Despliega el menú
Zaragoza

sucesos en Zaragoza 

Deja escrito de su puño y letra que va a matar a su exmujer y se despide de su hija de 7 años

La juez envía a prisión a un zaragozano de 28 años ante el riesgo de que cumpla sus amenazas de acuchillar a su exesposa en el portal de su casa. 

Entrada al centro penitenciario de Zuera.
El detenido por amenazas de muerte se encuentra en la prisión de Zuera. 
Guillermo Mestre

"En Zaragoza a 1 de mayo de 2019. Entrega a la Policía por asesinato. Soy Rubén P. M. (…) Dejo constancia de que voy a ir a matar a la madre de mi primera hija. La voy a matar con un cuchillo en el portal de su casa por todo lo que me ha hecho. Dejo esto por escrito para que no busquen al asesino (soy yo). Llamarme por teléfono (pone el número) y me entregaré por asesinato. Ya que dejo a mi hija huérfana de madre y yo en la cárcel, quiero, pido y solicito que esté atendida por mi familia paterna, ya que tienen recursos económicos y morales para su educación y alimentos".

Este es el comienzo de una de las cartas que ha llevado a la titular del Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 2 a enviar a prisión provisional a Rubén P. M., de 28 años. La juez tomó la decisión al apreciar, como plantearon la Fiscalía y la acusación particular, que existía una situación objetiva de riesgo para la mujer y una amenaza para su integridad física.

El detenido guardó esta nota junto a otra dirigida a su hija de 7 años en la que le dice que intentará en su día explicarle lo que ha hecho: "Hola (nombre de la niña). Soy tu padre. Siento el sufrimiento por el que estás pasando y que ya no tienes a tu madre y yo estoy lejos y tampoco me puedes ver hasta dentro de mucho. Intentaré explicarte todo lo que ha pasado y por qué papá hizo en su día lo que hice. Sé que no lo vas a entender y que nunca me perdonarás".

Las dos misivas, que tienen fecha de 1 de mayo, fueron descubiertas por el cuñado de la actual pareja de Rubén P. M., una mujer de la que espera otra hija y pero de la que parece que ahora también se está separando.

El cuñado estaba recogiendo las pertenencias del arrestado y entre ellas encontró las dos cartas. Ante la gravedad de las amenazas que en ellas se vertían, decidió advertir a la destinataria de su contenido y enviárselas por correo electrónico para que hiciera lo que considerase oportuno.

La interesada acudió con los escritos a la comisaría de Policía del Actur y presentó una denuncia contra Rubén P. M. En ella explica que tiene motivos para tomarse en serio lo que dice ya que durante la convivencia de aproximadamente cinco años (están separados desde 2018) había recibido malos tratos físicos aunque no lo denunció. No obstante, ella sí fue condenada por maltratar a su exmarido.

Relató ante la Policía que cuando estaban juntos ya le escribía cartas diciéndole que si lo dejaba se mataría. Añadió que aunque no le había hecho amenazas de este tipo antes, cree que está obsesionado con ella y le ha dicho en ocasiones que quiere verla en la cárcel o muerta. La denunciante reconoció la letra de su exmarido.

La expareja comparte la custodia de la niña y, según su madre, la pequeña está bien con el progenitor. De hecho, quedaron el 19 de mayo para hablar, ella fue con su actual pareja y él le dijo que no se quería llevar mal con ella y no pasó nada. 

La mujer, que acudió a la comparecencia acompañada de su abogado Fernando Octavio de Toledo, solicitó una orden de alejamiento y la custodia de la menor, algo a lo que se opuso la abogada del detenido, Carmen Sánchez Herrero, alegando que la relación hasta la fecha ha sido buena con ambas.

Al parecer, el detenido no negó la autoría de los manuscritos aunque dijo que no tenía intención de llevar a cabo lo que en ellos decía. Su letrada defensora va a pedir su puesta en libertad condicional.

Etiquetas
Comentarios