Zaragoza
Suscríbete

El Mercado Central cierra durante un año para afrontar una profunda reforma

Los detallistas continuarán con su actividad a partir del jueves 12 de abril en la instalación provisional situada junto a las Murallas Romanas.

Algunos clientes apuran estos días sus compras antes de la jubilación de sus minoristas favoritos.
Algunos clientes apuran estos días sus compras antes de la jubilación de sus minoristas favoritos.
Oliver Duch

El Mercado Central de Zaragoza, que con el diseño de Félix Navarro abrió sus puertas en 1903, cerró este sábado para asumir una profunda reforma. A partir del jueves, la actividad de los detallistas continuará en unas instalaciones provisionales que se han colocado junto a las Murallas Romanas y que darán servicio a la clientela hasta que las obras en la emblemática lonja zaragozana concluyan en el plazo de un año.

Los comerciantes recogieron sus puestos con la vista puesta en unas obras que previsiblemente se adjudicarán esta semana por un precio que rondará entre los 8 y los 9,6 millones de euros y que modernizará por completo las instalaciones 32 años después de la última reforma. Frente a los alrededor de 80 detallistas que trabajaban hasta ayer en el Mercado Central, 57 detallistas empezarán a operar en las instalaciones provisionales. Los que no han optado por no participar en el nuevo proyecto se jubilan, se trasladan o cambian de actividad.

Los que sí apuestan por la reforma, que implica asumir un canon que oscila entre los 50.000 y 60.000 euros por 50 años de concesión, lo hacen con el objetivo de retornar en el segundo trimestre de 2019 a una lonja renovada. Las futuras instalaciones tendrán menos puestos (se pasará de 190 a 74) y actividades complementarias para convertirlo en un centro de atracción comercial y turística.

En una jornada marcada por la nostalgia y la emoción, el presidente de la Asociación de Detallistas, José Carlos Gran, expresó su optimismo respecto al futuro de la lonja, pese a que no se han cubierto todas las expectativas de ocupación. "El mercado se llenará. Como en cualquier proyecto, cuando el barco está a punto de zarpar es cuando todos creen en él", aseguró. De momento, algunos de los adjudicatarios van a optar a puestos dobles, por lo que el número de mostradores ocupados aumentará.

Gran explicó que el mercado ganara "vistosidad, tanto en el edificio como en los establecimientos". "El servicio va a mejorar y se va a seguir apostando por el futuro cuando hace unos años pensábamos que estábamos heridos de muerte", señaló.

La previsión del Ayuntamiento de Zaragoza es que los trabajos puedan comenzar en mayo, una vez superada esta próxima semana el trámite de adjudicación. Hay nueve empresas pujando por este contrato, que salió a concurso por 10,6 millones de euros, IVA incluido. Entre las ofertas presentadas, se han producido rebajas de hasta el 26% del coste inicial.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión