Huesca
Suscríbete

Huesca pide que el nuevo Plan Hidrológico del Ebro contemple la deuda histórica con los municipios con embalses

En las alegaciones al nuevo documento para la cuenca, la Diputación Provincial reclama un porcentaje de los beneficios hidroeléctricos para los territorios de montaña afectados. 

El embalse de El Grado es uno de los seis que pasan a ser protegidos.
El embalse de El Grado, en la cuenca del río Cinca.
Javier Broto

La Diputación Provincial de Huesca ha planteado, en sus alegaciones al Plan Hidrológico del Ebro, diversas medidas para conseguir saldar la deuda histórica con los municipios y comarcas afectados por centrales hidroeléctricas y embalses, de forma que puedan beneficiarse de los rendimientos de las infraestructuras hidráulicas y reciban una especial consideración. En palabras del presidente, Miguel Gracia, es “una asignatura pendiente que debe resolverse de manera satisfactoria para las entidades locales”. 

La Diputación ha presentado sus alegaciones al tercer ciclo (2021-2027) del Proyecto de Plan Hidrológico de la demarcación hidrográfica del Ebro, en exposición pública hasta finales de diciembre.

Entre las propuestas, la institución alega la necesidad de que los rendimientos derivados de la explotación de las centrales hidroeléctricas o de la reserva de energía (entrega de una parte de la producción al Estado), se destinen preferentemente a la restitución económica y social del territorio que los genera, a través de planes de desarrollo económico y social y necesidades energéticas de abastecimientos de agua. En este sentido apuesta por la participación de las entidades locales afectadas, municipios y comarcas, en la determinación de los proyectos y necesidades a satisfacer. Respecto a los saltos que pasan al Estado al caducar las concesiones actuales, también cree que una parte de los beneficios deberían ir a parar a las “zonas cedentes”.

En este sentido, desde la Diputación de Huesca considera fundamental que se lleve a cabo un inventario actualizado de las infraestructuras hidroeléctricas cuyas concesiones estén caducadas y que se haga efectiva la resolución de los expedientes.

Otra de las sugerencias hace referencia a la posibilidad de que las pequeñas centrales, después de que caduquen sus concesiones, puedan revertir a los municipios donde se ubican en lugar de ser desmanteladas en aras a la rentabilidad o a otros intereses.

En sus alegaciones, la Diputación también plantea una inversión en los regadíos de La Litera Alta, por un importe superior a los 60 millones de euros. Miguel Gracia considera que son “de vital importancia para el desarrollo socioeconómico de La Litera”, de acuerdo con la investigación 'Estudio comparativo de la evolución demográfica de la comarca de La Litera y sus causas' que llevaron a cabo Joan Ganau Casas y Jaume Macià Amorós, de la Universidad de Lérida. Su inclusión, añade Gracia, supondría “un apoyo importante para frenar la pérdida poblacional que afrontan algunos de los municipios de esta comarca”. La propuesta pasa por la financiación al 50% entre el Gobierno de Aragón y la Comunidad de Regantes.

Otras medidas son la creación de un observatorio del cambio climático en la cuenca del Ebro, agilizar los procesos de trámites de autorizaciones, especialmente aquellas que son objeto de servicios básicos prestados por las entidades locales; mejorar el control y seguimiento de las concesiones para tramitar sus caducidades en los plazos establecidos; poner en marcha medidas legales que garanticen servidumbres públicas de los embalses, así como la adopción de un control urbanístico-administrativo por parte de los ayuntamientos para futuras obras sobre dominio público hidráulico.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión