Huesca
Suscríbete por 1€

huesca

Camping Selva de Oza, el proyecto de vida de Bruno y Nacho que prospera diez años después

En 2011 ganaron el concurso municipal para la gestión del complejo pero hasta 2017 no pudieron servir la primera cerveza por temas de papeleo y licencias.

Parte del equipo del Camping Selva de Oza.
Parte del equipo del Camping Selva de Oza.
Heraldo

Vivir en plena naturaleza y recuperar el camping en el que habían pasado los mejores veranos de su vida fueron los principales motivos que llevaron a dos amigos, Bruno López y Nacho Tabuenca, a apostar por la reapertura del Camping Selva de Oza, en Hecho. De propiedad municipal, el Ayuntamiento saca a concurso la gestión del complejo cada 30 años pero los primeros encargados no renovaron el contrato y las instalaciones estuvieron cerradas durante dos décadas.

A Bruno, natural del valle, esto le partía el alma. Su abuelo Antonio fue uno de los vecinos que hace 50 años construyeron el camping con sus propias manos. “Él tenía camiones y transportaba los materiales, otros eran albañiles, había un carpintero, un fontanero… Entre todos levantaron esto”, recuerda.

Por eso, verlo cerrado durante tanto tiempo era casi un asunto personal para Bruno, que antes de tomar las riendas de este negocio tenía una tienda en Hecho, donde vive. Su amigo Nacho, un informático natural de Zaragoza, había veraneado siempre en campings del valle y se conocieron siendo niños. “Muchas veces hablábamos de lo bonito que sería poner en marcha esto y él se planteaba subir a vivir aquí. Le atraía la posibilidad de gestionar un camping y yo, que lo había visto en marcha, sabía que el negocio funcionaba bien”, explica Bruno.

Así, varias charlas casuales entre amigos se convirtieron en conversaciones más serias, y Bruno y Nacho hicieron un proyecto y lo presentaron al Ayuntamiento. La idea encajó y en 2011 se les concedió la gestión del Camping Selva de Oza por 30 años. Pero al tratarse de terreno municipal que además está en un parque natural el papeleo, que ya es de por sí farragoso, todavía se complicó más. “Empleamos un largo periodo en conseguir todos los permisos que se necesitaban para abrir y también para realizar las obras de reacondicionamiento. Luego nos pilló la crisis de por medio. Después de todo, pudimos servir la primera cerveza en julio de 2017”, recuerda Bruno.

Desde entonces han pasado casi cinco años y es ahora cuando, reconoce, empiezan a ver la luz. “Llegar hasta aquí no ha sido nada fácil, tras muchos años de suplicio y con un gran esfuerzo tanto a nivel económico como personal a las espaldas. Nosotros dos solo somos la cabeza visible de un proyecto que no habría salido adelante sin el apoyo de nuestras familias”, asegura Bruno. En su caso, el cambio no ha sido tan radical pero para Nacho, apostar por este sueño ha supuesto un antes y un después. Casado y con tres hijos ahora vive en Hecho y se dedica en cuerpo y alma al camping.

En temporada alta, como el verano, la plantilla del camping se eleva hasta las 17 personas, pero Bruno y Nacho siempre están al pie del cañón, cuidando de su negocio y de sus clientes. Para estos, solo tienen buenas palabras, por su actitud, por su respeto a la naturaleza y por el ambiente que, con su espíritu, han creado en el camping. “Son amantes de la montaña y de la naturaleza, personas deportistas y que saben a donde vienen”, explica. Y es que el Camping Selva de Oza no es un complejo de playa, con piscinas y animación infantil, pero tiene el Pirineo a sus pies y ofrece salida directa a rutas de montaña para hacer tanto a pie como en bici.

El perfil de los huéspedes es variado, aunque predomina el visitante nacional y muchas familias pero también personas que van solas haciendo travesía en la montaña. El alojamiento puede ser en habitaciones para dos, cuatro o seis personas, con baño privado. Se pueden reservar por correo electrónico y cuentan con las comodidades de un hotel. Otra opción es la zona de acampada, con parcelas para tiendas de campaña y para autocaravanas. En este caso, no se puede reservar con antelación ya que muchos clientes llegan sin saber cuántos días se van a quedar y casi siempre terminan prolongando su estancia.

Esto hace que prever la ocupación sea complicado ya que a última hora del día se producen nuevas salidas y entradas. Pero en época estival, la previsión no falla: “En verano, la mitad de los días los terminamos con el camping lleno”, asegura Bruno. Estos meses son la temporada alta de un negocio que abre desde Semana Santa hasta el puente del Pilar o el de noviembre, dependiendo del tiempo y de la demanda. “Cuando lo cogimos teníamos la idea de abrir todo el año pero pasado el primer invierno nos dimos cuenta de que no era rentable. Todo lo que ganábamos en verano, se lo comía el invierno”, comenta.

El equipo de trabajo del camping fluctúa en función de esta demanda y suele empezar con 4 ó 5 personas que en verano aumenta hasta las casi 20, entre servicio de limpieza de habitaciones, el bar y la cocina del restaurante. Al frente del mismo está el cocinero Francisco de la Rosa, quien se ocupa de las elaboraciones de un menú del día con productos de la tierra que hace las delicias no solo de los alojados en el camping, sino de cualquiera que quiera subir a comer a propósito. Entre fogones le acompaña Pedro Miguel, un lugareño que se encarga de la elaboración de migas y carne a la brasa, los platos típicos de las bordas del Pirineo y lo que más se demanda en el camping.

A grandes rasgos, la covid-19 ha pasado de puntillas por este lugar de excepción en el Valle de Hecho. “Estos dos años hemos podido trabajar muy bien porque la gente buscaba aire libre y grandes espacios”, asegura Bruno. Por suerte, tener una terraza en una pradera de 200 metros cuadrados es un lujo en tiempos de pandemia. Tras cerrar 2021 con un balance positivo, Bruno, Nacho y todo el equipo del Camping Selva de Oza ya tienen todo preparado para volver a recibir a sus clientes esta Semana Santa. Desde el puente hasta junio, las instalaciones solo estarán abiertas los fines de semana y, a partir de entonces, abrirá todos los días.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión