Despliega el menú
Ocio y Cultura

Estos son los planes que no te puedes perder con niños en la provincia de Teruel

Visita obligada para los aventureros más intrépidos que quieran descubrir el territorio por excelencia de los dinosaurios. La naturaleza es otra de las apuestas de la provincia turolense.

Un visitante de Dinópolis fotografía la reproducción de un Tastavinsaurus y un Baryonyx luchando entre sí.
Un visitante de Dinópolis fotografía la reproducción de un Tastavinsaurus y un Baryonyx luchando entre sí.
Jorge Escudero

La cumbre de la arquitectura mudéjar, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, es Teruel, la ciudad del amor aragonesa. En ese ambiente romántico que se respira en la capital turolense, no impide la proliferación de propuestas familiares para divertir, mientras se descubre el patrimonio, a grandes y a pequeños. Los dinosaurios son el gran reclamo de esta provincia aragonesa pues cuenta con un gran número de recursos paleontológicos a los que muy pocos puedes resistirse. Si viajas a Teruel con niños, estas son algunas de las propuestas que no puedes perderte.

Dinópolis estrena espectáculo
1

Dinópolis

Es el gran emblema del territorio pues supone una de las mayores atracciones turísticas. No es para menos pues descubrimientos tan importantes como el Aragosaurus, el primer dinosaurio español, o el Turiasaurus riodevensis, el más grande de Europa y uno de los mayores del planeta, se hicieron en Teruel. Adentrarse en Dinópolis es hacer un viaje en el tiempo, concretamente, 4.500 millones de años atrás. Un lugar donde conocer la historia de estos seres y la nuestra propia a través de algunos de sus atractivos principales: audiovisuales, un cine en 3D, un museo paleontológico con más de 1.000 piezas, entre las que se encuentras huesos auténticos encontrados en Teruel, esqueletos a tamaño real… El centro principal se encuentra en Teruel capital, que recientemente recibió a su visitante tres millones, pero las localidades de Galve, Peñarroya de Tastavins, Rubielos de Mora, Castellote, Albarracín, Riodeva y Ariño cuentan con otros centros donde completar la visita con exposiciones temáticas. 

Dinospa para niños
2

DinoSpa

Si todavía queda alguna duda de que Teruel es un destino para los amantes de los dinosaurios, esta propuesta lo confirma. Este es el lugar perfecto para que los niños se relajen y se diviertan a la vez, un spa temático sobre dinosaurios que cuenta con toboganes, piscina de bolas. Está pensado para niños a partir de los 5 años y la altura máxima del agua es de 40 centímetros. Los menores de 14 años deben ir acompañados por un adulto. Cada pase tiene un coste de 10 euros por persona, aunque el adulto que acompaña no paga entrada.

Grutas de Cristal, en la localidad turolense de Molinos.
3

Grutas de Cristal 

La localidad de Molinos guarda un tesoro bajo sus montañas: las Grutas de Cristal, una cueva de la que se puede acceder a dos salas: la de los Cristales y la Marina. La visita dura unos 40 minutos y se puede observar gran diversidad de formaciones. Se trata de una de las grutas imprescindibles del Aragón subterráneo.

Buitres en el mulador de Más de Bunyol
4

Observar a las aves en Mas de Bunyol

En la bonita localidad de Valderrobres (hay que aprovechar para visitarla), se puede disfrutar de la experiencia de observar a buitres salvajes. Allí han construido un observatorio hasta donde acudirán todas las aves cuándo les den de comer. Hay visitas todos los días del año.

Museo Minero de Escucha en la mina Calvo Sotelo
5

Museo minero de Escucha

Esta actividad es mucho más que una visita guiada, pues hará que todos los visitantes se sientan auténticos mineros al ir equipados con cascos, linterna y herramientas. Para acceder a esta mina, real y con un tajo de carbón abierto al público, hay que bajar en un tren. Una vez abajo, se puede descubrir cómo se extraía carbón y cómo vivían los mineros.

La asociación animalista Libera! y la Fundación Franz Weber reclaman una ley de protección equina en Galicia.
6

El mundo de los caballos

Una propuesta para conocer la vida y el comportamiento de los caballos es esta actividad, en la localidad de Moscardón. Allí, las familias comienzan buscando a los caballos en el bosque. 

Biescas Aventuras es el mayor parque de aventura en árboles de los Pirineos.
7

Albarracín Aventura

Para los más atrevidos y para tener una visión 'desde las alturas', son varios los lugares en los que se pueden disfrutar de circuitos entre los árboles. En Albarracín, también disponen de seis tirolinas, una de ellas de 130 metros. 

Etiquetas
Comentarios