Despliega el menú
Economía

agricultura

UAGA contempla movilizaciones en el sector de la fruta ante el desplome de los precios de compra

La fruta de hueso en origen se está vendiendo a menos de 0,25 euros el kilo, lo que significa que los agricultores no cubren los gastos de producción.

Rueda de prensa sobre el balance de la campaña.
Rueda de prensa sobre el balance de la campaña.
Oliver Duch

La situación es "crítica e insostenible", ha definido el secretario general de Unión de Agricultores y Ganaderos de Aragón (UAGA), Jose María Alcubierre, en una rueda de prensa este viernes, en la que no han descartado iniciar movilizaciones de forma inmediata. A pesar de mantenerse las previsiones de recolección de la fruta de hueso, el sector se encuentra en una situación "límite" lastrado por el bajo precio que los comerciantes abonan a los fruticultores. De hecho, los compradores están dando "la espalda" a los agricultores y pagan menos de 0,25 euros el kilogramo de fruta, lo que significa que no existe ningún tipo de beneficio; incluso en ocasiones, la fruta se encuentra "sin precio", han explicado desde UAGA.

El problema que ha planteado la organización agraria es que existe "un valor diferencial de hasta el 600%",es decir, desde el precio que los comerciantes pagan al agricultor hasta el valor que abona el consumidor final en el establecimiento pertinente, existe una diferencia considerable. Esto significa que "el beneficio existe pero lo cierto es que los fruticultores no se lo llevan", ha denunciado Alberto Ortega, co-responsable del sector de la fruta en UAGA. Además, ha añadido, los agricultores se enfrentan a no conocer nunca "el precio final al que van a vender su fruta".

Ante esta coyuntura tan precaria, UAGA hace un llamamiento al "consumo de fruta en tiendas de base, de barrio, que son las que realmente valoran el producto y aconsejan de manera personalizada" ya que numerosos fruticultores "están planteándose dejar el campo porque no reporta beneficios y nosotros queremos que las explotaciones familiares salgan adelante".

Por otro lado, el corresponsable del sector de la fruta de UAGA en la zona de Fraga, Óscar Moret, puntualiza que la situación en el país vecino es diferente: "En Francia, un kilogramo de melocotón reporta el doble de beneficio al fruticultor que en Aragón". Sin embargo, el panorama del resto de comunidades autónomas de España es muy similar al aragonés.

"Valoramos desde ya las movilizaciones en el sector de la fruta en defensa de las explotaciones familiares porque la situación no se puede sostener", indica Alcubierre quien apela a las administraciones públicas a que "hagan algo" o finalmente terminarán desapareciendo los fruticultores menores. 

Convenio del campo

Por otro lado, el co-responsable del sector de la fruta de UAGA en la zona de Fraga, Óscar Moret, se refirió ayer también al convenio del campo firmado recientemente en la provincia de Huesca que recoge un incremento salarial acorde con la subida del Salario Mínimo Interprofesional. Moret no se postula a favor de la subida: «Tenemos claro que va a ser muy complicado cubrir los precios de producción, por lo que un incremento salarial nos acaba de fastidiar la campaña», indicó el co-responsable de la zona de Fraga, a pesar de ser consciente de que para ellos es una postura «socialmente muy difícil de defender». Y es que, «si en ese diferencial del 600%, algo se revertiera en el productor seriamos capaces de pagar a los trabajadores un sueldo digno, continuar las explotaciones y vivir», defiende.

Precisamente Moret, puntualizó que la situación en el país galo es diferente: «En Francia, un kilogramo de melocotón reporta el doble de beneficio al fruticultor que en Aragón y los ciudadanos acuden a las fruterías de barrio, no como aquí». Sin embargo, el panorama del resto de comunidades autónomas de España no dista mucho del aragonés tanto en los precios en origen como en la falta de costumbre por acudir a los establecimientos pequeños.

La campaña de la fruta

A pesar de la situación en la que se encuentran los fruticultores y las tres olas de calor que han sufrido los campos aragoneses desde junio, la recogida de fruta ha seguido sus previsiones por lo que se ha cosechado más de 692.000 toneladas, lo que supone un 2% más que la campaña anterior. El melocotón y la nectarina son las únicas frutas que han incrementado su producción, un 10% mientras que el albaricoque se encuentra sin variar.

El peor dato se lo lleva la cereza (-33%), sin embargo, es la única fruta que se salva de los precios en origen menores de 0,25 euros. UAGA explica que «es razonable que el precio de la cereza sea superior porque la cosecha de esta es más costosa que la de cualquier otra fruta».

Etiquetas
Comentarios