Despliega el menú
Aragón

día de aragón

Las obras en lista de espera, una a una

Las tres provincias aragonesas siguen pendientes de que las autovías y ejes ferroviarios comprometidos para vertebrar sus territorios dispongan de partidas para acometer las obras. 

La carretera que une Monreal del Campo y Alcolea del Pinar presenta un deplorable estado de conservación.
La carretera que une Monreal del Campo y Alcolea del Pinar presenta un deplorable estado de conservación.
Javier Escriche

Autovías oscenses

La recta final para acercar el Alto Aragón

Han sufrido múltiples retrasos y paralizaciones, pero las obras de las tres autovías diseñadas para unir Navarra y Jaca (A-21), Jaca y Huesca (A-23) y Huesca y Lérida (A-22) han entrado en su recta final. La última de ellas se puso en servicio hace siete años, a falta del tramo pendiente de Huesca a Siétamo, que está finalmente en obras con la previsión de inaugurarse en 2021. También lleva ritmo la A-23, aunque en este caso aún está en redacción el tramo Lanave-Sabiñánigo y se deben licitar las obras de las variantes de Sabiñánigo y Jaca.

Mientras, la A-21 vivirá este año un fuerte empujón con la apertura de los dos tramos entre Jaca y Puente la Reina. No obstante, las máquinas siguen a la espera de poder ejecutar 40 kilómetros desde Lanave hasta Fago.

A-2

La liberalización del peaje como solución al bloqueo

El desdoblamiento de la carretera de Barcelona (N-II) aparece año tras año en los presupuestos del Ministerio de Fomento, pero a estas alturas nadie confía ya en que el tramo pendiente entre Alfajarín y Pina salga realmente a concurso. Con la excusa del impacto sobre la huerta del Ebro, su tramitación administrativa se bloqueó hace años y los políticos confían únicamente en solventar la grave siniestralidad con la liberalización del peaje de la autopista que discurre en paralelo.

La concesión de Abertis vence en tan solo dos años, en 2021, lo que permitiría dar una solución mucho antes a los conductores y por un coste muy reducido: solo habría que acondicionar accesos para hacer permeable el trazado en vez de gastarse 420 millones en desdoblar 91 kilómetros.

Eje pirenaico

Las máquinas llegan este año al congosto de Ventamillo

Otra de las actuaciones más reclamadas en la provincia oscense, el Eje Pirenaico, dará este año un paso decisivo con la adjudicación de los doce kilómetros comprendidos entre el congosto de Ventamillo y Campo. Tras replantearse la intervención por su impacto medioambiental, Fomento está decidido a solventar el cuello de botella que da acceso al valle de Benasque, en el que invertirá 46,3 millones.

Su mejora durará 38 meses, tiempo suficiente para aprobar definitivamente el proyecto del tramo comprendido entre Balupor y Fiscal y sacar a concurso las obras, valoradas en más de 57 millones. Según los redactores del proyecto, la alternativa de trazado elegida, de 12,7 kilómetros y que incluye un túnel de 1.700 metros, podría ser una realidad en el año 2022.

A-14

Partidas ‘intocables’ en la vía rápida del Aragón oriental

Los habitantes del Aragón oriental sufren desde hace años un espejismo presupuestario, el de ver cómo la proyectada autovía que va ‘saltando’ entre Huesca y Lérida para conectar de norte a sur la provincia se pinta en las cuentas estatales sin que avance un milímetro. Como ocurre con otras infraestructuras de la Comunidad, los seis tramos previstos de la A-14 entre Alfarrás y Puente de Montañana, que suman 72 kilómetros, aparecen anualmente en el presupuesto de Fomento con partidas testimoniales que no se llegan a tocar. En los de 2018, prorrogados este año, solo disponen dos tramos, Tamarite-Purroy y Purroy-Benavarre, dotados con 76.440 y 81.950 euros, respectivamente.

Autovía de Logroño

Dos años para acabar con la alta siniestralidad

Los dos tramos pendientes para completar el desdoblamiento de la carretera de Logroño (N-232) avanzan tras superar sus problemas de diseño, que paralizaron las obras durante meses hasta la aprobación del modificado del primer tramo, Figueruelas-Gallur. Salvo que haya contratiempos, la A-68 se abrirá al tráfico antes de que acabe el próximo año, mientras las máquinas aún continuarán trabajando entre Gallur y Mallén hasta 2021, lo que permitirá acabar con uno de los tramos más peligrosos de la red estatal. La inversión en esta actuación ronda los cien millones, coste al que se debe sumar el de los proyectos y de las expropiaciones de terreno necesarias para ejecutar el nuevo trazado desdoblado, de 30 kilómetros.

Autovía de Castellón

Eterna espera para licitar las obras del primer tramo

La legislatura ha acabado con un nuevo incumplimiento, ya que ni el Gobierno de Rajoy ni el de Sánchez han sacado a concurso las obras del único tramo de desdoblamiento de la carretera de Castellón (N-232) que tiene proyecto y partida presupuestaria, los 17,7 kilómetros entre El Burgo y Fuentes de Ebro. Los vecinos y usuarios deberán armarse de paciencia, porque este año no se podrá licitar al haber una prórroga presupuestaria en vigor.

Y lo mismo pasa con la redacción de los seis proyectos en los que se ha dividido el resto de la futura autovía a su paso por Aragón, los 88,5 kilómetros entre Fuentes de Ebro y Valdealgorfa. El visto bueno medioambiental se obtuvo el pasado verano tras una década de trámites, pero habrá que esperar.

