Despliega el menú
Zaragoza

Huelga de limpieza en hospitales

El conflicto de la limpieza en hospitales se enquista en su tercera semana

La huelga de trabajadores de limpieza de los hospitales del Salud continúa tras el fracaso de la reunión mantenida en este jueves en el SAMA.

Pitada de las limpiadoras en el Clínico.
Las limpiadoras se encierran en el Clínico tras dos semanas de huelga
I. M.

La huelga de trabajadores de limpieza de los hospitales del Salud continúa tras el fracaso de la reunión mantenida este jueves en el SAMA. En ella, se trataron los puntos del convenio colectivo que provocan el enfado de los trabajadores y se hizo una nueva oferta, pero los sindicatos no la aceptaron: "Nos dan unas migajas y piensan que tenemos que aceptar. Están midiendo el pulso de los trabajadores a ver cuánto aguantan pero no saben que la gente sigue fuerte", asegura Ángel Benito, miembro del comité de huelga por CC.OO. y antiguo responsable de limpieza de los centros sanitarios.

Según Benito, no se ha avanzado en los temas más importantes para los trabajadores en huelga: la ultractividad indefinida, las plantillas fijadas por el Salud, la equiparación con el personal estatutario del grupo E y la consideración del hospital Miguel Servet de Zaragoza como tres centros diferenciados. 

El único cambio en la propuesta es, según el representante de CC.OO., que las empresas se comprometían a no movilizar al personal de mañana del Miguel Servet aunque este pasase a considerarse un único centro, pero insistían en tener la potestad de movilizar según las necesidades a los peones encargados de sacar la basura y al personal de noche. Lo que a los sindicatos les parece una discriminación. "Además queremos que el Salud fije el número de trabajadores para que no puedan reducir la plantilla en cualquier momento y continuar equiparados en el tema de los permisos como estábamos hasta ahora", explica Benito.

Los sindicatos señalan que el considerar el Miguel Servet un único centro supondría reducir los tres comités ahora existentes -y del que forman parte 23 personas- en un único comité: "Supondría eliminar a mucha gente y les interesa eso para poder manejarlo como ellos quieran", señala el representante sindical.

Ante la falta de acuerdo la huelga continúa tras 18 días y este viernes a las 17.00 los trabajadores celebrarán una nueva asamblea.

Interrupción del Pleno

También este jueves algunos trabajadores de limpieza de los centros sanitarios públicos de Aragón han interrumpido el pleno de las Cortes en el que se debatía una moción de IU sobre política sanitaria, que incluía un punto en el que se pedía que el parlamento se solidarizara con la huelga indefinida convocada por los empleados de este servicio. 

En su moción de tres puntos, defendida por la diputada Patricia Luquín, se pedía también que, "en aras de la eficiencia, eficacia y ahorro económico", el ejecutivo autonómico asumiera la gestión pública directa del servicio de limpieza de los centros sanitarios en Aragón.

PP y PAR han rechazado la iniciativa en su conjunto, que sí que han apoyado PSOE y CHA.

Al término del debate, diez trabajadores del servicio de limpieza han mostrado pancartas exigiendo la resolución de su conflicto laboral y han comenzado a gritar "la limpieza no se rinde".

El presidente de las Cortes, José Ángel Biel, les ha pedido que abandonaran la tribuna de público, pero han hecho caso omiso y entonces la sesión ha sido suspendida, aunque estaba previsto debatir una iniciativa más en la sesión de la mañana.

Conflicto de derechos

Carmen Susín, del PP, ha reprochado la "demagogia" de quienes apoyan dicha huelga ya que la sociedad tendrá "muy difícil entender" por qué se apoya un derecho en detrimento de otro, tanto o más importante, como es el derecho a la salud que una huelga indefinida de limpieza sanitaria podría menoscabar.

Desde la oposición se ha recordado que se trata de un servicio público y esencial, cuyo mayor responsable es el consejero de Sanidad, pero éste "se lava las manos y se desentiende del problema".

Mientras, según Eduardo Alonso, del PSOE, se sigue apoyando a unas empresas que "solo buscan el pelotazo" sin importarles el perjuicio que puedan causar.

Nieves Ibeas, de CHA, ha insistido en que no hay informes que avalen que la limpieza de los centros sanitarios iría peor si ésta la asumiera directamente la administración pública.

Etiquetas