Despliega el menú
Zaragoza

Zaragoza

El Justicia y el Ayuntamiento buscan soluciones para los vecinos de la calle de la Estación

Además de buscar alojamiento los inquilinos desalojados, el otro problema sobre la mesa es qué hacer con la parte del inmueble que sigue en pie.

Derrumbe parcial de un edificio en el barrio de Jesús de Zaragoza.
El derrumbe parcial de un edificio de la calle de la Estación ocurrió el 8 de julio por la tarde.
Guillermo Mestre

El Lugarteniente del Justicia de Aragón, Javier Hernández, se reunió este miércoles con los vecinos de la calle de la Estación y con el Ayuntamiento de Zaragoza para buscar soluciones a las personas que fueron desalojadas y abordar la posible rehabilitación del inmueble.

"La reunión fue para ver cómo está el edificio y qué hacer con las personas, además de constatar qué medidas había estado tomando el Consistorio", señaló Hernández. La prioridad es buscar un alojamiento a los inquilinos desalojados. 

El Lugarteniente apuntó que el 8 de julio, el día del derrumbe, se tomó "una solución de emergencia" para alojar a los inquilinos. "Algunos se fueron con familiares o amigos y a otros se les ofreció una estancia en el Refugio de Zaragoza", precisó.

Sin embargo, Ángel García, uno de los desalojados, denunció este miércoles que no le habían dado ninguna solución en la reunión. "Tengo que seguir en la calle sin alojamiento", señaló. Además, recalcó que "la cosa se ha quedado así" y que "no habrá ningún otro encuentro previsto". 

Los Bomberos de Zaragoza se desplazaron al lugar con una unidad canina para verificar que no había nadie en el interior del edificio.
Heraldo TV

Además de los inquilinos, el otro problema sobre la mesa es qué hacer con la parte del edificio que sigue en pie. La principal dificultad es que se trata de un único inmueble del que se ha derrumbado la mitad. "Hay mucha problemática jurídica", aseveró Hernández, que apunto que habría dos posibles soluciones. 

La primera sería rehabilitar la parte que queda, pero es "es muy complicado". Esto se debe a que al no estar el edificio entero, acometer este tipo de rehabilitación es mucho más difícil. La otra propuesta pasaría por declarar el estado de ruina en el edificio restante. Para ello, habría que ver qué hacer con los propietarios. Además, el Lugarteniente recalcó que «muchas de estas personas tienen hipotecas». 

En el derrumbe del edificio situado en el barrio de Jesús no hubo que lamentar ningún herido, pero cuatro familias que vivían de forma irregular en el mismo inmueble tuvieron que ser desalojadas porque el arquitecto municipal declaró en ruina el inmueble.

Etiquetas
Comentarios