Despliega el menú
Aragón

cortes de aragón

Aragón pone fin a la custodia compartida preferente

Los grupos de izquierda han aprobado esta medida para casos sin acuerdo entre los padres. El juez determinará la modalidad que mejor protege al menor.

20190321095422__M6A6861_edited
El pleno de las Cortes de Aragón, este jueves.
Oliver Duch

Las Cortes de Aragón, con los votos de los grupos de la izquierda, PSOE, Podemos y Grupo Mixto, han aprobado este jueves la eliminación la custodia compartida "preferente", para que, en los casos en los que no haya acuerdo entre los progenitores, sea el juez quien determine la modalidad que mejor protege al menor.

Con el argumento de que la única preferencia debe ser el interés del menor, los grupos de izquierda han defendido la modificación de uno de los puntos de la Ley de Custodia frente a la oposición del resto de grupos (PP, PAR y Ciudanos) que han tachado la iniciativa de retroceso y han recordado que esta norma fue pionera y un ejemplo para otras Comunidades Autónomas.

En un debate encendido, la diputada socialista Leticia Soria ha señalado que la "práctica" ha demostrado que "la realidad va por delante de las normas jurídicas" y que, por tanto, es obligación del parlamento aragonés "adecuarla" con una modificación "razonable" y "adecuada".

"En el PSOE siempre y, en todo momento, defenderemos que la única preferencia sea el interés del menor", ha subrayado.

Desde Podemos, la diputada Amparo Bella, ha reconocido, en una de sus últimas intervenciones en las Cortes, estar orgullosa de esta iniciativa acordada con la izquierda, que busca, según sus palabras, que la custodia compartida no sea impuesta cuando no hay acuerdo entre los padres.

La custodia compartida impuesta convierte a los niños "en maletas" y les genera, a su juicio, inseguridad y fracaso escolar. "No se tiene en cuenta sus opiniones", ha recalcado y ha añadido que en la sociedad actual las responsabilidades familiares son todavía "asimétricas".

La diputada Patricia Luquin, del Grupo Mixto, ha indicado que esta modificación lo único que busca es "colocar al menor en el centro" de las decisiones cuando no hay acuerdo entre los padres. "En algunos casos será custodia compartida y, en otros, individual", ha afirmado, al tiempo que ha reconocido que a IU le habría gustado una modificación de la ley más "profunda".

Por su parte, los grupos de centroderecha han mostrado su absoluto rechazo a esta iniciativa y han presentado, para "enmendar el error", enmiendas a la modificación, que han sido rechazadas por la izquierda.

Así lo ha indicado Susana Gaspar, de Ciudadanos, quien ha comentado que los menores nacen con el derecho de compartir su vida con sus padres y, por tanto, "no debemos privar a los menores de ese derecho".

Ha recordado que esta ley fue "pionera" en España y ejemplo para otras Comunidades, y ha indicado que las custodias compartidas solo suponen un 41% del total.

Para María Herrera este cambio tiene "una corta vida" porque, según sus palabras, su grupo tiene una iniciativa para modificar de nuevo la ley en la próxima legislatura.

Ha desmentido que los expertos desaconsejen la custodia compartida cuando no hay acuerdo, como ha indicado Patricia Luquin, y ha recordado que los expertos que han comparecido en las Cortes la han defendido, "a excepción de algunos abogados y personas de la justicia a los que ustedes llamaron".

"La custodia compartida salvaguarda el interés del menor. Escuchamos poco a los niños", ha apuntado.

Para Fernando Ledesma esta modificación lleva el adn de la "izquierda feminista, radical y confrontadora", y, además, ha dicho, va en contra del "derecho de familia" y del código foral aragonés.

Además, ha criticado que la izquierda presente iniciativa "por la puerta de atrás" y de "manera chapucera e incongruente" con el resto del texto.

Etiquetas
Comentarios