Despliega el menú
Zaragoza

zaragoza

El Ayuntamiento paraliza in extremis la licitación del servicio de ayuda a domicilio

El concejal Ángel Lorén detiene el proceso hasta que el Tribunal de Contratos resuelva los tres recursos a los pliegos presentados por la patronal y los sindicatos.

Entrega de firmas, el año pasado, contra los pliegos del servicio de ayuda a domicilio
Entrega de firmas, el año pasado, contra los pliegos del servicio de ayuda a domicilio
José Miguel Marco

El mismo día que culminaba el plazo de presentación de ofertas, el Ayuntamiento de Zaragoza paralizó la licitación del servicio de ayuda a domicilio. El concejal de Acción Social, Ángel Lorén, cumplió su promesa de revisar el proceso tras las quejas de los sindicatos, que consideran que los pliegos no garantizan las condiciones laborales de las trabajadoras, y firmó este jueves un decreto que deja en el aire la adjudicación hasta que el Tribunal Administrativo de Contratos Públicos de Aragón (Tacpa) resuelva los tres recursos presentados contra los pliegos.

El actual proceso lo inició el anterior equipo de gobierno de ZEC pocos días antes de las elecciones de mayo, con cuatro años de retraso y tras haber sido tumbado en el pasado por el propio Tacpa. La nueva licitación solventaba buena parte de los problemas recurridos, pero seguía sin convencer a los sindicatos UGT y CC. OO., que presentaron un recurso. Tampoco a la Asociación de Empresas de Servicios para la Dependencia (Aeste) y a la Asociación Estatal de Entidades de Servicios de Atención a Domicilio (Asade), que también alegaron.

«A la vista de los recursos presentados, parece oportuno suspender el plazo de presentación de ofertas hasta que recaiga sobre los mismos acuerdo por parte del Tribunal Administrativo de Contratos Públicos de Aragón», detalla el decreto firmado por Lorén y publicado en el portal de contratación. En caso de que el Tacpa acepte alguna de las reclamaciones, el gobierno podrá proceder a la revisión del pliego.

900 trabajadoras

Los representantes de las trabajadoras, unas 900 en total, se han dirigido estos días tanto al nuevo gobierno como a los partidos de la oposición. Reclaman que el precio por hora trabajada que recogen los pliegos no respeta el convenio del sector, que acaba de ser actualizado. Por ello, el gobierno municipal paralizó ayer el proceso antes de las 13.00, hora en la que terminaba el plazo de presentación de ofertas, ya que de haberse superado, las opciones de modificar el proceso con posterioridad eran prácticamente nulas.

El coste del nuevo contrato era de 39,7 millones de euros para los próximos dos años. El servicio caducó en 2015, y desde entonces se lleva prestando por la fórmula de reconocimiento de obligaciones, una situación que todos los grupos criticaron a la anterior concejal del área, Luisa Broto, que publicó la actual licitación dos días antes de las elecciones.

El PSOE exige que se "dignifique" a las trabajadoras

El grupo municipal del PSOE reclamó que el nuevo pliego de condiciones de la ayuda a domicilio recoja las mejoras económicas y sociales que demandan las trabajadoras y que ya se reflejan en el convenio marco del sector, suscrito entre la patronal y los sindicatos. Los socialistas solicitan al nuevo gobierno PP-Cs "sensibilidad" con las demandas de las trabajadoras, "muy afectadas por la precarización y por la pérdida de poder adquisitivo". La suspensión del periodo de presentación de ofertas al nuevo contrato debe servir, según la socialista Ros Cihuelo, para reflejar en su articulado condiciones «más justas», de manera que durante su periodo de vigencia "no se acabe convirtiendo en un articulado leonino que lacere de manera directa las condiciones de las trabajadoras"

Etiquetas
Comentarios