Nacional

violencia de género

La violencia machista aumenta en todas las comunidades menos en Extremadura

Hay 35.882 mujeres víctimas frente a 2.792 hombres víctimas de violencia doméstica y 34.946 agresores frente a 1.397 agresoras.

Imagen de archivo de una concentración contra la violencia de género en Zaragoza.
José Miguel Marco

El número de víctimas de violencia de género inscritas en el Registro Central del Ministerio de Justicia aumentó hasta las 31.286 en 2018, un 7,9 por ciento más que en 2017, y el número de víctimas de violencia doméstica creció un 6,9 por ciento, hasta las 7.388, según la Estadística de Violencia Doméstica y Violencia de Género publicada este martes 28 de mayo por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Además, de los datos se desprende que hay un total de 35.882 mujeres víctimas de ambas violencias (de género y doméstica) frente a 2.792 hombres víctimas de violencia doméstica; y 34.946 agresores varones frente a 1.397 agresoras.

Atendiendo a la serie histórica, la estadística muestra un incremento sostenido del número de víctimas de violencia machista en los últimos cinco años (27.087 en 2014, 27.624 en 2015, 28.281 en 2016, 29.008 en 2017 y 31.286 en 2018). Mientras, la violencia doméstica ha experimentado más variaciones (7.084 víctimas en 2014, 7.229 en 2015, 6.863 en 2016, 6.909 en 2017 y 7.388 en 2018).

Loading...

En total, 1,5 mujeres mayores de 14 años de cada 1.000 sufrieron violencia de género. Esta tasa se eleva a más de tres de cada 1.000 en las mujeres entre 20 y 39 años. Casi la mitad de las víctimas (47,3%), tenían entre 25 y 39 años, siendo la edad media de 36,5 años.

Asimismo, las cifras muestran que los mayores incrementos del número de víctimas en 2018 se dieron entre las mujeres de 60 a 64 años, un 15,1 por ciento más que en 2017, y de 18 a 19 años, con un 10,9 por ciento más. Por su parte, el mayor descenso se dio entre las mujeres de 75 y más años, con un 12,1 por ciento menos.

Atendiendo al lugar de nacimiento, casi dos de cada tres víctimas de violencia de género habían nacido en España, el 64,9 por ciento del total. Si bien, de la estadística se desprende que la tasa de víctimas por cada 1.000 mujeres de 14 y más años fue casi tres veces superior en las nacidas en el extranjero (3,5) que en las nacidas en España (1,2).

Por comunidades autónomas, aquellas con mayor número de víctimas por violencia de género en el año 2018 fueron Andalucía (7.047), la Comunidad Valenciana (4.794) y la Comunidad de Madrid (3.656). Por su parte, las que registraron un menor número de víctimas fueron las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, y Navarra.

Los mayores incrementos anuales en el número de víctimas se dieron en La Rioja (con un aumento del 47,1 por ciento), Canarias (24,8 por ciento más) y Murcia (18,4 por ciento más). Por el contrario, los mayores descensos se registraron en Melilla (16,2 por ciento menos), Ceuta (12,2 por ciento menos) y Extremadura (1,9 por ciento menos). 

El perfil del agresor: español de unos 40 años

Por otro lado, el INE registra un incremento de un 7,8 por ciento en el número de hombres denunciados por violencia de género hasta los 31.250. Casi la mitad, un 48,1 por ciento de ellos, tenían entre 30 y 44 años, siendo la edad media de 39,3 años.

Los mayores aumentos en el número de denunciados por violencia de género se dieron en el tramo de 18 a 19 años (14,1 por ciento más) y en el de 25 a 29 años (11,9 por ciento más). Por lugar de nacimiento, dos de cada tres denunciados habían nacido en España. Dentro de los nacidos en el extranjero, las tasas más elevadas correspondieron a los nacidos en África (5,1 por cada mil) y América (3,9 por cada mil).

Atendiendo al tipo de relación existente entre la víctima y el denunciado, en el 20,9 por ciento de los casos, la víctima y el denunciado eran cónyuges y en el 5,9 por ciento excónyuges. Por su parte, el 22 por ciento mantenía una relación de pareja de hecho y el 23,2 por ciento era expareja de hecho. Además, 3.557 eran novios y 4.766 exnovios.

