Despliega el menú
Zaragoza

Del pabellón 'Príncipe Felipe' a la UAPO

ACTUALIZADA 25/10/2018 A LAS 14:05
Agentes de la UAPO, en la plaza del Pilar, todavía con el uniforme específico de la unidad.
Agentes de la UAPO, en la plaza del Pilar, todavía con el uniforme específico de la unidad
G. Mestre

Como si todo estuviera predeterminado, pues hay cosas que tal vez no puedan ser de otra manera, el gobierno de Zaragoza en Común (ZEC) en el Ayuntamiento de la capital aragonesa termina su mandato como lo empezó: imponiendo. Cerrando el circulo a cualquier resquicio real de participación, diálogo o acuerdo. Se estrenó con el decretazo del alcalde Santisteve para quitar el nombre al pabellón ‘Príncipe Felipe’ y se despide suprimiendo la Unidad Operativa de la Policía Local (UAPO). Igualmente, en contra de todos los demás partidos, de asociaciones vecinales y de buena parte de los sindicatos.

Hasta aquí su aportación a la ciudad, un balance político y de gestión que algunos de sus protagonistas han empobrecido más de lo evidente. De muy poco le han servido a la concejala Elena Giner estos casi cuatro años al frente de la Policía Local. Dice que no es ‘antipolicía’, pero es notorio su mayor interés y empatía con colectivos que han tratado de criminalizar a los agentes con denuncias que la Justicia investiga por falsedad.

Ni siquiera parece haberse enterado de que los colores reflectantes con los que quiere uniformar ahora a la UAPO -145.000 euros mediante- están pensados para proteger a los policías que se juegan el tipo en el asfalto, entre los coches, y que los oscuros ayudan a los que persiguen a los delincuentes, justamente para no ser detectados. Los cacos, caracterizados de negro desde los primeros tiempos del tebeo, también lo saben.

Vestir de amarillo fosforito a un policía que actúa de noche puede ponerle en situaciones complicadas. Es muy fácil de entender y no debería molestar a nadie. Salvo a algunos sectarios y a quienes buscan beneficio o acomodo en el incumplimiento de la ley.

Etiquetas
Comentarios