Despliega el menú
Zaragoza

Zaragoza

Un contrato laboral de última hora decide la adjudicación de los patinetes en Zaragoza

Koko incorporó a un trabajador discapacitado a su plantilla ‘in extremis’, lo que declinó la balanza y desplazó a Alosa.

Los patinetes eléctricos fueron los grandes protagonistas del Día Mundial Sin Coches en Zaragoza
Koko y Reby se hacen con el contrato de los patinetes en Zaragoza
Oliver Duch

La contratación poco antes de expirar el plazo permitido de un trabajador con discapacidad posibilitó a la empresa Koko hacerse con uno de los dos contratos para ofrecer el servicio de patinetes en Zaragoza. Tras un empate de diez candidatos a la máxima puntuación, el primer criterio de resolver las tablas establecido por los pliegos daba preferencia a aquellos licitadores que contaran con mayor porcentaje de este tipo de empleados en nómina, un importante matiz que no pasaron por alto algunos de los candidatos.

Así ocurrió con la firma Koko, una de las que ya operaban en la ciudad y mejor valorada por los usuarios, que ha sido seleccionada para continuar ofreciendo el servicio de patinetes durante los próximos dos años. En su caso, la oferta que presentaron contemplaba una plantilla de 8 trabajadores, de los cuales, uno cuenta con una discapacidad, lo que le otorga un porcentaje empleados de este tipo del 12,5%. Solo fue superada por Reby, la otra ganadora, que gracias a su acuerdo con el centro especial de empleo Novo Rehum, presentó un porcentaje del 17,54%.

Con un solo trabajador discapacitado, Koko se impuso a la UTE que formaron Alosa Autocares y Eskay, que quedó en tercer puesto. Esta alianza aportó 12 trabajadores discapacitados, pero sobre una plantilla de 342, lo que arroja un porcentaje de solo el 3,5%. Otros licitadores intentaron incluir nuevos contratos laborales de este tipo, pero una vez superado el plazo permitido, fijado en el 31 de enero de este año. Así ocurrió con la empresa Ari Sharing, ya que se constató que había hecho dos incorporaciones posteriores, una el 8 de febrero y otra el 1 de marzo.

Oriana Circelli, una de las fundadoras de Koko, reconoce que tuvieron en cuenta las cláusulas del pliego. “Hicimos esa incorporación unos días antes del plazo límite, pero era algo que ya teníamos previsto ya que tenemos un convenio de colaboración con una entidad social de Zaragoza”, explica. “Hubo empresas que quizá no tuvieron en cuenta los criterios de desempate, o las fechas que marcaba, pero nosotros sí”, comenta la portavoz de la empresa, que trabaja ya para ampliar su despliegue en la ciudad “con mucha ilusión” tras la adjudicación del contrato.

Fuentes jurídicas y del sector de los patinetes consultadas por este periódico critican la redacción de los pliegos, que ya anticipaban un empate por la máxima puntuación para todos los licitadores, y que establecen como primer criterio de desempate la citada ratio de trabajadores con discapacidad. Sin embargo, no tienen en cuenta la antigüedad de estos empleados en la empresa, ni su jornada laboral, por lo que dichas fuentes no descartan que se materialice algún recurso a la adjudicación, que contempla diez días hábiles para ello.

Manuel Ramo, director de Movilidad Urbana de Avanza, grupo en el que está integrado Alosa, asegura que, a la espera de la comunicación oficial por parte del Ayuntamiento, están analizando las actas de la mesa de contratación publicadas en el perfil del contratante. “En función de esa evaluación, tomaremos una decisión”, destaca el portavoz.

Etiquetas
Comentarios