Despliega el menú
Aragón

Aragón, un país de montañas

Cinco rutas por Albarracín y su entorno para hacer con niños

Esta localidad turolense no solo es uno de los Pueblos Más Bonito de España sino que, fuera de su casco urbano, cuenta también con entretenidas propuestas para pasar una jornada entretenida disfrutando de la naturaleza.

Barranco del Cabrerizo, con sus formaciones de rodeno cubiertas de pinar de pino resinero
Barranco del Cabrerizo, con sus formaciones de rodeno cubiertas de pinar de pino resinero
Prames

Albarracín, miembro del selecto club de Los Pueblos Más Bonitos de España, es siempre un destino perfecto, y lo es para todo tipo de viajeros, para aquellos que acuden a disfrutar de su patrimonio histórico y arqueológico, para los expertos que participan en alguna de sus múltiples citas culturales, y también para las familias. Con sus calles estrechas y sus casas de piedra, con sus soportales y el aire medieval de sus rincones, Albarracín es el escenario idóneo para que los niños dejen escapar su imaginación. Un paseo por el casco antiguo seguro que es para ellos una divertida aventura. Pero hay mucho más que hacer, cualquiera de estos cinco planes que presentamos harán disfrutar a los más pequeños y al resto de la familia.

- Recorrido por la muralla: la ciudad de Albarracín nació protegida en su flanco sur por el río Guadalaviar. Para proteger la parte norte, se construyeron las murallas. El conjunto defensivo cuenta con tres castillos: el principal, el del Andador y la Torre de doña Blanca (la mejor conservada), y dos recintos cerrados por murallas. El segundo recinto era el más inexpugnable y para llegar a sus murallas hay tres caminos, que salen desde las calles del pueblo. El primero nos lleva por la empinada calle del Chorro, al llegar a la fuente, solo nos quedará subir las escaleras. También se puede ir por la calle Subida a las Torres, que arranca desde la iglesia de Santiago. La tercera opción es subir por el Portal de Molina. Un recorrido siguiendo la línea de las murallas ofrecerá estupendas vistas y mucho espacio para la imaginación infantil. Desde el mirador del castillo se ve todo el trazado de la ciudad, con su huella islámica, la montaña y los meandros del río.

- A la ermita del Carmen: situada a 1 km de Albarracín, extramuros de la ciudad, se encuentra la ermita del Carmen, un lugar de gran devoción popular en la localidad que acaba de ser restaurada por la Fundación Santa María de Albarracín. El paseo hasta la ermita ofrece una singular vista de la parte trasera de la localidad, un punto de vista más desconocido, que muestra también una visión integral de su casco histórico. Se puede llegar saliendo por la calle Subida de la Torres, tomando luego el desvío hacia la izquierda.

- Paseo fluvial: la adecuación de una senda y un parque municipal junto al cauce del Guadalaviar, permite recorrer el meandro formado por el río en un sencillo paseo fluvial. La ruta puede comenzarse desde el mismo parque municipal o desde un camino que arranca a mitad de la carretera que sube al centro histórico, antes de llegar a la iglesia de Santa María, o también desde el camino bajo el Portal del Agua. Es un recorrido que discurre por pista, y cuenta con algún tramo con escaleras, puentes colgantes y pasarelas que harán las delicias de los más pequeños. 

- Por los Pinares de Rodeno: a 4 kilómetros de Albarracín se encuentra el Paisaje Protegido de los Pinares de Rodeno. Es un espectacular conjunto rocoso de areniscas de color rojizo, sobre el que se asienta una extensa masa pinar de pino de rodeno, o resinero, con ejemplares que crecen a veces en lugares que parecen imposibles. En los abrigos rocosos cuenta con valiosísimos ejemplos de arte rupestre de tres épocas distintas. Se puede llegar en coche hasta la zona de reserva o realizar esta ruta que proponemos y que sale por el barrio del Arrabal de Santa Bárbara, de donde parte una pista que lleva hasta el barranco del Cabrerizo, donde se pueden apreciar el conjunto de cortados y riscos del barranco, una de las espectaculares vistas que ofrece el Espacio Protegido de los Pinares de Rodeno, especie que puebla el recorrido hasta llegar al área recreativa del Navazo, equipada con zona de picnic y juegos infantiles. Desde allí sale una pista forestal que nos llevará serpenteando por varios abrigos rupestres y de regreso, en ruta circular, de nuevo a Albarracín. En total, 10,2 km y unas cuatro horas de duración.

- El Sabinar de Monterde de Albarracín: desde el arrabal de Santa Bárbara sale también el GR 10 que nos lleva hasta la vecina Monterde de Albarracín por sendero turístico. Se trata de un recorrido señalizado por pista forestal, de 13,5 km y unas 4 h de duración si lo recorremos hasta Monterde, lo que no es necesario para llegar al sabinar pues antes, al llegar al cerro de San Cristobal, tomaremos el desvío del recorrido circular PR-TE 136 o de las Sabinas Centenarias. El recorrido completo es de unos 16 kms y nos llevaría unas 4 h, pero ya en los primeros kilómetros podremos ver masas de sabinas albares, enebros y encinas de buen porte, por lo que podemos emprender el camino de regreso tras este primer tramo sin necesidad de completa la ruta circular. También podemos trasladarnos en vehículo hasta Monterde y dirigirnos desde allí al sabinar, saliendo por la iglesia de la Asunción, cruzando el barranco y tomando el sendero GR 10 hacia Albarracín, hasta llegar al cerro de San Cristóbal.

Más noticias en Unpaisdemontañas.

Etiquetas
Comentarios