Despliega el menú
Economía

agricultura

Las organizaciones agrarias ofrecen una subida salarial del 10% y confían en firmar "lo antes posible" el convenio de Zaragoza

UAGA, Araga y Asaja-Zaragoza insisten en que el sector «está cumpliendo la normativa laboral» y reiteran su disposición a negociar, aunque reconocen que las posturas frente a CC. OO. y UGT están muy distantes en lo que se refiere a la aplicación de la subida del salario mínimo interprofesional.

Vicente López y Pablo Martínez (UAGA), Jorge Valero (Araga) y Emilia Guillén (Asaja Zaragoza) explican en rueda de prensa su propuesta para alcanzar un acuerdo en la negociación del convenio.
Vicente López y Pablo Martínez (UAGA), Jorge Valero (Araga) y Emilia Guillén (Asaja Zaragoza) explican en rueda de prensa su propuesta para alcanzar un acuerdo en la negociación del convenio.
Heraldo

Todos a una, los representantes de las organizaciones agrarias UAGA, Asaja Zaragoza y Araga, que desempeñan la representación empresarial en la negociación del convenio agropecuario de Zaragoza, han insistido hoy viernes en su voluntad de continuar las negociaciones con la confianza de alcanzar un acuerdo «lo antes posible».

Para ello, el pasado 16 de septiembre presentaron a CC. OO. y UGT una propuesta en la que incluyen una subida salarial de 10% para el grupo de recolectores, que supone el 90% de los trabajadores del sector, según ha explicado Pablo Martínez, responsable jurídico de UAGA y que ha hablado en representación de Vicente López, representante del área de Relaciones Laborales de UAGA, Jorge Valero, presidente de Araga, y Emilia Guillén, secretaria de Asaja-Zaragoza. "Entendemos que esta propuesta cumple con la legalidad vigente y se adapta a la interpretación que los sindicatos hacen de la aplicación de la subida del salario mínimo interprofesional", ha detallado Martínez.

Y es que es precisamente las diferentes posturas que ambas partes mantienen sobre la forma en que debe calcularse el aumento del SMI el que ha impedido hasta ahora la firma de este convenio en Zaragoza. Si ha sido posible en la provincia de Huesca, aunque en ese caso, solo Asaja estampo su firma en el acuerdo.

Los representantes de las organizaciones agrarias han insistido en que "a pesar de la complicada situación que vive el sector, los agricultores están cumpliendo la normativa laboral", en clara referencia a las acusaciones vertidas por CC. OO. y UGT, que les acusan de no respetar la ley.

En su propuesta, Asaja, Araga y UAGA establecen en 40 horas semanales la jornada laboral. «Estamos ofreciendo todo lo que podemos y queremos alcanzar un acuerdo lo antes posible», ha añadido Martínez. Con ese ánimo acudirán a la próxima reunión con los representantes de CC. OO. y UGT –que proponen una subida salarial del doble de la ofertada por las organizaciones agrarias– prevista el próximo 11 de noviembre.

Tanto López, como Valero y Guillén han recordado el complicado momento que vive el sector de la fruticultura en Aragón debido a la crisis de precios y han querido dejar claro el esfuerzo que supone el incremento propuesto. "El sector ya no sostenible con lo que se paga ahora así que no digamos con la subida salarial, porque nosotros no podemos repercutir el incremento de los costes en el precio de las producciones", ha señalado López.

Valero ha reiterado también que "el esfuerzo es enorme", por lo que ha advertido que "a este paso los productores terminarán arrancando los frutales y dedicándose al cereal". Y la consecuencia será, han advertido, que en los próximos años ya no serán 15.000 los empleos generados por el sector (como sucede ahora), sino «muchos menos».

Etiquetas
Comentarios