Despliega el menú
Aragón

sucesos 

El presunto asesino detenido en Pedrola, acusado por quebrantar una orden de alejamiento de su exmujer

El Juzgado de lo Penal nº 8 suspendió ayer el juicio porque la fiscal reclamó una prueba que no se había practicado. 

PASAN A DISPOSICION JUDICIAL LOS DETENIDOS POR EL CRIMEN DE PEDROLA / COMANDANCIA DE LA GUARDIA CIVIL ( ZARAGOZA ) / ....PIXELAR CARAS DE LA GUARDIA CIVIL .... / 05/10/2019 / FOTO : OLIVER DUCH [[[FOTOGRAFOS]]]
Mohammed A. D., presunto asesino de Pedrola, trasladado en la comandancia de la Guardia Civil a los juzgados. 
Oliver Duch

El presunto asesino detenido en Pedrola, Mohammed A. D., un marroquí de 35 años, apenas lleva una semana en la prisión de Zuera y ayer fue trasladado al edificio de los juzgados para acudir a un juicio pendiente. Está acusado de quebrantamiento de una orden de alejamiento de su exmujer (madre de sus tres hijos de 9, 6 y 2 años) por lo que la fiscalía le solicitó seis meses de prisión y una multa por injurias leves a través de Whatsapp.

La vista oral estaba fijada para las diez de la mañana en el Juzgado de lo Penal nº 8 de Zaragoza, pero cuando iba a celebrarse se suspendió, después de que su abogado defensor entrara a hablar con la fiscal y la juez. La representante del Ministerio fiscal reclamó una prueba que solicitó sobre si al acusado le habían comunicado oficialmente la orden de alejamiento. Pero, como no había llegado, la fiscal solicitó que el juicio se retrasara y se pospuso hasta noviembre.

Sandra, su exmujer española, explicó ayer a HERALDO que ella había retirado la denuncia presentada sobre las amenazas de Mohammed tras haberse dictado la orden de alejamiento que le obligaba estar a 200 metros de distancia, pero la fiscal mantuvo la acusación.

La pareja había llegado a Pedrola a mediados de 2016 procedentes de Vinaroz (Castellón), recién casados, y cuando ella estaba embarazada de su tercer hija. Se habían desplazado en busca de trabajo y porque la madre del detenido marroquí residía en la localidad aragonesa.

Pero un año después de la llegada a Pedrola del matrimonio y de que naciera el tercer hijo, Mohammed y Sandra se separaron por desavenencias y la juez dictó una orden de alejamiento durante año y medio, un plazo que acabó el pasado mes de septiembre.

La exmujer apuntó en los juzgados que ha decidido volver a Castellón con sus hijos después de que la juez ordenara el ingreso en prisión sin fianza a Mohammed y a su compañera H. C. A. L., venezolana de 34 años, como presuntos autores del asesinato del informático vasco José Antonio Delgado, de 54 años. Esta decisión supondrá la modificación de la custodia compartida de los tres hijos porque, pese a la orden de alejamiento, cada semana vivían con uno de ellos.

La separación de su exmujer se produjo cuando el presunto asesino de Pedrola mantuvo relaciones con otra mujer española, quien acabó denunciándolo también por amenazas. En este segundo caso, otro juez dictó una nueva orden de alejamiento de 500 metros, fue condenado e ingresó dos meses en la prisión de Zuera (de marzo a mayo de 2019).

Poco después de salir de la cárcel, Mohammed anunció en Facebook que el 6 de junio empezó a salir con la mujer venezolana. La Guardia Civil imputa a la pareja que secuestró a un rumano (27 de julio) y a un empresario de Tudela (4 de septiembre), para robarles tras una falsa cita sexual.

La investigación de dos compinches hasta una celda de la prisión de  Castellón

La Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil y la Policía Judicial de la Comandancia de Zaragoza mantienen abierta la investigación sobre dos compinches de la pareja detenida por el asesinato en Pedrola del informático vasco, que habrían colaborado en los tres sucesos de falsas citas sexuales ocurridos entre el 27 de julio y el 6 de septiembre. Fuentes jurídicas señalaron ayer que se solicitó al Juzgado de Instrucción nº 10 de Zaragoza una orden de entrada y registro de la celda de la prisión de Castellón, donde está José M. M. Este interno es amigo del marroquí Mohammed A. D. desde que ambos residían en Vinaroz y, según la Guardia Civil, habría colaborado en el robo y el secuestro de un rumano el 27 de julio.

José M. M. ingresó en una cárcel de Castellón en agosto por otra causa distinta de la de Pedrola, pero la UCO pudo aportar pruebas de que fue él quien sacó el dinero de un cajero con la tarjeta robada a la víctima.

En ese momento, los investigadores demostraron que el marroquí arrestado estaba muy cerca del lugar porque llevaba colocada una pulsera Cometa en el tobillo. Se la pusieron por la orden de alejamiento de la segunda mujer con la que tuvo relaciones tras separarse de su esposa.

Además, la Guardia Civil dispone de fotografías de los dos juntos, el marroquí y su amigo español que procede de la población de Vinaroz, en Castellón.

También se busca a un cuarto miembro de la banda que pudo participar en el asalto del empresario de Tudela y en el asesinato del informático vasco.

Etiquetas
Comentarios