Despliega el menú
Economía

Agricultura

UAGA pone fecha a las movilizaciones para denunciar la “muerte” del sector frutícola

La primera protesta se realizará el 19 de octubre en Calatayud y posteriormente se irán organizando nuevas acciones en las distintas zonas productoras. La organización agraria no descarta la huelga.

Los responsables de UAGA explica a pie de campo el calendario de movilizaciones en defensa del sector frutícola.
Los responsables de UAGA explica a pie de campo el calendario de movilizaciones en defensa del sector frutícola.
Heraldo.es

“Penosa”, “catastrófica”, “insostenible”. Han sido algunos de los calificativos que los responsables de la organización agraria UAGA han utilizado hoy para describir la situación de la fruticultura aragonesa, que arrastra desde hace años una complicada crisis de precios que esta provocando la agonía del sector. Un escenario en el que, según explicaron, ya no queda otro remedio que “salir a la calle” para concienciar a los políticos en particular y al conjunto de la sociedad en general de que si no se toman medidas Aragón va a ver morir un sector hasta ahora dinámico, que ha realizado cuantiosas inversiones, que produce calidad, que genera 15.000 puestos de trabajo, factura unos 350 millones de euros y que supone la principal actividad productiva de importantes comarcas aragonesas, han recordado los sindicalistas.

Por eso, UAGA ha decidido poner en marcha un calendario de movilizaciones, que comenzará el próximo 19 de octubre en Calatayud. No se ha elegido esta localidad por casualidad. Esta zona productora no solo ha tenido que soportar este año unos “ruinosos precios” que ni siquiera cubren los costes de producción, sino que además ha sido violentamente golpeada por las inclemencias del tiempo (primero heladas, después granizo), lo que ha provocado mermas en su producción de hasta el 50%. “Habrá tractorada, una concentración y movilización porque Aragón no se puede permitir perder este sector ya que sería penoso para su futuro porque no podría volver a recuperarse en decenas de años”, ha insistido Alcubierre, que ha señalado que tras la protesta de Calatayud se irán convocando nuevas movilizaciones en las distintas zonas productoras de las tres provincias aragonesas con la intención de que las reivindicaciones desemboquen finalmente en Madrid, en una manifestación en la que esperan que participen los fruticultores de toda España.

La organización agraria no descarta la huelga. Lo ha dicho alto y claro el responsable de Relaciones Laborales de UAGA, que ha destacado que el sector puede mostrar su músculo solo con desabastecer los mercados una sola semana. “Es una amenaza”, ha dicho Vicente López, que ha insistido en que “no queremos llegara eso pero somos capaces de dejar España sin productos alimentarios”.

Los representantes de UAGA, que exigen ayudas directas para aquellos agricultores que están soportando una situación tan grave “que están planteando incluso arrancar sus árboles”, han hecho un llamamiento al resto de las organizaciones agrarias para que participen en las movilizaciones. “Es necesaria la unión”, ha señalado el secretario general. Pero no solo esperan que apoyen sus protestas los sindicatos agrarios, también CC. OO. Y UGT “que nos recomendaron cuando les expusimos nuestra situación en la negociación del convenio que fuéramos a por los culpables”. También han invitado al resto de los profesionales del campo y “a toda la sociedad en general” porque “no podemos dejar morir un sector que tanto contribuye a evitar la despoblación”, ha insistido Alcubierre.

Cirios y una urna funeraria

Para anunciar las movilizaciones y denunciar ante los medios de comunicación la situación del sector, los representantes de UAGA han cambiado de escenario. Han salido de la sala de su sede en Zaragoza para montar una rueda de prensa al aire libre, ante una explotación de manzanas de la localidad zaragozana de la Almunia de Doña Godina (Zaragoza). Y han escenificado además la situación “de fallecimiento” que vive el sector. Sobre la mesa, una urna funeraria rodeada de cirios ha servido para advertir que si no se toman medidas habrá que lamentar la muerte de la fruticultura aragonesa. Por eso, ha recordado Alcubierre, en la movilización de Calatayud, “guardaremos un minuto de silencio por la fruta en particular y las explotaciones familiares en general”.

Etiquetas
Comentarios