Asimismo, en 2018 se registraron 37.670 infracciones penales imputadas a los denunciados por violencia de género inscritos ese año, un 8,7 por ciento más que en 2017. En concreto, se contabilizaron 37.644 delitos y 26 faltas. 

Más de la mitad, lesiones y amenazas

Los delitos más frecuentes fueron los relativos a lesiones (50,4 por ciento del total); torturas y otros delitos contra la integridad moral (19,1 por ciento) y amenazas (16,9 por ciento). El total de medidas cautelares dictadas e inscritas en el registro en asuntos de violencia de género durante 2018 fue de 98.044, un 9,1 por ciento más que el año anterior.

Teniendo en cuenta la naturaleza de las medidas, el 74,3 por ciento fueron de carácter penal y el 25,7 por ciento, de carácter civil. Las medidas cautelares penales más frecuentes fueron la prohibición de aproximarse a determinadas personas (36,2 por ciento del total), la prohibición de comunicarse con determinadas personas (35,3 por ciento) y la libertad provisional (14,2 por ciento).

Entre las civiles, las más frecuentes fueron la determinación del régimen de prestación de alimentos (26,6 por ciento del total), la determinación del régimen de custodia (26,3 por ciento) y la determinación del régimen de visitas (23,9 por ciento). 

Víctimas de violencia doméstica

Por otra parte, la estadística revela que en 2018 el número de víctimas de violencia doméstica -acto de violencia física o psicológica ejercido tanto por un hombre como por una mujer en el ámbito familiar-, aumentó un 6,9 por ciento hasta las 7.388. De ellas, el 62,2 por ciento fueron mujeres (4.596) y el 37,8 por ciento hombres (2.792). Un total de 221 personas figuraron como denunciadas y víctimas a la vez, según los datos del INE.

De los datos se desprende que en el 28,1 por ciento de los casos las víctimas fueron los hijos; en el 27,4 por ciento, la víctima fue la madre de la persona denunciada; en el 10,7 por ciento, el padre; y en el 9,8 por ciento, los hermanos.

Por comunidades autónomas, las que tuvieron un mayor número de víctimas inscritas por violencia doméstica en el año 2018 fueron Andalucía (1.649), la Comunidad Valenciana (1.030) y Cataluña (815). Mientras, las que registraron un menor número de víctimas fueron Melilla (13), Ceuta (21) y La Rioja (61).

Por estos delitos, fueron denunciadas un total de 5.093 personas en 2018, un 3,8 por ciento más que en el año anterior. El 72,6 por ciento fueron hombres (3.696) y el 27,4 por ciento, mujeres (1.397). Casi nueve de cada diez denunciados tenían menos de 50 años, siendo la edad media de los agresores de 35,8 años; y el 72 por ciento de las mujeres denunciadas y el 82 por ciento de los agresores habían nacido en España.

El número de infracciones penales se elevó a 6.028, un 3,4 por ciento más que en el año anterior. Del total, 6.024 fueron delitos y cuatro faltas. Los delitos más frecuentes fueron los relativos a lesiones (48,1 por ciento del total), amenazas (19,5 por ciento); y torturas y otros delitos contra la integridad moral (18,9 por ciento).

Además, se dictaron 11.633 medidas cautelares, lo que supuso un aumento del 5,5 por ciento respecto al año anterior. El 72,9 por ciento de estas medidas recayeron sobre hombres y el 27,1 por ciento sobre mujeres. El 94,8 por ciento fueron medidas cautelares penales. 

34.696 sentencias firmes

El INE también refleja las condenas tanto por delitos de violencia de género como de violencia doméstica. Así, en 2018 se inscribieron en el Registro 34.696 personas condenadas por ambas violencias, un 5,7 por ciento más que en 2017. De ellas, 32.194 fueron hombres y 2.502 mujeres. Por su parte, hubo 6.500 personas absueltas, un 12,6 por ciento menos que en 2017, de las que 5.905 fueron hombres y 595 mujeres.

En cuanto a la duración de los asuntos, en violencia de género se dictó sentencia firme en menos de un año a 7 de cada 10 personas (el 73,9 por ciento del total). En violencia doméstica, se dictó sentencia firme en menos de un año al 69 por ciento de las personas.

Etiquetas
Comentarios