Zaragoza

Credida extraordinaria del río

El agua del Ebro llega a algunas casas en Novillas y obliga a cortar 3 carreteras

Están cortadas la A-127 entre Gallur y Ejea; la CP-3 entre Boquiñeni y Pradilla; y la CP-2 entre Cortes de Navarra y la carretera A-126. La punta de la crecida se espera a las 20.00 en Novillas, aunque la DGA no prevé afecciones graves para la población.

El agua del Ebro comienza a filtrarse en casas de Novillas
OLIVER DUCH

La crecida del río Ebro a su paso por Aragón ha obligado ya a cortar tres tramos de carreteras en la provincia de Zaragoza: la A-127 que une las localidades de Gallur y Ejea de los Caballeros, la CP-3 entre Boquiñeni y Pradilla; y la CP-2 entre Cortes de Navarra y la carretera A-126, que une Alagón y Tudela.

Ver mapa más grande

El consejero de Política Territorial e Interior del Gobierno de Aragón, Antonio Suárez, que ha presidido la reunión del Comité Asesor del Plan de Emergencias por Inundaciones, ha subrayado que todas estas vías cuentan con pasos alternativos.

Suárez ha informado de que la punta de la crecida, con 2.100 metros cúbicos por segundo, está previsto que llegue a la localidad de Novillas sobre las 20.00 de este lunes. Esta martes alcanzará Alagón y, previsiblemente, llegará a Zaragoza en la madrugada del martes al miércoles.

No esperan más desalojos

El consejero se ha mostrado optimista ante la evolución de la nueva crecida y que cree que no supondrá desalojos de la población.

Las previsiones, ha asegurado, son "más optimistas" que el pasado sábado y no se esperan graves afecciones a la población salvo las inundaciones de campos y filtraciones de agua en algunas viviendas de municipios ribereños.

Suárez comparte la opinión de los vecinos y agricultores de los municipios que tradicionalmente sufren las inundaciones de las crecidas del Ebro de que es la falta de limpieza del cauce lo que contribuye a que las consecuencias sean mayores.

"La falta de limpieza hace que con el mismo caudal se eleve el nivel como si llevara 300 metros cúbicos por segundo más", ha reconocido el consejero quien ha esperado que la limpieza se pueda acometer a corto plazo.

Y es que ha dicho que piensa que si el Ebro estuviera más limpio el caudal "en altura no llegaría a donde se puede prever que llegue y supone que con un caudal que no sería preocupante haya que estar preocupado".

La limpieza, por tanto, para el Gobierno de Aragón es "un reto" en el que deben de estar todas las administraciones.

El consejero de Interior no ha avanzado datos de ayudas, que "se verán en su momento", ya que ahora lo que compete al ejecutivo autonómico es "tener todas las medidas de prevención para evitar que haya afecciones a la población y con todos los operativos preparados para el caso de que hubiera que tomar una medida extraordinaria con la población".

Según Suárez, los bomberos de la Diputación de Zaragoza están desplegados a lo largo de los municipios de la ribera, como también están preparados los de la capital aragonesa, mientras que la sociedad Sarga está participando en los operativos de refuerzo de motas.

Primeras afecciones en Novillas

Por su parte, el alcalde de Novillas José Ayesa, ha informado de que el agua se ha comenzado a filtrar por el subsuelo en dos viviendas de esta localidad a primera hora de este lunes. 

Las filtraciones han comenzado esta madrugada y el agua alcanza unos 20 centímetros que los vecinos la achican junto a los bomberos del parque de Ejea de los Caballeros, que han acudido provistos de motobombas.

El alcalde de Novillas ha explicado que esta crecida del Ebro "va a ser más larga en el tiempo e irá aumentando hasta las 20.00" para precisar que "subirá unos 10 centímetros más con los mismos metros cúbicos de 2007, cuando entonces no llegó a los 7 metros".

Ayesa ha indicado que el Ebro a su paso por Novillas alcanza una altura próxima a los 7 metros y lleva un caudal que ronda los 2.000 metros cúbicos por segundo.

El agua también ha anegado a lo largo de esta madrugada unas cien hectáreas más y son cerca de 1.500 las hectáreas afectadas, de las que el 40% están cultivadas. Las demás son campos en los que ya se ha recogido cosecha.

El ganado, que se había trasladado hace unos días a una granja, está rodeado de agua y "no se puede acceder porque está todo inundado, ha añadido Ayesa.

Etiquetas