Huesca
Suscríbete

Los ecologistas apoyan a los ganaderos de Ordesa para prohibir la entrada de perros

Los representantes conservacionistas en el Patronato se suman a la petición del sector para que cambie la normativa del Parque Nacional. 

Ganado vacuno en los pastos del entorno de la Reserva de la Biosfera de Ordesa-Viñamala.
Ganado en los pastos del entorno de la Reserva de la Biosfera de Ordesa-Viñamala.
Gobierno de Aragón

No siempre están de acuerdo, pero el conflicto generado por la presencia de perros en el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido ha hecho coincidir a ganaderos y ecologistas. Los primeros enviaron una carta a la dirección del espacio protegido para solicitar que se prohíba la entrada de mascotas por los continuos incidentes con las reses. Ahora, los representantes de los grupos conservacionistas en el patronato de Ordesa (Ecologistas en Acción y la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos) se adhieren a la petición, que se discutirá en la reunión prevista para el 9 de diciembre. 

"Al igual que los miembros de la Asociación de Ganaderos de Ordesa, manifestamos nuestra preocupación por los daños, las alteraciones y molestias que sobre el ganado producen las mascotas que deambulan sueltas por la irresponsabilidad de sus dueños", señalan las ONG, que se solidarizan con la queja de los ganaderos ante el "alarmante incremento" del fenómeno. Su postura también se ha hecho llegar a la directora del Parque Nacional, Elena Villagrasa.

Los ecologistas recuerdan que el aprovechamiento de pastos por medio de la práctica de ganadería extensiva modeló el paisaje de Ordesa para crear valiosos ecosistemas de pradera y por lo tanto es una práctica tradicional "a proteger". 

Las organizaciones conservacionistas vienen solicitando desde hace años la prohibición de las mascotas por los problemas que ocasionan al coincidir con el ganado y con los perros pastores. Pero este no es el único problema. Hablan del "acoso y estrés producido a la fauna silvestre, los enfrentamientos de los dueños con el personal del Parque, el riesgo de difusión de zoonosis entre la fauna silvestre, conflictos con otros usuarios o incompatibilidad con la normativa del vecino Parque Nacional de los Pirineos, en Francia". 

La preocupación ha aumentado ante sucesos como la estampida ocurrida en la Pradera de Ordesa la pasada primavera, que según recuerdan los ecologistas, no tuvo graves consecuencias para los visitantes gracias "a la habilidad y decisión acertada del personal del Parque confinando a los visitantes en el restaurante de la Pradera". Además, llevar al perro atado, que es lo que exige la norma, no es garantía para evitar conflictos, como demuestra la embestida sufrida por un excursionista el el circo de Soaso, que tuvo que ser evacuado en helicóptero. Para los conservacionistas, resulta "inadmisible" que el ganadero dueño de las vacas haya sido denunciado por el afectado.

Este asunto ya se trató hace un año en el patronato, donde en una ajustada votación se decidió mantener la actual normativa. Esa votación es considerada como "nula" por Ecologistas en Acción y la Fundación del Quebrantahuesos. "La emisión de un voto de abstención por parte de un representante de la administración fue la causa de la nulidad de la misma, ya que no les está permitido abstenerse", señalan. Así lo confirmó un informe emitido el 23 de febrero de 2021 por los Servicios Jurídicos del Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, atendiendo a lo establecido en la legislación vigente. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión