Teruel
Suscríbete por 1€

El Ayuntamiento de Teruel ignoró su propio criterio al atar cuerdas a la columna del Torico

Un informe municipal sobre el Congreso del Toro de Cuerda prohibía anclajes a monumentos.

Inicio del congreso del tor de cuerda en teruel con pasacalles de los pueblos participantes y torro ensogado en la plaza del torico. foto Antonio garcia/Bykofoto. 17/06/22[[[FOTOGRAFOS]]]
La plaza del Torico fue decorada durante el Congreso con 23 cuerdas ancladas a la fuente.
Antonio García / Bykofoto

El Ayuntamiento de Teruel incumplió sus propias prescripciones al anclar a la columna del Torico el tendido radial de 23 cuerdas instalado con motivo del Congreso de Cuerda, un dispositivo que, al ser desmontado el pasado día 19, provocó el derrumbamiento del fuste y graves daños en la propia escultura, pendiente de estudio y de restauración.

Según un informe del servicio municipal de Arquitectura del 7 de junio de 2022 relativo al Congreso, "se prohíbe expresamente el apoyo y o anclaje de elementos de cualquier tipo a los edificios monumentales". El mismo requisito aparece reflejado en el decreto de Alcaldía posterior para autorizar las instalaciones de calle de la cita congresual.

El informe y el decreto de la Alcaldía fueron esgrimidos por el portavoz socialista, Samuel Morón, en el pleno municipal del pasado día 24 para pedir la dimisión de la alcaldesa, Emma Buj, como responsable política de la "negligencia e irresponsabilidad" que provocó el derrumbamiento del Torico. El dictamen de Arquitectura se emitió respecto a una solicitud de la asociación Amigos de la Soga y Baga de Teruel para organizar el Congreso del Toro de Cuerda, una actividad dependiente de la Concejalía de Cultura.

La prescripción impuesta por el servicio de Arquitectura que excluye los anclajes a monumentos se incluye en el decreto de Alcaldía que autorizó la ocupación de calles con motivo del Congreso.

Todos los grupos de la oposición, salvo el PAR, consideran que la existencia del informe agrava la actuación del Ayuntamiento, que ancló las cuerdas ornamentales al monumento más emblemático de la ciudad en contra del criterio de Arquitectura. PSOE, Vox, CHA, Ganar Teruel y Espacio Municipalista advierten de que no dan por cerrado el caso y siguen insistiendo en la necesidad de depurar responsabilidades políticas. Sin embargo, la petición de que el destrozo del Torico tenga un precio político tropieza con la postura de PAR y Cs -socio de gobierno del PP-, que, con sus votos, salvaron a Buj de la reprobación del pleno.

El portavoz del PAR, Julio Esteban, da el asunto por "cerrado" en el ámbito político mientras que el portavoz de Cs, Ramón Fuertes, considera que la determinación de las responsabilidades políticas corresponde solo al PP, partido que ostenta las delegaciones implicadas en el suceso.

Para el portavoz socialista, la existencia del informe de Arquitectura y, "aún más grave", la incorporación de la prohibición de anclajes a monumentos al decreto firmado por la propia alcaldesa, conllevan responsabilidades políticas. Vox, CHA, Ganar y Espacio Municipalista coinciden en que el equipo de gobierno no se leyó el informe de Arquitectura antes de actuar en la fuente del Torico o prefirió ignorarlo.

El concejal de Vox, Alejandro Nolasco, considera que el equipo de gobierno "actuó a las bravas", al no pedir previamente informes técnicos, ni de Patrimonio, además de desoír el informe del servicio de Arquitectura. "O no se lo leyeron o les dio igual lo que ponía", concluyó. El concejal de Ganar Teruel, Nicolás López, apunta que, al no tener en cuenta la postura de Arquitectura ni el decreto de la Alcaldía, se evidencia "una falta de comunicación" entre las distintas concejalías.

Para la concejala de CHA, Marisa Romero, la actuación municipal es "más grave todavía" tras conocerse la prescripción que prohibía expresamente los anclajes a monumentos. A su juicio, el asunto "no puede quedar así". El concejal de Espacio Municipalista, Zésar Corella, considera que el concejal de Fiestas "no leyó el informe del servicio de Arquitectura o le dio igual". Corella demanda la asunción de responsabilidades políticas.

Buj, reconoce que "las cosas se pudieron hacer mejor" durante el montaje y desmontaje de las cuerdas del Torico, pero señala que el informe que prohibía anclar cualquier elemento a edificios monumentales se refiere a la ocupación de la calle y no a la ornamentación del Torico. Achaca el derrumbamiento a "un exceso de confianza". A su juicio, la fuente del Torico "nunca ha tenido el concepto de monumento" sino que es un elemento de uso "habitual" en celebraciones. Sin embargo, el catálogo del patrimonio artístico de la ciudad editado por el propio Ayuntamiento en 2003 arranca, precisamente, con el "monumento al Torico".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión