Despliega el menú
Zaragoza

¿Por qué están en huelga los conductores del tranvía?

El pasado martes se iniciaron los primeros paros parciales (durante cuatro horas al día) que está previsto que se mantengan hasta el 7 de abril.

Segunda jornada de huelga del tranvía de Zaragoza
Segunda jornada de huelga del tranvía de Zaragoza
Guillermo Mestre

El actual conflicto entre la empresa Tranvías Urbanos de Zaragoza y el comité de empresa (que ha derivado en la primera huelga de este medio de transporte) se produce solo cinco meses después de haber firmado el convenio colectivo.

Tras la reunión mantenida en el SAMA antes del inicio de la ruptura de las negociaciones, Pilar Fuentes, presidenta del comité de empresa, apuntó que los motivos de la huelga son "todos los incumplimientos de los acuerdos" a los que había llegado la empresa. Por su parte, la dirección de Tranvías Urbanos ha insistido en los últimos días en que la compañía "ha cumplido con todo lo que se pactó", pero que los trabajadores "están pidiendo más".

El principal punto de disputa son los tiempos de descanso que tienen los conductores, así como un mayor control del tiempo de conducción a través de un ‘software’. Además, el retraso en la instalación de la caseta de descanso definitiva en la calle de Mago de Oz y el incumplimiento del calendario de reuniones trimestrales entre los trabajadores y la empresa tampoco están ayudando en las negociaciones, que en este momento se encuentran rotas.

Antes de llegar a este punto ya ha habido dos conflictos laborales que recientemente han puesto en riesgo la operatividad del servicio. El 15 de septiembre los conductores convocaron una huelga que no se resolvió hasta el 2 de octubre, apenas ocho horas antes de su inicio. La amenaza de un paro de esas características durante las fiestas del Pilar obligó a exprimir la negociación hasta llegar a un acuerdo en el SAMA. Estos empleados consiguieron una serie de mejoras laborales y salariales que, precisamente, propiciaron el siguiente enfrentamiento.

El resto de trabajadores convocaron una huelga parcial indefinida a partir del 16 de febrero. Pedían mejorar el funcionamiento del servicio en aspectos como seguridad, control y cobertura de bajas, entre otros, pero sobre todo, equiparar las condiciones laborales de los trabajadores a las del acuerdo que la empresa alcanzó en octubre con los conductores. De nuevo se iniciaron las conversaciones para buscar una solución, que se alcanzó en el SAMA la víspera de su puesta en marcha.

La última negociación (que se produjo esta misma semana) no ha tenido un resultado tan positivo, por lo que el pasado martes se iniciaron los primeros paros parciales que han continuado este jueves. La convocatoria de huelga incluye paros todos los martes, jueves y sábados desde el 13 de marzo y hasta el 7 de abril, en horario de 8.00 a 10.00 y de 19.00 a 21.00.

Etiquetas
Comentarios