Zaragoza

Más de 36.000 zaragozanos mayores de 65 años viven solos

El último pleno aprobó, con la abstención de ZEC, una moción para crear una mesa de trabajo que aborde el problema.

La concejal popular Reyes Campillo conversa con la vicealcaldesa Luisa Broto en el último pleno del Ayuntamiento.
José miguel marco

Son datos del Instituto Nacional de Estadística, que refrenda también el padrón municipal. En Zaragoza residen 114.125 mayores de 65 años, de los cuales unos 36.000 viven solos en sus hogares. Aunque tienen recursos municipales a su servicio y existe una Oficina Técnica del Mayor, no hay ningún programa específico para detectar los casos de ancianos que viven y mueren en soledad. El PP presentó en el pleno de julio una moción para crear una mesa de trabajo que aborde este asunto y estudiar la implantación de un sistema de seguimiento de los ancianos que viven solos. La iniciativa, que también persigue hacer campañas informativas de los recursos ya existentes, salió adelante con el voto favorable de PP, PSOE, C’s y CHA, y con la abstención de ZEC.

"El Ayuntamiento es la institución más cercana a la población vulnerable y, por eso, consideramos que hay que hacer algo", defendió la edil del PP Reyes Campillo. "Los centros de convivencia de mayores funcionan estupendamente pero solo llegan a 14.000 personas y hay muchos mayores que ni se acercan ni sabemos qué pasa con su vida", explicó Campillo.

"Vigilancia activa"

La socialista Lola Campos añadió que "nadie va a ir a un centro público a decir que está solo" por lo que el PSOE también ve con buenos ojos "trabajar en detección y prevención, en una vigilancia activa". Aunque Zaragoza es una ciudad ‘amigable con los mayores’, aún hay mucho margen de mejora en lo relativo a la "plaga de soledad", acentuada aún más con la despoblación del territorio aragonés. De hecho, Cristina García, de Ciudadanos, puso el acento en que Aragón "es la sexta comunidad en España con la población más envejecida" y señaló que en Zaragoza el 32% de los mayores de 65 años viven solos en sus domicilios. "Esto exige crear un modelo transversal, una coordinación entre las administraciones", dijo García, recordando también que el Justicia de Aragón se pronunció hace unas semanas a favor de confeccionar un mapa de las personas que viven solas a través de una base de datos que permita trabajar con eficiencia.

Por su parte, Carmelo Asensio (CHA) apuntó en el debate que el problema es creciente –gracias a los avances sanitarios y a las altas tasas de envejecimiento– e informó de que las estadísticas señalan que en 2050 el 33% de la población será mayor de 65 años. Ahondando en la estadística, Asensio también señaló que de los ancianos aragoneses, cerca del 88% viven solos en sus hogares, frente al 12% que están en residencias. "Esto evidencia que la oferta de residencias públicas es insuficiente y que las rentas que exigen las privadas son inasumibles para muchos", afirmó el edil nacionalista.

La vicealcaldesa Luisa Broto, concejal de ZEC y responsable de Servicios Sociales, aseguró que no se están dando más muertes que en ejercicios anteriores ("los datos son parecidos o similares a los últimos años") y achacó el problema "no solo al cambio demográfico sino también sociológico". Así, Broto argumenta que "al progresivo deterioro de los vínculos familiares y comunitarios se suma la creciente desigualdad social, vinculada a las ideas individualistas y neoliberales". Expuso el dato terrible de que en países como Suecia el 50% de la población vive sola y "cerca del 25% de las personas mueren sin que nadie siquiera reclame su cuerpo". ZEC se abstuvo en la votación para crear una mesa de trabajo –y hoy ha insistido en que la moción no es de obligado cumplimiento– alegando que una base de datos no serviría para mejorar la situación y que ya se colabora con la red Eurocities para abordar el problema.

Redes y radares

En el debate salió a colación en varias ocasiones la posibilidad de exportar un programa del Ayuntamiento de Barcelona llamado ‘Radars’, que desde 2008 fomenta redes vecinales –con comerciantes de proximidad, colegios de los barrios, agentes culturales...–, que vela por la prevención y la detección de situaciones de riesgo de las personas mayores. No obstante, contra la soledad afectiva ya existen actuaciones en barrios como Santa Isabel o Las Fuentes con los programas ‘Nos gusta hablar’ o ‘Solos’, que aspiran a crear un entorno amigable para los ancianos.

Hogares unipersonales. En Zaragoza el 31% de los hogares son unipersonales y en el 38% de ellos residen personas mayores de 65 años (el 11% del total de viviendas).

Recursos. Al margen de los servicios de ayuda a domicilio y la teleasistencia, Zaragoza también cuenta con comedores para personas mayores, servicios de comida a domicilio, un protocolo de atención a caídas en coordinación con la Policía Local y programas de apoyo a los cuidadores.

Guerra de cifras. En el pleno municipal Reyes Campillo (PP) denunció que ZEC ha dejado de gastar 3,5 millones en dos años en el servicio de ayuda a domicilio. La vicealcaldesa Luisa Broto rechazó la acusación.

Etiquetas
Comentarios