Despliega el menú
Zaragoza

Servicios sociales

El 82% de los cuidadores de familiares dependientes de Aragón deja de cotizar

El Gobierno dejó de sufragar las cuotas de la Seguridad Social de los cuidadores no profesionales en septiembre, cuando unos 3.660 cuidadores no profesionales cotizaban en la Comunidad. Ahora solo lo hacen 657 personas.

Una persona con discapacidad, durante una sesión de rehabilitación
El 82% de los cuidadores de familiares dependientes deja de cotizar
J. M. MARCO

Los efectos de las últimas medidas que ha tomado el Gobierno para reducir el gasto en dependencia y la deuda contraída por el Imserso no se han hecho esperar. Desde que el Ejecutivo modificara el régimen especial para los cuidadores no profesionales de dependientes y dejara de financiar sus cotizaciones, el 80% de los aragoneses que no trabajan porque deben hacerse cargo de un familiar en esta situación ha dejado de pagar a la Seguridad Social y, por lo tanto, de 'trabajar' de forma oficial. 

Una medida que se une a la rebaja del 15% de las ayudas a la dependencia que también sufrieron en agosto del año pasado y que ha provocado que el número de personas que cotizaban en este régimen haya pasado de 3.660 a solo 657 (387 en Zaragoza, 133 en Huesca y 137 en Teruel) en menos de un año, según datos de la Secretaría de Estado de Servicios Sociales e Igualdad.

El Gobierno sufragaba las cuotas de estos cuidadores desde 2007, cuando el Ejecutivo de Zapatero aprobó un régimen especial para que los familiares que atienden a los dependientes dignificaran el tiempo de atención a estas personas y completaran su pensión de jubilación. Sin embargo, la última reforma obligaba a quienes quisieran seguir cotizando a partir del mes de septiembre a pagar el 85% de esta cuota y, a partir de enero, el 100%, lo que supondría una aportación media a la Seguridad Social de unos 165 euros al mes. Una cantidad que puede ser incluso mayor en algunos casos y que supone un importante esfuerzo -en ocasiones, inalcanzable- para estas personas, que reciben una subvención máxima que no llega a los 500 euros.

Y más cuando esta medida llegó tan solo un mes después de que el Gobierno de Aragón aprobara el recorte mínimo fijado en la reforma de la Ley de Dependencia, que supuso una reducción del 15% -unos 55 euros mensuales- de estas ayudas. Según el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, en la Comunidad hay 11.798 cuidadores familiares, la inmensa mayoría mujeres, por lo que ahora mismo tan solo un 5,5% está cotizando a la Seguridad Social.

Un 'empleo' a tiempo completo

Esta situación se han convertido en un gran problema para muchos de estos familiares de dependientes, que en muchos casos se ven obligados a dejar a un lado la búsqueda de un empleo para centrarse en el cuidado de estas personas, que en los casos más graves pueden necesitar atención las 24 horas del día.

La tendencia que ha marcado Aragón ha sido todavía mayor en el conjunto de España, donde el número de familiares de dependientes que cotizaban por este trabajo ha pasado de 179.829 en julio del año pasado a 19.602 a principio de este mes, lo que significa una reducción del 89%. La financiación de las cuotas de estos cuidadores no profesionales suponía un desembolso para el Gobierno de alrededor de 300 millones de euros al año, que ahora se ahorrará a costa de los familiares de las personas dependientes.

Casi 9.000 dependientes sin prestación

La polémica entorno a la Ley de Dependencia no acaba en la reducción del 15% de las prestaciones y el final de la subvención de las cotizaciones, ya que uno de los aspectos más criticados, tanto por la oposición como por los diferentes agentes sociales, es la lista de espera existente para que las personas con alguna discapacidad puedan cobrar las ayudas.

A principios de este mes había 28.223 dependientes con derecho a prestación en Aragón, de los que solo 19.290 estaban percibiendo alguna subvención o servicio, por lo que 8.933 personas siguen sin cobrar ninguna prestación a pesar de que se les ha reconocido una discapacidad. De los dependientes con ayudas, 11.798 reciben prestaciones para cuidados familiares, 3.238 se benefician de servicios, 3.153 atención residencial y 1.101 tienen plazas en centros especializados. En toda España hay 213.824 dependientes que no tienen ninguna ayuda.

Etiquetas