Despliega el menú
Zaragoza

juicio en zaragoza 

Multa para dos vecinos de Daroca acusados de intentar quemar a una transeúnte

Fueron detenidos por tentativa de homicidio pero han terminado condenados por un delito leve de coacciones. 

La juez sacó de prisión a los dos presuntos atacantes al saber lo ocurrido. La mujer dormía el pasado 8 de octubre en este pórtico de la iglesia de la Trinidad de Daroca cuando, según denunció, dos jóvenes rumanos la apedrearon, primero, y le arrojaron un objeto incendiario después. Varios vecinos la ayudaron y no resultó herida.
Dos vecinos observan el lugar donde se produjo el suceso, en el pórtico del convento de la Trinidad. .
Macipe

Hace justo tres años se produjo en Daroca un suceso que conmocionó a la ciudad: una mujer sin recursos que dormía debajo del pórtico del convento de la Trinidad era atacada con piedras y luego la manta con la que se tapaba ardía por completo, así como alguna de sus escasas pertenencias. Afortunadamente, ella no sufrió ningún tipo de lesión.

Por estos hechos fueron detenidos Raúl I. R., de 29 años, y Mihai M., de 28. Ambos negaron haber agredido a la mujer y dijeron que a esa hora no estaban en ese lugar. Luis Nivela, su abogado defensor en ese momento, denunció entonces que habían sido identificados de manera irregular, pues los agentes encargados del caso mostraron a los sospechosos a la víctima en el cuartel de Daroca antes de someterlos a la rueda de reconocimiento.

Criticó que, aunque la mujer había asegurado que no había podido ver las caras de sus agresores y solo los vio de espaldas, tras esta exposición de los arrestados, cuando menos atípica, los identificó en la rueda.

A raíz de esta diligencia, el juez instructor ordenó su ingreso en prisión provisional por un delito de homicidio en grado de tentativa. Después de pasar 36 días en la cárcel, salieron en libertad bajo fianza de 3.000 euros.

La investigación del caso adoleció de otras deficiencias, tales como que no fue hasta cuatro días después del incendio cuando una trabajadora de la residencia de ancianos Santa Ana, situada junto al lugar de los hechos, entregaba a la Guardia Civil restos del incendio y de pertenencias de la víctima.

Paralelamente a esta causa, la mujer se veía envuelta en otra investigación aunque de cariz distinto, pues se presentó en una comisaría de Zaragoza para denunciar amenazas de muerte. Entonces indicó que cuando dormía en un piso que le facilitó una oenegé se había levantado de la cama al oír ruidos y encontró en la mesa del comedor una nota que decía: "Te vamos a matar"». Las gestiones del Grupo de Homicidios le llevaron a reconocer que la nota la había escrito ella misma.

Por todas estas razones, el actual abogado defensor de los dos acusados, Enrique Trebolle, solicitó la nulidad de las actuaciones al juzgado de Daroca, aunque el proceso siguió adelante hasta el día de ayer, cuando estaba previsto celebrarse el juicio.

En principio, la Fiscalía acusaba a Raúl I. R. y Mihai M. de un delito de lesiones en grado de tentativa y otro contra la integridad moral, pues consideraba que actuaron con el ánimo de humillar a la indigente, y pedía para ellos dos años y medio de cárcel. Por su parte, la acusación particular, a cargo del letrado Javier Alcober, elevaba la pena a tres años de prisión y mantenía que cometieron el delito movidos por el odio al diferente.

Mientras, la defensa solicitaba la absolución. Finalmente, las tres partes llegaron a un acuerdo que fue aceptado por los acusados y reconocieron ser autores de un delito leve de coacciones, con la agravante de discriminación de orden social. Ambos aceptaron pagar una multa de tres meses con cuota diaria de 5 euros (450 euros). 

Al haber estado 36 días en prisión preventiva, se computan a la multa y la cantidad que pagarán será de 70 euros cada uno. Además, deberán indemnizar a la víctima con 1.000 euros (500 cada uno). Una vez que abonen estas cantidades se les devolverá la fianza de 3.000 euros.

Etiquetas
Comentarios