Despliega el menú
Zaragoza

sanidad

Varios colectivos se manifestarán este jueves en Zaragoza en defensa de la sanidad pública y sus profesionales

La movilización se iniciará a las 19.00 en la plaza de Aragón y finalizará en la plaza del Pilar en Zaragoza.

Uno de los paros de diez minutos que el sindicato ha convocado en los pasados meses.
Imagen de archivo de una protesta del personal sanitario en Zaragoza.
José Miguel Marco

Varios colectivos se manifestarán este jueves, 25 de abril, en defensa de la sanidad pública y de sus profesionales bajo el lema '¡Gobierne quien gobierne la sanidad pública se defiende! Las listas de espera matan'. La movilización se iniciará a las 19.00 en la plaza de Aragón y finalizará en la plaza del Pilar en Zaragoza.

La manifestación ha sido convocada por la Mesa Aragonesa de la Salud, que conforman la Asociación en Defensa de la Sanidad Pública de Aragón (ADSPA), CAVAragón, CGT Sanidad, la Comisión de Salud de la Federación de Asociaciones de Barrios de Zaragoza (FABZ), el Foro de presidentes de los Consejos de Salud de Zona, la Plataforma por la Salud Mental y la Plataforma contra la privatización de la sanidad en Aragón.

En representación de estos colectivos, han dado a conocer los detalles de este acta convocatoria Yolanda Lorente (CGT), Isabel Monserrat, Ana Núñez y Carmen Sánchez, quienes han alertado del deterioro progresivo de la sanidad pública mientras la privada se expande y lo han vinculado a que se esté "empujando" a los ciudadanos a contratar seguros privados y al futuro de las pensiones, ha dicho Núñez.

Núñez ha observado que se ha destinado en el último mes 2,5 millones para derivar pacientes a la sanidad privada y reducir así las listas de espera, estimando que es "un arma electoral", pero no una medida efectiva para garantizar una sanidad pública dado que responde a una "privatización intencionada". "Con la salud no se juega", ha dicho tajante.

En Aragón, 2017 finalizó con 19.818 personas esperando a ser operadas, de las que 1.696 superaban los seis meses; mientras que en 2018 esa cifra se redujo un 2,2 por ciento, con 19.391 personas en total en la lista de espera, de las que 1.864 llevaban más de seis meses. Hace dos años, el 4 por ciento de esas intervenciones se derivaron a la privada, el 5 por ciento en 2018 y en algunas especialidades la espera puede llegar a ser de años, alertan.

"Desastrosa"

Según Yolanda Lorente, el deterioro de la sanidad pública responde a un "expolio continuado" que trasvasa recursos a la privada y a la "falta de personal". En atención primaria "no se está fidelizando" al personal, se promueven contratos "precarios", existe una sobrecarga de trabajo y no se atiende al paciente "como se debería". Además, como la atención primaria "no funciona como es debido, se sobrecarga la atención especializada", ha continuado Lorente.

La situación en el medio rural "es desastrosa", ha señalado Isabel Monserrat, para sostener que si la sanidad "no llega a todos los lugares y es universal, para todos los ciudadanos, no tendremos una sanidad pública decente".

Mientras tanto, según los datos de estos colectivos, entre 2006 y 2015 los beneficios del sector de la sanidad privada aumentaron un 42 por ciento. Actualmente representa el 29 por ciento del gasto sanitario total, su volumen de negocio crece cada año un 4 por ciento y la partida pública de conciertos representa el 26 por ciento de su facturación.

La privada posee el 57 por ciento de los hospitales y el 33 por ciento de las camas, realiza el 29 por ciento de las intervenciones quirúrgicas, atiende el 23 por ciento de las urgencias y dispone del 56 por ciento de las resonancias magnéticas, del 48 por ciento de las tomografías para detectar tumores y del 36 por ciento de los TAC (pruebas de contraste). 

Recortes y falta de especialistas

En estos mismos años, se han producido "recortes" en hospitales públicos, mencionando que la suspensión de actividad vespertina en el Clínico supuso retrasar cien intervenciones semanales. No se fomentan las plazas fijas y las plantillas estables, sino que "reina la temporalidad laboral y los contratos eventuales, faltan recursos materiales y profesionales", han asegurado, indicando que la media de enfermeros por cada mil habitantes es de 5,3 y faltan especialistas en zonas como Teruel, Alcañiz, Jaca o Barbastro.

En atención primaria, la lista de espera alcanza la semana y existe también una saturación en las jornadas de trabajo de los profesionales, que impide ofrecer una atención "de calidad" al paciente. Han alertado también de la aplicación de copagos en sectores como los pensionistas, los enfermos crónicos, pluripatológicos y las personas en situación administrativa irregular. En algunos de estos casos, los pacientes renuncian a los tratamientos prescritos por no poder asumir su coste.

Lorente ha advertido también de los determinantes de la salud, como el amianto que ha causado 40 muertes de trabajadores en Aragón o las 93.000 muertes anuales en España por contaminación y elementos químicos. 

Dotación suficiente

Estos colectivos exigen, por todo ello, una "dotación suficiente" en los presupuestos de las distintas administraciones que ponga fin a la sobrecarga laboral y que garantice una atención de calidad al paciente; crear un turno de tarde en los hospitales y posibilitar el rendimiento de los centros públicos al cien por cien; establecer garantías y plazos para la atención y asignar y entregar un código al paciente que garantice su entrada inmediata en la lista de espera.

También, democratizar y dotar de una transparencia "absoluta" al sistema de salud en cuanto a sus datos, actividad, gastos, calidad y adjudicaciones; establecer la incompatibilidad para que los profesionales públicos trabajen en la privada y tengan una dedicación "absoluta" a la sanidad pública.

Reclaman que se controle el gasto farmacéutico privado, que se elimine el copago y cualquier tipo de exclusión sanitaria, así como que se prohíban los conciertos y las fórmulas de colaboración público-privada, dedicando los recursos cien por cien al sistema público.

Ana Núñez ha detallado que esta es la cuarta jornada de lucha estatal en defensa de la sanidad pública y ha aseverado que "la pelea solo se ganará en la calle, entre trabajadores y afectados", por lo que ha animado a asistir a la manifestación este jueves en Zaragoza.

Etiquetas
Comentarios