Zaragoza
Suscríbete por 1€

Las 'food trucks' llegaron a las fiestas del Pilar para quedarse

Confirmada la segunda edición de este festival gastronómico. El sitio elegido es el mismo que el año pasado, el parque de San Pablo, junto al Ebro.

Una imagen del festival de food trucks de 2016.
Una imagen del festival de food trucks de 2016.
Twitter @FoodTrucksZgz

El año pasado, una de las grandes novedades de las fiestas del Pilar fue la instalación de un festival de food trucks junto al río Ebro, en el llamado parque de San Pablo. Una veintena de caravanas gastronómicas funcionaron durante los días de las fiestas. Además de comida, en el marco de esta iniciativa se programaron actuaciones de música y humor, entre otras, y juegos para niños.

Parece que la acogida del festival (durante los fines de semana de las fiestas este espacio se llenó hasta la bandera) ha animado al Ayuntamiento de Zaragoza a repetir. Hace unos días que se licitó el contrato para adjudicar la licencia. De los pliegos que regulan el procedimiento se desprende, incluso, que en las fiestas del Pilar de 2018 volverá a repetirse la cita, pues se dice literalmente que "la licencia se otorgará inicialmente para el año 2017 (fiestas del Pilar), y podrá prorrogarse para el año 2018 (fiestas del Pilar) por mutuo acuerdo expreso de las partes. Esta prórroga se solicitará por el adjudicatario antes del 1 de marzo de 2018".

Otra novedad es que es posible que las 20 camionetas que como máximo se van a instalar en este espacio podrían empezar a funcionar antes de los días de fiestas. De acuerdo con la información incluida en los pliegos, las instalaciones podrán comenzar a disponerse en el parque de San Pablo el 15 de septiembre y el desmontaje se llevará a cabo el 15 de octubre. El periodo oficial de actividad está fijado para el 6 de octubre, pero los pliegos abren la puerta a que las food trucks empiecen a funcionar antes de esta fecha, un extremo que se deberá solucionar por escrito a la consejería de Economía y Cultura del Ayuntamiento de Zaragoza.

En cuanto a los precios de la adjudicación de la licencia, todo se mantiene igual que el año pasado: el canon establecido por el Ayuntamiento es de 40.000 euros, importe que podrá ser mejorado al alza por los participantes en la licitación. De la misma forma, los horarios de actividad de los puestos de comida tampoco experimentan cambios: los días laborables abrirán de 11.00 a 0.00 y los fines de semana de 11.00 a 2.30.

Sobre los puestos que podrán instalarse en el festival, dos peculiaridades establecidas por el Ayuntamiento: como mínimo un 30% serán aragoneses y al menos tres del total de 20 serán puestos con productos Km 0, que son alimentos y materias primas elaboradas bajo el sello de calidad que aseguran que son 100% autóctonos. También habrá 'cuota aragonesa' en las actuaciones de ocio: la mitad de los artistas que pasen por los escenarios de este espacio deberán ser de la tierra.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión