Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

Herido un excursionista al ser embestido por una vaca en el Parque de Ordesa

El suceso se produjo cerca de la Cola de Caballo, donde suelen pastar rebaños. La Guardia Civil de Montaña ha realizado seis rescates el fin de semana.  

La cascada de la Cola de Caballo, el pasado lunes, en el Parque de Ordesa.
La cascada de la Cola de Caballo, el pasado lunes, en el Parque de Ordesa.
Heraldo

Un excursionista ha resultado herido este domingo al ser embestido por una vaca en el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. El suceso se ha producido en torno al mediodía y ha tenido que intervenir la Guardia Civil de Montaña, en concreto el grupo de Boltaña, ayudado por un médico del 061, para atender al lesionado, ya que a consecuencia del golpe tenía dislocada una cadera. La alerta se ha dado a través del 112, que ha movilizado al helicóptero de la Guardia Civil con base en Benasque y a un médico del 061.

El incidente se ha producido cerca de la Cola de Caballo. En el circo de Soaso suele haber ganado pastando en verano y no son insólitos este tipo de percances. Las vacas, cuando tienen terneros, se sientan amenazadas y pueden atacar, sobre todo si hay perros cerca. Por esta zona, la ruta más frecuentada del Parque Nacional, pasan miles de senderistas. 

En este caso el herido, un vecino de Pontevedra de 38 años, llevaba a su perro atado, según todos los testigos, y ni siquiera ladró, pero al parecer habían pasado otros por la zona antes y las vacas estaban en alerta.

En 2019 ocurrió tres veces. En una de ellas un excursionista acabó en el hospital tras ser embestido por una vaca cuando caminaba con un perro por esa zona. El animal debió ladrar o realizar algún movimiento que puso nerviosas a las reses y estas empezaron a patear y a dar golpes al hombre. En 2020 también se produjo algún ataque. 

Esta es una de las razones por las que el Parque se ha planteado prohibir la entrada de perros en el espacio protegido, ya que aunque deben llevarse atados es habitual que muchos vayan sueltos y esto genera conflictos con vacas, con otros perros y con otros propietarios, molestias a la fauna silvestre, acumulación de excrementos en la red de senderos o el posible contagio de enfermedades. Sin embargo, se decidió dejar un margen de un año para hacer un estudio más exhaustivo.

El rescate en la Cola de Caballo ha sido uno de los seis realizados por los grupos de la Guardia Civil de Montaña este fin de semana. En una de las intervenciones, auxiliaron a un padre y su hijo, de 46 y 15 años, vecinos de Alicante, que presentan agotamiento físico, deshidratación y calambres. El menor tenía además una ligera contusión en el tobillo. El aviso se recibió a las 20.00 del sábado a través de la Gendarmería francesa de Pierrafitte, informando de que dos personas se encontraban con problemas para descender desde el collado de Bujaruelo (Torla). El Greim de Boltaña, junto con la Unidad Aérea de la Guardia Civil en Benasque, sobrevoló la zona y localizó a los dos. Tras darles agua y algo de comida fueron trasladados hasta la pradera de Bujaruelo donde tenían estacionado su vehículo. 

Este domingo se ha auxiliado a una zaragozana de 55 años con un tobillo lesionado en la zona del Mirador O Calvé, en Panticosa, que ha sido evacuada a Jaca; y a otra de Alicante de 54 años con una fractura de tobillo en el barranzo el Goro, en Liri (Castejón de Sos), trasladada al hospital de Barbastro. También ha habido que atender a una mujer con la misma lesión en Peña Cancias (Sabiñánigo) y, por último, en la zona del valle de los Sarrios (Ansó), un senderista francés de 68 años se ha caído. Tenía fracturado un brazo y sangraba por la cabeza. Ha sido evacuado al hospital de Jaca en helicóptero. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión