Despliega el menú
Zaragoza

zaragoza

Juzgado por amenazas el hombre que escribió que iba a matar a su expareja

La Fiscalía exige para este zaragozano una pena de 9 meses de cárcel, mientras que su defensa pide la libre absolución.

Juzgados de Zaragoza.
El juicio se celebró este martes en la Ciudad de la Justicia de Zaragoza.
Google

El zaragozano de 28 años que dejó escrito de su puño y letra que iba a matar a su exmujer, una carta por la que está en la cárcel de Zuera en calidad de preso preventivo desde la semana pasada, fue juzgado este martes por amenazar a otra de sus exparejas, que está a punto de dar a luz.

Rubén P. M. se sentó este martes en el banquillo del Juzgado de lo Penal número 8 de la capital aragonesa por unos hechos que ocurrieron el pasado 13 de mayo, apenas dos semanas después de escribir la nota amenazante. Según consideró probado la Fiscalía y la acusación particular, entre las 21.30 del citado día y las 9.00 de la jornada siguiente, en el domicilio familiar se produjeron tres discusiones, durante las cuales Rubén P. M. dirigió a la denunciante expresiones como "puta", "bipolar" y "si no eres mía, no serás de nadie".

La mujer declaró que llamó a la Policía dos veces por estos hechos. La primera vez, sobre las 22.00, ella se negó a denunciar porque había visto al acusado recoger sus cosas y había dicho que iba a dormir fuera de la vivienda. "Pensaba que ese era el final de la relación. Solo quería que se fuera", dijo ayer la joven, que está a punto de dar a luz.

Esa noche, debido a la situación de estrés, comenzó a sentirse mal y tuvo que ir a urgencias porque notó varias contracciones. Cuando regresó a casa, el encausado no estaba, pero afirmó que regresó sobre las 3.30 y volvió a amenazarla. Ya por la mañana, se repitió un episodio parecido y la mujer llamó de nuevo a la Policía e interpuso la denuncia.

Rubén P. M., que solo contestó a las preguntas de su defensa, ejercida por la abogada Carmen Sánchez Herrero, reconoció que el 13 de mayo mantuvo una discusión con su expareja motivada porque esta le quitó un móvil a su hija de 7 años, fruto de su relación con la mujer a la que manifestó por escrito que quería matar con un cuchillo. Sin embargo, negó que la insultara o amenazara y que acudiera de madrugada a la casa.

"Me dijo: ‘si no te vas de casa llamaré a la Policía y les diré que me has pegado, a ver a quién creen", manifestó el acusado, que tuvo que ser llamado al orden por la jueza, pues se rio mientras la denunciante contestaba a las preguntas de su letrada.

La Fiscalía, que da total credibilidad al testimonio de la mujer, exigió para Rubén P. M. una condena de nueve meses de cárcel por un delito de amenazas y 15 días de localización por otro de vejaciones injustas. La acusación particular se adhirió a esta petición. Por su parte, la defensa solicitó una sentencia absolutoria porque considera que las palabras han llevado a su patrocinado al banquillo de los acusados son "inocuas" para el Derecho Penal.

Etiquetas
Comentarios