Despliega el menú
Zaragoza

Las líneas 24, 33, 35 y 39 son las más demandadas de la red de buses

Entre las cuatro transportan casi al mismo número de viajeros que el tranvía. La 32 y 42 también cotizan al alza. Las mejoras en la 52 y la 59 conllevan un aumento de usos.

Un autobús circula en paralelo al tranvía en el paseo de la Independencia.
Un autobús circula en paralelo al tranvía en el paseo de la Independencia.
O. Duch

En los informes que maneja el área de Movilidad del Ayuntamiento se contabilizan los usos de hasta 45 líneas de autobús, incluyendo las nocturnas, los servicios especiales del Pilar o las lanzaderas de Todos los Santos. Ocho de estas 45 concentran justo la mitad de usuarios de toda la red y transportan al año a más de 46 millones de zaragozanos. Son –de largo– las más demandadas, pero siempre hay una que destaca más que el resto y en 2018 volvió a ser la línea 24. Este itinerario –que funciona con buses articulados y cuya frecuencia de paso debería ser de 6 minutos– lo toman a diario más de 21.700 personas para ir Las Fuentes a Valdefierro cruzando las vías del tranvía a la altura de Bretón o de Corona de Aragón.

A la 24 le acompañan en el podio de mayores usos las líneas 33 y 39, superando ampliamente los 5 millones de viajeros al año, y con la línea 35 –que no deja de crecer– al acecho. La 33 cubre un recorrido esencial en Las Delicias (uno de los barrios donde más se tira del bus) y se ha beneficiado en los últimos tiempos de la puesta en marcha de nuevos kilómetros de carril bus en la avenida de Madrid y en Conde de Aranda. Esto ha contribuido a mejorar levemente sus frecuencias, lo que atrae a más de 18.700 viajeros a subirse a bordo cada día.

Aproximadamente lo mismo podría decirse de la línea 39, aunque esta vez referido a los vecinos de Torrero. Los residentes en Venecia y también los de Vadorrey reclaman –eso sí– que los buses no vayan tan desacompasados y que se mejoren los porcentajes de puntualidad. Por su parte, el itinerario entre Parque Goya y Vía Hispanidad (esto es, la línea 35) también ha ido aumentando su demanda en los últimos años y son ya más de 15.500 ciudadanos los que se montan en ella a diario. Sumando los usos de las cuatro líneas del titular se superan los 27 millones viajeros, que es exactamente la cifra de personas que utilizan la línea 1 del tranvía, que cuentan con más expediciones diarias y sin competencia en su recorrido.

Mejoras y curiosidades

Del informe de viajeros se pueden extraer otros datos llamativos, como que las lanzaderas van ganando poco a poco adeptos y, sobre todo, la de Arcosur (la línea 59) destaca por encima del resto. Ya sea por falta de alternativas o porque el barrio va ganando vecinos, unas 700 personas cada día se benefician de este servicio.

Los desvelos del Ayuntamiento para reforzar el transporte público en los distritos periféricos parece que comienza a dar tímidos resultados, si bien la mayoría de las medidas aún están por adoptarse. Así, en Miralbueno se prevé mejorar la frecuencia de paso de la línea 52, que el año pasado acabó por encima de los 1,2 millones de usuarios (su competidora directo, la 53, obtiene aún mejores dígitos). 2018 fue también el primer año en el que se pudieron contar completos los datos de la línea 60 de Santa Isabel, que –con 14 meses de vida– es la más joven de toda la red. Esta conexión con la plaza de Mozart tiene una demanda de casi mil viajeros al día. El Consistorio recuerda –además– que en pocas semanas esta línea se va a ampliar hasta conectar con el tranvía en La Chimenea.

En el balance casi todas las líneas ganan usos, pero lo hacen de forma dispar y con ciertas curiosidades como que la Circular 2 continúa ganando la partida a su línea espejo (la Ci1) o que de entre los siete búhobuses es el N3 el que más y mejor servicio presta. Octubre, como es habitual, volvió a ser el mes en el que más se echó mano del bus (fiestas del Pilar mediante) y habrá que estar atentos también a la estadística el año que viene para ver como la inminente gratuidad del servicio para los menores de 8 años se traduce en las rutinas de uso línea por línea.

Etiquetas
Comentarios