Despliega el menú
Zaragoza

zaragoza

El joven que sufrió la amputación del pene en Zaragoza será examinado por los forenses

La víctima ha vuelto de Reino Unido, su país natal, para ponerse a disposición de la juez que está instruyendo la causa.

Los vecinos siguen atónitos ante el suceso ocurrido el pasado viernes en la calle de Calatayud en Zaragoza en el que un vecino, presuntamente, se cercenó el pene y deambuló sangrando por la calle. Este martes todavía quedaban restos de sangre en la acera en el lugar donde estuvo el pene cercenado.
Restos de sangre en la acera en el lugar donde estuvo el pene cercenado.

El joven que el pasado 8 de marzo sufrió la amputación de su pene en Zaragoza podrá ser finalmente examinado por los forenses del Instituto de Medicina Legal de Aragón (IMLA), quienes valorarán su estado de salud casi cinco meses después de las lesiones.

En las últimas semanas, el Juzgado de Instrucción número 2 de Zaragoza había estado intentando localizar a la víctima, de 33 años y nacionalidad inglesa, para que fuera reconocida por los médicos.

Todos los esfuerzos de los funcionarios para dar con él habían sido infructuosos porque, al parecer, había vuelto a su país natal sin dejar una dirección o número de teléfono operativo.

Sin embargo, parece que esta situación ha podido resolverse esta semana porque, según ha podido saber HERALDO, el ciudadano inglés ha acudido a la Ciudad de la Justicia de Zaragoza para comunicar que había regresado a la capital aragonesa. La víctima facilitó en el juzgado una nueva dirección y se puso a disposición de la autoridad judicial para lo que esta pudiera necesitar de él.

Así las cosas, es previsible que durante las próximas semanas los forenses del IMLA examinen al hombre para determinar la existencia o no de secuelas por la amputación. Según explicó el propio amputado a la jueza el pasado mes de mayo, la recuperación iba por buen camino y había recuperado funcionalidad.

Libertad del presunto autor

La comparecencia de la víctima en el juzgado ha coincidido en el tiempo con la puesta en libertad del presunto autor material de la amputación, el zaragozano Aarón Jonás B. L., de 29 años, que compartía piso con el joven inglés y varias personas más en la calle de Calatayud, donde sucedieron los hechos la tarde del 8 de marzo.

Aarón Jonás B. L., cuya defensa dirige el abogado José Luis Melguizo, ha pasado cuatro meses en la cárcel. Fue detenido una semana después de los hechos, porque en un primer momento tanto él como el joven inglés mantenían la versión de que el segundo se había autolesionado.

Días después este cambiaría la primera versión que le dio a la Policía Nacional y afirmó que la mutilación se había realizado con su consentimiento y a cambio de 200 euros, aunque el investigado siempre lo ha negado. En cualquier caso, en una de sus comparecencias ante los agentes el joven inglés eximió de cualquier responsabilidad a Aarón Jonás B. L. e incluso renunció a cualquier indemnización que pudiera corresponderle.

Etiquetas
Comentarios