Autovía Cuenca-Teruel

Quince años en los presupuestos sin un proyecto licitado

La autovía Cuenca-Teruel es un caso paradigmático de promesa incumplida, ya que aparece desde hace quince años en los Presupuestos Generales del Estado sin que a estas alturas disponga siquiera de un tramo redactado. De hecho, su trazado inicial propuesto fue descartado tras no superar la preceptiva declaración de impacto ambiental en 2018, pero la segunda propuesta duerme el sueño de los justos porque, como ya se apuntó en 2011, es prácticamente imposible dibujar un trazado que no afecte a un espacio protegido.

Por tanto, los turolenses se deben conformar con la mejora de los seis kilómetros de la N-330 entre Teruel y Villastar, pero ni siquiera se cumplen los compromisos políticos. El Gobierno central disponía el año pasado de una partida de dos millones de euros para iniciar las obras en 2018, pero aún ni siquiera hay una fecha para su licitación. Solo la renovación del trazado en Aragón requeriría 150 millones.

A-24

La vía rápida de Daroca a Calatayud cae en el olvido

El expediente para desdoblar los 43,3 kilómetros de la N-234 entre Daroca y Calatayud para conectar los ejes de Madrid y Teruel se remonta a 1999, pero desde hace cinco años cayó en el olvido al desaparecer de los Presupuestos Generales del Estado. La opción elegida del estudio informativo, tal y como publicitó Fomento hace una década, costaría 149,6 millones, aunque los cálculos económicos habría que actualizarlos. Su trazado, por la vega del río Jalón, generó críticas de los ecologistas y de una asociación vecinal.

Autovía Alcolea-Monreal

Eterna espera para licitar las obras del primer tramo

Como ocurre con otras infraestructuras de Aragón, la conversión de la deteriorada N-211 en autovía entre Alcolea del Pinar (Guadalajara) y Monreal del Campo también está bloqueada por el Gobierno al haber caducado los trámites. En este caso, la Declaración de Impacto Ambiental se redactó hace una década para valorar las distintas propuestas de recorrido. La actuación, de 112 kilómetros, necesitaría una inversión de 500 millones.

Cantábrico-Mediterráneo

El compromiso inversor de más calado en Aragón

La conversión del corredor ferroviario Cantábrico-Mediterráneo en un eje de altas prestaciones se anunció hace 15 años, avanza en el País Vasco y Navarra y está en mantillas en Aragón. El estudio informativo entre Zaragoza y Castejón está en redacción, mientras las obras se limitan a una mera puesta al día, valorada en 386 millones, de Zaragoza a Sagunto. Su conversión a altas prestaciones de Zaragoza al Cantábrico requiere 12.871 millones y hacerlo entre Teruel y Sagunto, 4.000.

El Gobierno se ha comprometido a mejorar la línea Zaragoza-Sagunto con una inyección de 386 millones, pero su conversión en un corredor de altas prestaciones  no ha pasado de un estudio informativo que se remonta a hace una década.
El Gobierno se ha comprometido a mejorar la línea Zaragoza-Sagunto con una inyección de 386 millones, pero su conversión en un corredor de altas prestaciones no ha pasado de un estudio informativo que se remonta a hace una década.
Antonio Garcia/Bykofoto

Canfranc

Una renovación prometida y postergada

El Ministerio de Fomento sigue acumulando proyectos para renovar y modernizar el ferrocarril de Huesca a Canfranc y para reabrir el túnel internacional, pero a estas alturas se sigue postergando la programación plurianual de los 75 millones de euros comprometidos para mejorar la vía, en la que solo se ha actuado entre Jaca y Caldearenas. El ADIF tiene previsto ahora encargar más estudios para saber el alcance de los trabajos necesarios en el paso subterráneo.

Grandes hitos

Un salto cualitativo en la red de comunicaciones de Aragón

Pese a la larga lista de infraestructuras pendientes, Aragón ha dado pasos decisivos en poco más de siglo y medio en su red de comunicaciones. Desde que el ferrocarril de vía estrecha se pusiera en servicio entre Zaragoza y Cariñena en 1887, Aragón ha ido sumando hitos viarios y ferroviarios que han permitido, por ejemplo, que el viaje a Madrid y a Barcelona ya no se mida en kilómetros, sino en minutos. Todo un salto para una tierra en la que se matricularon los primeros coches en 1905.

18 de julio de 1928. El rey Alfonso XIII y el presidente de Francia, Gaston Doumerge, inauguraron el túnel internacional de Canfranc, cuya planificación comenzó en 1854.

10 de octubre de 1950. El aeropuerto de Zaragoza estrenó su terminal de viajeros trece años después de entrar en servicio la primera ruta regular, que permitía conectar con Santiago.

10 de noviembre de 1980. Se completan los 620 kilómetros de autopista que comunican Bilbao, Zaragoza y Barcelona, la primera vía rápida con la que contó Aragón.

28 de diciembre de 1991. El exministro Sáenz de Coscuella, en la apertura de uno de los tramos de la autovía de Madrid, un año antes de rematar el primer desdoblamiento de Aragón.

10 de octubre de 2003. Los reyes Juan Carlos y Sofía inauguran el AVE a 200 km/h. El tren tardaría cuatro años en alcanzar los 300 km/h y otro adicional en llegar a Barcelona.

Etiquetas
Comentarios