Zaragoza
Suscríbete por 1€

El Parque del Agua recibe un millón y medio de visitas

El cable-ski del canal, la zona de aves y el minigolf, grandes novedades para la temporada de verano.

El nuevo cable-ski de Loteta Sports
El Parque del Agua recibe un millón de visitas a falta de una última parcela por adjudicar

El Parque Metropolitano del Agua se ha convertido, con casi 1,5 millones de visitas al año, en el más concurrido de Zaragoza desde su inauguración con motivo de la Expo Internacional de 2008. La gran variedad de oferta lúdica y de ocio que aporta hoy en día el meandro de Ranillas parece que ha convencido a los ciudadanos, en especial a partir de esta época del año.

Tras unos años dubitativos de resaca post-Expo, en los que la crisis económica frenó el desarrollo del parque, el modelo de gestión mixta -con aportación de dinero público y, sobre todo privado- ha permitido relanzar la zona a base de concesiones de explotación.

Desde que acabara la muestra que cambió la fisionomía del meandro, las empresas privadas han invertido en la zona más de 40 millones de euros en equipamientos, servicios e instalaciones. Algunas de estas inversiones han sido más acertadas que otras, y hay servicios, como el balneario o el canal de aguas bravas que han pasado graves dificultades.

Otros, como el apartotel, ni siquiera llegaron a subir la persiana y todavía se busca un comprador que termine la obra y le de un uso. El edificio, propiedad del Banco Espirito Santo tras el último cambio de manos, está construido al 60%, y busca desde la Expo un comprador que lo termine y le dé un uso. En un primer momento, la intención era vender el inmueble en conjunto, aprovechando su privilegiada ubicación en el Parque del Agua, una idea que todavía no se descarta. Recientemente, los bomberos de Zaragoza tuvieron que asegurar sus fachada ante el riesgo de desprendimientos.

Tampoco ha cuajado el servicio de alquiler de bicicletas, patines y segways proyectado por el Ayuntamiento, tras dar marcha atrás el adjudicatario que debía ponerlo en marcha este verano. Se prevé que el nuevo concurso se publique en unas semanas.

Sin embargo, la mayoría de los servicios han obtenido el éxito suficiente para configurar una oferta de ocio completa en el parque, pese a las críticas iniciales por la privatización de una zona pública, y por los altos precios de algunas de las 'atracciones'.

Novedades en 2014

Con la llegada del buen tiempo -cuando el cierzo lo permite-, el Parque del Agua recibe a la mayoría de sus visitantes y pone en marcha importantes novedades. Este año, una de las más sorprendentes será el cable-ski instalado por Loteta Sports -la nueva responsable del canal de aguas bravas- en la laguna anexa a la Torre del Agua.

Esta semana se instaló el equipamiento por una empresa alemana y los primeros valientes ya lo han estrenado. Se trata de una correa de arrastre de cien metros de longitud que permite deslizarse sobre una tabla por la lámina de agua, como parte de un futuro 'wakepark'.

También se ha estrenado una zona dedicada a la protección de aves en una parcela de estepa hasta ahora sin uso de más de 8.000 metros cuadrados. Cuenta con la colaboración de la Sociedad Española de Ornitología  y se programarán visitas guiadas.

Otra de las grandes novedades de esta temporada será la inauguración de un campo de minigolf, que contará con 18 hoyos repartidos en una parcela de 1.278 metros cuadrados. La empresa concesionaria plantará a su vez 15 moreras y dos olivos y se instalarán tres fuentes de agua para dar más vida al espacio.

Además, se llevarán a cabo más mejoras a partir del año que viene, como baños, un restaurante y un chiringuito de refrescos y helados. El plazo de concesión de esta zona recreativa es de 25 años y se estima que el coste de las obras y la adecuación del entorno, según las condiciones recogidas en las bases del concurso, requieren una inversión mínima de 60.000 euros más IVA.

Hay negocios que, tras el éxito de estos primeros años y, sobre todo, con la apertura de la Ciudad de la Justicia, han decidido dar un paso más. Es el caso del quiosco Luna Nueva. Esta concesión data de 2010 y desde entonces ha prestado servicio como terraza, pero han ampliado el espacio y ahora cuentan con un comedor interior de cien metros cuadrados, además de las dos terrazas, de las que una está orientada al río Ebro, junto al embarcadero de la Expo.

Todas estas novedades se incorporan a las ya existente, que como el Soccer World Zaragoza, la Hípica o Las Playas se han asentado con el paso de los veranos. En la actualidad ya solo queda una parcela libre. El Ayuntamiento, al ser la última, no tiene prisa por darle contenido, pero está abierto a ideas interesadas en llenar el hueco final del meandro, que este año ha recibido el premio 'Columpio de Oro' a la mejor zona infantil.

Etiquetas