Zaragoza

zaragoza

¿Cuáles son los barrios más afectados cuando hay paros del bus?

La plantilla de Avanza votará este martes si va a la huelga los días 13, 15, 20 y 22 de marzo. Este lunes (19.30) los trabajadores se manifiestan en la plaza de Aragón.

Huelga Bus / 22-04-2018 / FOTO: GUILLERMO MESTRE [[[FOTOGRAFOS]]]
Varios usuarios esperan bajo una marquesina durante la huelga del bus la pasada primavera]
José Miguel Marco

Los trabajadores del bus urbano preparan la enésima huelga del servicio de los últimos años. Se tratan de dos paros que harían los próximos miércoles y viernes, si salen aprobados en un referéndum convocado mañana. Esta tarde, como medida de presión, parte de la plantilla se concentrará en la plaza de Aragón, después de que el viernes pasado fracasara el intento en la sede del Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje (Sama) de acercar posturas entre la empresa y los sindicatos.

Pero, ¿cuáles son los barrios de Zaragoza más afectados cuando hay paros del bus?

Por el número de usuarios de cada línea y, sobre todo, las quejas de muchos distritos ante la falta de alternativa de transporte público es fácil hacer una radiografía.

Cuando falla el bus, el tranvía -aunque más saturado- continúa dando servicio al eje norte-sur de la ciudad, por lo que los barrios paganos de la huelga suelen ser los del este y el oeste. Además, la línea más usada de la red, la 24, une Las Delicias con Las Fuentes, que son los distritos más populosos de la ciudad. La línea 24 lleva a diario más de 21.700 viajeros, que -si se confirma la huelga- verán cómo las frecuencias de paso (6 minutos) empeoran notablemente.

También dependen en exceso de las conexiones de bus los vecinos de Torrero y San José, donde la línea 39, que transporta a 14.400 personas al día, presenta múltiples achaques. En estos barrios también persiste la queja de que la 31 les resulta inútil porque siempre va saturada hasta Puerto Venecia y que la 34 presenta muchos achaques.

La protesta de los trabajadores se centra en la exigencia de unos tiempos de recorrido más acordes al trazado de las líneas de autobús y, en este sentido, los usuarios de la línea 35 -una de las más largas de la red- tienen mucho que decir. Así, los vecinos del Arrabal también precisan de un mejor servicio para poder acceder al centro de la ciudad, más aún con la amenaza de la posible peatonalización del puente de Piedra que bloquearía sus conexiones.

Y los que siempre son grandes sufridores de las huelgas del bus (más de una veintena en los últimos diez años) son los vecinos de los barrios rurales, cuyo servicio ya está reducido al máximo. En esos casos es muy importante que se cumplan los servicios mínimos (que en ocasiones son del 100%), dado que hay líneas que pasan cada media hora y, para colmo de males, acostumbran a ir desacompasadas. En Santa Isabel y Miralbueno también sufren una dependencia absoluta del bus urbano que, si falla, deja tirados a cientos de vecinos. En el caso de la línea 60 continúan estudiándose nuevos cuadros de marchas que, según los trabajadores, suponen un aumento la velocidad comercial.

Los paros anunciados para esta semana serían el miércoles de 18.00 a 22.00 y el viernes de 8.00 a 12.00. Se preparan también manifestaciones y una caravana de vehículos que partiría de cocheras e iría por Cesáreo Alierta hasta el Camino de Las Torres y volvería por Miguel Servet. De momento, la postura de la empresa y los trabajadores parecen muy alejadas, sobre todo, en lo referido a a la apertura de expedientes por no realizar los recorridos en el tiempo estipulado. Avanza se comprometió a enviar hoy una nueva propuesta a los sindicatos y habrá que ver si sus argumentos les convencen y sirven para desactivar los paros.

Etiquetas
Comentarios