Despliega el menú
Teruel
#YoComproEnAragón

Transporte gratuito para captar clientes de los pueblos de Teruel

El comercio de la capital pone en marcha promociones para atraer al consumidor local y también del entorno.

Comercios de la céntrica calle de San Juan de Teruel.
Comercios de la céntrica calle de San Juan de Teruel.
Jorge Escudero

El pequeño comercio de Teruel se planta ante el Black Friday con un abanico de ofertas e iniciativas destinadas a evitar o, al menos, minimizar las compras a través de las grandes plataformas digitales y conseguir que el gasto se quede en la ciudad, un objetivo complicado ante la situación de confinamiento perimetral impuesta por la covid-19.

Los establecimientos de la ciudad ofrecen rebajas que rondan, en general, el 20% o 30%, aunque algunos productos de difícil comercialización tienen descuentos de hasta el 80% y pueden servir de reclamo.

Para hacer más atractiva la oferta local a los clientes del entorno de la ciudad, el Centro Comercial Abierto (CCA) -que aglutina la oferta de comercios y hostelería del Centro Histórico de Teruel- asume "todos los costes de envíos y las devoluciones" para compras efectuadas los días 26, 27 y 28 de noviembre.

El CCA insta a los turolenses a "comprar en las tiendas físicas y en las webs de los asociados", pero recuerda al cliente que, si lo prefiere, también puede adquirir artículos por teléfono y por Whatsapp. El objetivo final es que "este año más que nunca" los consumidores turolenses "apoyen" al comercio local con motivo del Black Friday. Para facilitar la llegada en coche y el estacionamiento, el comercio del Centro Histórico regala 3.000 horas de aparcamiento gratis.

El gerente del CCA, Rodolfo Pangua, explicó que el reparto y las devoluciones gratis facilitarán la compra por clientes de fuera de la ciudad, a pesar del confinamiento. Pangua señaló que los compradores del entorno de la ciudad suponen una de las "tres patas" del comercio local, junto con el turismo -inexistente con el cierre perimetral- y el consumidor local.

Pancua afronta con "optimismo" el Black Friday, porque espera que los estímulos puestos en marcha por las asociaciones de comercio y por el Ayuntamiento -como los bonos de compra habilitados con motivo de la pandemia y que permiten un ahorro del 20%- atraerán a la demanda. "Mucha gente quiere comprar", afirma el gerente del CCA, que reconoce que el punto de partida es bajo, con una caída de la demanda del 40% respecto a la normalidad con el confinamiento. Aunque duda de que se puedan alcanzar cifras de ventas comparables al año pasado, confía en que la caída sea mínima.

También la Asociación de Comerciantes, Empresarios y Servicios (ACES) de Teruel, que agrupa al comercio del Ensanche y la Fuenfresca, ha puesto en marcha estímulos para que la clientela del Black Friday se quede en la capital. El principal reclamo es el sorteo de 100 euros en compras que se deberán efectuar en establecimientos asociados entre quienes remitan por Whatsapp una foto de sus tiques de compras realizadas entre los días 23 y 28 de noviembre. El ganador se sabrá el próximo 30 de noviembre. La campaña de captación de clientes de ACES revela la apurada situación del sector: "Queremos seguir abiertos. Te necesitamos aquí".

Etiquetas
Comentarios