Despliega el menú
Zaragoza

agricultura

El sector agrario pide que la digitalización no sea un tsunami, sino el impulso que lo lleve a la cresta de la ola

Zaragoza, acoge este jueves y viernes, Datagri, un foro de referencia internacional para “democratizar” el uso de las tecnologías inteligentes como herramienta imprescindible para hacer frente a los retos a los que se enfrentan las pequeñas y medianas.

Congreso Datagri en Zaragoza.
Congreso Datagri en Zaragoza.
Aránzazu Navarro

Es bien sabido que el sector agrario es innovador por naturaleza. Y por ahora ahora quiere también liderar y ser punta de lanza de la digitalización, consciente además de que solo con la tecnología será capaz de hacer frente a los retos (económicos, productivos y medioambientales o de seguridad alimentaria) que tiene planteado el futuro.

“No queremos que la digitalización sea un tsunami para el sector, sino el impulso que nos coloque en la cresta de la ola”, ha dicho Miguel Blanco, secretario general de COAG, que ha lanzado los primeros mensajes en Datagri. Pero para eso, ha señalado Blanco, es necesario el desarrollo de la infraestructuras del medio rural, que termine con la brecha digital que existe hoy en día entre el campo y la ciudad. Y sobre todo, que todas las políticas y medidas que se pongan en marcha coloquen en primera linea a las pequeñas y medianas explotaciones familiares, que no tienen capacidad suficiente para capitalizar estas nuevas tecnologías. Porque si no es así “mucho nos tememos que los fondos de inversión que están llegando al sector desplacen a los pequeños productores y miles de explotaciones terminen finalmente en la cuneta”, ha insistido el líder de la organización agraria.

Blanco, que ha exigido un modelo inclusivo, democrático, y que llegue “hasta el último rincón del territorio”, ha mostrado además su preocupación por el retraso de la aplicación de la nueva PAC y de los recortes con los que llega el presupuesto comunitario, y ha confiado (o mejor deseado) que ni lo uno ni lo otro suponga un freno para la necesaria digitalización no solo de la agricultura sino de todo el medio rural.

El secretario general de Agricultura y Alimentación del Ministerio de Agricultura, que ha excusado la ausencia el ministro del ramo en funciones, Luis Planas, ha ido un paso más allá, y aunque ha insistido en la necesidad de la tecnología para hacer frente a los retos del sector, ha destacado que la digitalización es también la mejor arma para hacer frente a la despoblación, porque puede contribuir a “hacer más atractivo el medio rural y lograr que personas que no se habían planteado implantar empresas en los pueblos cambien de opinión si tienen acceso a los servicios y las posibilidades que ofrece la digitalización”.

Así ha comenzado este jueves el foro Datagri 2019 que convierte este jueves y viernes a Zaragoza en el punto neurálgico del debate y exhibición de la tecnología agraria, sus múltiples aplicaciones, los beneficios que reporta y la necesidad de impulsar su implantación en el sector agroalimentario.

La importancia del evento la ha demostrado los más de mil asistentes que han abarrotado el salón de actos del Palacio de Exposiciones y Congresos de la Expo en la capital aragonesa, por cuyo escenario desfilan este jueves durante toda la jornada (en sesión de mañana y tarde) expertos y especialistas en la materia, pero también empresarios o responsables de centros de investigación que están detallando el éxito de la tecnología para conseguir tanto una mayor productividad en menor superficie, como una capacidad de previsión que permite reducir los tratamientos fitosanitarios, el agua o la energía, que facilita el pastoreo o favorece la correcta alimentación de los animales.

Impulsado por la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG), en la que se integra la aragonesa UAGA, por Cooperativas Agroalimentarias de España, la compañía tecnológica Hispatec y la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agronómica y de Montes de la Universidad de Córdoba, el foro incluye una jornada de demostraciones, para que el uso de la tecnología no solo se quede en el palabras, exposiciones o papel, sino que los asistentes pueden ver con sus propios ojos (e incluso con gafas de realidad virtual) cómo es y como funciona el big data, la inteligencia artificial, el blockchaim, el internet de las cosas (IoT)… Para eso, se celebra este viernes ‘#FarminDay’, una jornada demostrativa en campo cuyo escenario será la escuela agraria de Movera.

Este foro, que cuenta también con el apoyo del Ministerio de Agricultura, del Ejecutivo aragonés, de la multinacional John Deere, del Foro Interalimentario y de Hispasat, tiene como objetivo “impulsar la transformación digital en la cadena agroalimentaria, sensibilizar sobre casos de éxito de transformación digital tecnologías e innovación y contribuir a reducir las barreras de implantación de transformación digital, a crear estándares de buenas práctica y oportunidades de colaboración" como han repetido hoy sus organizadores.

Eso si, como ha insistido el consejero de Agricultura del Gobierno de Aragón, Joaquín Olona, la digitalización ya esta aquí y se está aplicando a muchos ámbitos del sector agroalimentario. Ahora lo que hay que analizar es “cómo conseguir que las tecnologías llegue a las pequeñas y medianas explotaciones familiares”, no solo para conseguir mejoras productivas o ahorros y cumplir con las exigencias medioambientales, sino sobre todo, para conseguir la mejora de la renta de los productores agrícolas y ganaderos.

Etiquetas
Comentarios