Despliega el menú
Teruel

"No queremos viajar en trenes que son pura chatarra"

El portavoz de Teruel Existe denuncia que los conocidos como 'tamagochi' son una avería continua.

Manuel Gimeno, portavoz de Teruel Existe, en la estación de Teruel, donde se registran frecuentes averías de tamagochis.
Manuel Gimeno, portavoz de Teruel Existe, en la estación de Teruel, donde se registran frecuentes averías de tamagochis.
Jorge Escudero

"El viajero no merece, de ninguna manera, estos trenes tan malos, que no reúnen garantías de seguridad". El portavoz de Teruel Existe, Manuel Gimeno, no ocultaba este lunes su enfado por una nueva avería en un tamagochi, la más reciente de una larga lista en los últimos meses y, si nadie lo remedia, la primera de las muchas que vendrán a lo largo del año que empezamos.

"Esos trenes son una avería continua, pura chatarra en la que nadie quiere viajar", denunciaba. Según consideró, 40 años de funcionamiento en un tren cuyo motor consume diésel, como ocurre con los tamagochi, "es una auténtica barbaridad". Tras recordar las múltiples manifestaciones de protesta ciudadanas en los últimos años, afirmó que a la sociedad turolense "no le falta sino esperar un milagro, porque ya hemos hecho de todo". Gimeno cargó también contra el Gobierno aragonés, "que no se implica como lo hacen ejecutivos de otras Comunidades Autónomas".

El portavoz de la plataforma Teruel Existe remarcó que "nos han echado del tren". "Lo usa poca gente porque es viejo, caro, con malos horarios y con poco personal, porque a veces va solo el maquinista, ni siquiera cuenta con el apoyo de un interventor, algo que antes no ocurría", denunció tras tener noticia de la nueva avería ocurrida este lunes y que dejó tirados a dos viajeros.

Un goteo de averías

Desde mayo de 2017, los tamagochi que circulan por Teruel han sufrido al menos 15 averías, una cifra que no incluye otro tipo de incidencias, como quedarse sin combustible, fallos en la calefacción o problemas con las puertas.

Entre las más recientes se encuentra una de las más graves, cuando el 5 de diciembre un tren Zaragoza-Teruel con 40 pasajeros sufrió un incendio en Arañales de Muel. El humo entró en un vagón. Los viajeros resultaron ilesos pero llegaron al destino con dos horas de retraso.

Además, el 17 de octubre un tamagochi vacío se quedó parado en Badules y bloqueó el paso a tres trenes. Trece pasajeros tuvieron que esperar 90 minutos en Villareal de Huerva.

Como ejemplo, cabe también destacar la avería registrada el pasado 20 de junio, cuando 20 pasajeros fueron trasladados a su destino en autobús al no arrancar la locomotora en Teruel.

Etiquetas
Comentarios