Huesca
Suscríbete por 1€

"Se puede decir que la lotería me trajo de vuelta al pueblo"

Nazaret Sánchez, vecina de Sodeto, agraciada con el Gordo de 2011, hizo las maletas y volvió a su localidad de origen para formar una familia.

Nazaret Sánchez Pons, junto sus hijos, Hugo y Luka, en Sodeto.
Nazaret Sánchez Pons, junto sus hijos, Hugo y Luka, en Sodeto.
Patricia Puértolas

A Nazaret Sánchez, vecina del pueblo de Sodeto, estar entre las agraciadas con el Gordo de la Lotería de 2011 le dio el "empujón" que necesitaba para hacer las maletas y volver al pueblo. Por motivos laborales, residía en la ciudad de Huesca, junto a su pareja, "aunque los dos teníamos muy claro que deseábamos acabar en Sodeto", dice. Y, gracias al premio, pudieron terminar la reforma de su casa y cumplir con su deseo de mudarse. "Se puede decir que la lotería me trajo de vuelta al pueblo", subraya Sánchez, aunque matiza que ese siempre fue su destino. De hecho, su pareja se dedica al sector primario y por lo tanto, "estar cerca del trabajo es ganar en calidad de vida".

El traslado solo fue el primero de los cambios que la pareja ha experimentado en los últimos diez años. A él, el premio le permitió invertir en la compra de nueva maquinaria para realizar su actividad y a ella, le dio tiempo para estar con los dos niños que llegaron, Hugo, que ahora tiene 7 años, y Luka, de 5.

"El dinero te da tranquilidad y en mi caso, me permitió parar de trabajar y dedicarme a mis hijos", explica. Hasta entonces, Nazaret trabajaba en una residencia de mayores. "Los desplazamientos, los turnos,… eran difíciles de compaginar con mi nueva vida, lo que me llevó a plantearme un cambio y apostar por la ganadería", explica.

Y decidió crear su propia explotación de porcino. Aclara que la nueva inversión ya no es fruto de aquel golpe de fortuna. "Ahora, como cualquiera, hemos tenido que recurrir al banco", puntualiza.

No obstante, fue el premio el que les permitió llegar más rápido al lugar donde querían estar, Sodeto, y a la meta que ansiaban, crear una familia y poder disfrutar de sus hijos conciliándolo con su vida laboral. Y no fueron los únicos en lanzarse a esta aventura en el campo. También otras parejas jóvenes han optado por su incorporación al sector primario y por echar raíces en la localidad de Sodeto, donde hoy son más. El mejor golpe de suerte para el medio rural.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión