Despliega el menú
Teruel

teruel

Monreal del Campo reclama a Fomento que acelere la renovación de la travesía de la N-211

El mal estado de la calle, con baches, blandones y grietas, aumenta el ruido que generan los más de 500 camiones que pasan al día, creando molestias a los vecinos.

Como se ve, el firme de la travesía urbana de la N-211 por Monreal del Campo está deteriorado
Como se ve, el firme de la travesía urbana de la N-211 por Monreal del Campo está deteriorado
Jorge Escudero

El Ayuntamiento de Monreal del Campo pide al Ministerio de Fomento que acelere la mejora de la travesía urbana de la carretera Nacional 211. El deterioro de esta vía, plagada de baches, grietas en el firme y blandones, aumenta el ruido que producen los más de 500 camiones que pasan al día, lo que genera molestias a los vecinos.

Las obras de mejora de la travesía de Monreal del Campo forman parte del proyecto de rehabilitación de los 17 kilómetros de la N-211 que van desde la localidad hasta el límite con la vecina provincia de Guadalajara. Los trabajos arrastran un retraso de dos años por problemas en el proceso de licitación y adjudicación y también por los condicionantes que impone las duras condiciones climáticas de la zona en invierno.

Desde el Ministerio de Fomento indicaron este miércoles que la planificación es empezar las obras este mismo mes, si bien, por ahora, las máquinas aún no han llegado. Los trabajos, al parecer, arrancarán en el límite entre las provincias de Teruel y Guadalajara para ir avanzando hacia Monreal del Campo, por lo que estos podrían llegar a la localidad a partir de septiembre.

El alcalde de Monreal del Campo, Carlos Redón, subrayó este miércoles que la mejora de la travesía "es totalmente necesaria". Explicó que el mal estado del firme, con una decena de blandones en un recorrido aproximado de un kilómetro, dificulta el tráfico y ensordece a los vecinos que viven en esta calle, una de las principales del pueblo, que cuenta con 2.500 habitantes. Agregó que su renovación mejoraría "la imagen" de la localidad. "A todos nos beneficiará el arreglo de la carretera, a las personas y a la circulación", destacó el regidor.

Una vecina, María José T., relató que en verano, cuando las casas tienen las ventanas y los balcones abiertos, el ruido por el paso de camiones impide oír la televisión. La mujer explicó que los edificios "vibran" debido a la combinación del tráfico y el agrietamiento del firme. "Hace tiempo que esta travesía debería haber estado arreglada", protestó María José, que aludió también al "peligro" de que "tantísimos camiones circulen por la localidad". A su juicio, "deberían sacar la carretera del pueblo, como se ha hecho en otros muchos lugares".

Otra vecina, Eva E. manifestó que la población de Monreal del Campo lleva tanto tiempo soportando el ruido de los camiones, "que ya lo ha interiorizado". No obstante, opinó, que "cuanto antes arreglen la travesía, mucho mejor".

Un hombre, Manuel M. quiso destacar que, además del deterioro del firme de la travesía, en esta vía debería haber "un mayor control de la velocidad de los vehículos, porque muchos de ellos pasan demasiado rápido". Añadió que en los últimos años el tráfico por la N-211 a través de Monreal del Campo ha crecido mucho y que, por tanto, la travesía "debería presentar un estado de conservación mucho mejor que el actual".

Alcantarillado

La mejora del firme de la travesía urbana de la N-211 en Monreal del Campo deberá ir acompañada de la renovación del sistema de agua y alcantarillado para evitar que, al poco tiempo, haya que abrir de nuevo zanjas para arreglar cualquier desperfecto. Los trabajos de mejora de los servicios urbanos son competencia del Ayuntamiento, pero el alcalde de la localidad, Carlos Redón, ha mostrado su preocupación por los escasos fondos que tienen las arcas municipales para hacer frente a una obra de esta envergadura.

Redón quiere mantener una reunión con el Ministerio de Fomento para analizar qué servicios han de mejorarse y cuál será el coste. Según el alcalde, el presupuesto municipal que queda sin gastar a estas alturas del año podría no ser suficiente para asumir los trabajos por parte del Ayuntamiento.

El primer edil destacó que, en caso de ser necesario, el Ayuntamiento buscará fondos o pedirá ayuda a la Administración. Agregó que el Consistorio no está a tiempo ahora de solicitar subvenciones pues para acceder a la mayoría de ellas el plazo se ha acabado. 

Etiquetas
Comentarios