Despliega el menú
Zaragoza

Ayuntamiento de Zaragoza

Los ingresos de la plusvalía continúan a la baja y caen un 12% en el primer semestre

El aluvión de recursos judiciales merma la recaudación, que ha descendido un 25% en dos años. El Ayuntamiento de Zaragoza acumuló litigios en 2018 que paralizaron el cobro de 10 millones.

VISTAS DESDE EL PABLO SERRANO / 27-06-2018 / FOTO: GUILLERMO MESTRE [[[FOTOGRAFOS]]]
La plusvalía es un impuesto que grava la transmisión de un bien inmobiliario. En la imagen, vistas de Zaragoza.
Guillermo Mestre

La recaudación de la plusvalía municipal sigue a la baja. Después de dos años en los que el Ayuntamiento de Zaragoza ha perdido 19,3 millones de euros de ingresos, en el primer semestre del año ya se acumula un retroceso del 12,5%: en los seis primeros meses en las arcas municipales han entrado 25 millones de euros por este impuesto, frente a los 28,6 millones del mismo periodo de 2018. La principal causa de esta tendencia es el alto número de recursos judiciales a este tributo, que al cierre del pasado ejercicio mantenía paralizado el cobro de 10 millones de euros.

La plusvalía es un impuesto directo que cobran los ayuntamientos cuando se trasmite una propiedad inmobiliaria (compraventas, herencias, donaciones, usufructos...). Para calcular la cuota, se utiliza el valor catastral del suelo y se tiene en cuenta el tiempo de tenencia del bien. Tras la revisión catastral de 2013 el tributo subió desorbitadamente.

En 2012 se recaudaron 24,4 millones de euros, una cifra similar a la de ejercicios anteriores. En 2013, el Ayuntamiento duplicó la cifra: se alcanzaron los 48,7 millones de euros, cifra que no dejó de subir hasta que en 2016 se alcanzó un récord histórico: 75,8 millones.

Sentencia del Constitucional

A partir de ese año la recaudación empezó a caer de forma significativa. Los incrementos en las bonificaciones que el Ayuntamiento de Zaragoza fue acordando tuvieron su impacto en los casos de herencias, pero el hecho determinante fue la sentencia del Tribunal Constitucional que en febrero de 2017 puso en jaque el sistema por el que los ayuntamientos cobraban el tributo.

Evolución de la recaudación de la plusvalía en Zaragoza entre 2007 y 2018.
Evolución de la recaudación de la plusvalía en Zaragoza entre 2007 y 2018.
Ayuntamiento de Zaragoza

La decisión judicial dejó claro que no se podía cobrar la plusvalía en los casos en los que el bien se hubiera transmitido por un valor inferior al de adquisición. Estos supuestos fueron y son habituales fruto del pinchazo de la burbuja inmobiliaria.

El fallo del Constitucional disparó los recursos judiciales en todos los municipios, que en la mayoría de los casos empezaron a suspender la recaudación de este tributo si había una merma de valor para evitar así devoluciones en el futuro. El Ayuntamiento de Zaragoza acordó admitir las liquidaciones a cero, es decir, sin cobrar ni un solo euro por el impuesto cuando el contribuyente considere que hay minusvalía en la transmisión.

En el año 2017, el Consistorio recaudó 67,6 millones de euros, 8,2 menos. Pero en 2018 la tendencia se acentuó y las arcas municipales se dejaron otros 11,1 millones (56,5 millones de recaudación). En total, una merma de 19,3 millones, un 25% de caída.

Según la concejal de Hacienda, María Navarro, el retroceso de la recaudación está vinculado a la gran cantidad de recursos que afectan a este tributo. "Y los procesos judiciales van a más. Tener más de 10 millones judicializados es una brutalidad", declaró.

El alcalde, Jorge Azcón, ya anunció que el Ayuntamiento de Zaragoza facilitará la devolución del impuesto cuando se constate la minusvalía. Navarro admitió que un descenso en la recaudación tan acusado le preocupa, pero también avanzó alguna medida ante los procesos judiciales.

Valoraciones y revisiones

En primer lugar, el nuevo gobierno PP-Cs ha acordado que haya un arquitecto destinado a hacer las valoraciones de todos los pleitos vinculados a este tributo, para que los letrados municipales puedan contrastar los informes de parte de los particulares. Por otro lado, se van a revisar las autoliquidaciones a cero para constatar su veracidad. "Se va a estudiar caso por caso", dijo la responsable municipal. 

Etiquetas
Comentarios