 de enero de 2019, la edad media de la zona está en los 33 años y el índice de maternidad se sitúa en el 41,85%.

Debido a esto, desde la Asociación de Vecinos de Rosales del Canal, donde se encuentra el edificio, demandan al gobierno PP-Cs que la segunda fase de las obras se acometa "cuanto antes" y piden para la planta superior un servicio de juventud. "Esperamos que sea consecuente con todas las actuaciones que se han llevado a cabo y con la necesidad real que se conoce", indican desde la entidad. "El centro no ha nacido de un capricho", sentencian. No obstante, de momento no se ha destinado ninguna cuantía para esta solicitada segunda fase.

El Ayuntamiento de Zaragoza compró el edificio a la asociación Remar cuando esta lo estaba construyendo, después de una intensa y polémica lucha por parte de los vecinos del barrio, que se posicionaron contra la cesión del terreno a esta asociación por considerarla una "secta" religiosa.  

Etiquetas
Comentarios