Despliega el menú
Zaragoza

banda latina ilegal

Juzgan a tres miembros de los DDP por una reyerta con cuchillos en Zaragoza

Dos de los cabecillas de la banda latina están acusados de apuñalar por la espalda a un menor, pero han huido de España. 

Lavado de cara de la plaza de Salamero. El Ayuntamiento vendió en mayo la remodelación de la céntrica plaza, en la que se introdujeron rampas y se mejoraron los bancos y los muretes de ladrillo. Se invirtieron 120.000 euros, pero las deficiencias aún son notables.
Los hechos se produjeron en la plaza de Salamero, en el centro de Zaragoza. .
Heraldo

Tres jóvenes (dos hombres y una mujer) que participaron en una reyerta en la que un menor resultó apuñalado admitieron este martes ser miembros de la banda latina Dominican Don’t Play (DDP) –declarada ilegal por el Tribunal Supremo por incitar, promover o favorecer el odio– y como tales aceptaron sendas condenas de prisión por pertenencia a grupo criminal.

No obstante, este reconocimiento de hechos les sirvió para que la Fiscalía rebajase las penas que inicialmente pedía para cada uno de ellos. De esta forma, ninguno ingresará en prisión, con la condición de que paguen las multas que también les fueron impuestas. 

Dos de ellos, Thalles A. C, y Hajar L. K. fueron condenados a penas de dos años de cárcel y no podrán delinquir durante un periodo de dos y tres años, respectivamente. En caso contrario ingresarían en prisión. Mientras, Ángel Oswaldo M. P., que se enfrentaba a una condena de cinco años y dos meses por lesiones y pertenencia a grupo criminal, fue sancionado con dos penas que suman cuatro años, pero consideradas individualmente ninguna supera los dos, con lo que la magistrada del Penal número 6 les otorgó, con la conformidad de la fiscal, la remisión de la condena, como pidieron sus abogados Carlos Vela y Ana García del Cacho.

Los tres estuvieron implicados en la multitudinaria reyerta que se produjo en la noche del 21 de marzo de 2017 en la céntrica plaza de Salamero. Allí, sobre las 22.00, se dieron cita una quincena de pandilleros de los DDP para enfrentarse con otros que supuestamente pertenecían a los Black Panther, pero que realmente no tenían nada que ver.

Los primeros acudieron armados con cuchillos, bates de béisbol y palos. Cuando comenzó la pelea, uno de los jóvenes, menor de edad, salió corriendo hacia la calle de Pignatelli, donde fue alcanzado por Alejandro P. L., que le clavó un cuchillo por la espalda. El arma penetró unos tres centímetros entre dos vértebras.

Después, el agresor se la entregó a Diego Rafael S. M. –considerado coautor de las lesiones–, que la tiró a una papelera. Cuando el menor estaba en el suelo, fue apaleado por Ángel Oswaldo M. P. La Policía logró recuperar el cuchillo y encontró el ADN tanto de la víctima como de Alejandro P. L.

Este último, considerado uno de los cabecillas de la banda en Zaragoza, estuvo en prisión provisional por estos hechos, aprovechó su salida de Zuera para huir a la República Dominicana y actualmente está en busca y captura. En idéntica situación se encuentra Diego Rafael S. M, de quien se sospecha que está en Brasil, su país de origen.

La fuga de ambos había impedido en dos ocasiones celebrar este juicio. La vista oral que tuvo lugar en la Ciudad de la Justicia este martes se dirigió solo contra los tres citados anteriormente y los otros dos serían detenidos y juzgados en el momento en que entraran en España.

Etiquetas
Comentarios