Despliega el menú
Zaragoza

historia

¿Quién fue Abderramán III?

El califa cordobés, que mandó construir el castillo de Cadrete en el siglo X con el fin de preparar el asedio a Zaragoza, acaba de perder el busto que tenía en la plaza de Aragón del municipio. 

Busto de Abderramán III en Cadrete, antes de ser retirado de la plaza Aragón
Busto de Abderramán III en Cadrete, antes de ser retirado de la plaza Aragón
Laura Uranga

El califa Abderramán III, descendiente de una de las familias más importantes en la historia del islam, acaba de quedarse sin busto en la plaza de Aragón de Cadrete por iniciativa del nuevo equipo de Gobierno, que ha ordenado su traslado al museo del castillo. Pero, ¿quién fue este personaje y qué relación guarda con Aragón?

Los historiadores lo definen como un gran "conquistador", el octavo y último emir independiente de la dinastía de los omeya, con "carisma y autoridad suficiente" para proclamarse califa de Córdoba y Al-Andalus en el año 929.  La ciudad-palacio de Medina Azahara fue levantada por orden del califa cordobés en el siglo X para ser la capital, residencia real y sede del gobierno, con el fin de reflejar el esplendor del califato y todo el lujo, magnificencia y poder del último de los grandes califas cordobeses.

"Abderramán III es el último emir independiente de Córdoba y uno de los califas más importantes de Occidente. Bajo su reinado, Córdoba se convierte en la ciudad más importante de Europa, la capital del mundo, la más culta... Tuvo una biblioteca enorme que no solo albergaba textos árabes, sino también clásicos, latinos", explica el historiador y catedrático emérito de Historia Antigua de la Universidad de Zaragoza Guillermo Fatás, al hablar de esta figura histórica. 

Su vida transcurre en el paso del siglo IX al siglo X, si bien es en este último cuando se produce la proclamación del califato. En la actualidad, la figura de Abderramán III está rodeada de cuentos y leyendas que hablan también de sus aventuras amorosas. Así pues, una de sus amantes fue la madre de su sucesor. Tuvo más de 30 hijos, vivió setenta años y reinó durante 50. "Fue un hombre longevo y combatiente. Se puso un mote en árabe que significa 'El que hace triunfar la religión de Dios", detalla el historiador. 

Su relación con Aragón está ligada al siglo X. Por entonces, la dinastía, que se había proclamado independiente de Córdoba, estaba debilitada en Zaragoza. Después de esta, llegaron los hudíes, que son quienes construyen el palacio de La Aljafería. Conocido en su origen como Qasr al-Surur o palacio de la Alegría, Al-Muqtadir ordenó edificarlo a finales del siglo XI.

La estatua trasladada este martes al castillo es una réplica de la donada a Cadrete por el escultor turolense Fernando Ortiz Villarroya. Según recuerda en una nota la coordinadora de IU en la localidad, María Ángeles Mercader, Abderramán III "acampó con sus tropas el 9 de octubre del año 935 frente a la fortaleza de Cadrete con el fin de preparar el asedio a Zaragoza y doblegar a la familia de los Tuyibíes", que se habían sublevado contra el califato de Córdoba. "El califa mandó construir lo que hoy es el castillo de Cadrete para controlar el asedio a la ciudad y se edificaron el de Cuarte y el de María de Huerva", explican en una nota.

Para el historiador y catedrático emérito de Historia Antigua Guillermo Fatás, retirar un busto de Abderramán III es como retirar un busto de Ramiro II el Monje. "No tiene sentido y no sé qué puede molestar", afirma. 

Etiquetas
Comentarios